Alex Perry, corresponsal en África

«La mayoría de los buenos fotógrafos que conozco en África ahora trabajan, casi de manera exclusiva, para las agencias humanitarias. Es un tema de recursos: TIME Magazine o cualquier otra publicación ya no puede pagar a los fotógrafos, así que las ONG han visto en ello —y no creo ser cínico cuando lo digo— una oportunidad. Es una manera de no sólo hacer publicidad en pósters y anuncios, sino de tener su mensaje explicado en una historia, de un modo que parece neutral. Y ellos intentan controlar la narración: todos y cada uno de los fotógrafos que conozco que van con las agencias humanitarias son instruidos o guiados. Así que sí, creo que es un gran problema. En el fondo, es un síntoma del hundimiento financiero de la prensa tradicional, pero lo que lo sustituye es algo claramente parcial”.