Alexievich y Alfredo Molano Bravo

San Bartolo. He empezado a leer Voces de Chernóbil, el desgarrador relato de Svetlana Alexievich sobre la estupidez humana. Un libro de obligada lectura en estos tiempos de  absurdos miles y miserias  por todas partes.

La biolorrusa compone en este primer libro suyo traducido al castellano un fresco de verdad polifónico. El estilo Kapuscinski, mejorado, vuelve a sonar fuerte en la pluma de la última premio Nobel.

Lo dije en la mañana a través de mi cuenta en Twitter: “He pensado, leyendo a la Alexievich, en el colombiano Alfredo Molano Bravo, el autor de Del otro lado, el testimonio también en “voces múltiples” de la diáspora que ha producido la violencia de la FARC y el narcopoder  que me recomendara en el Guaviare Pedro Botero.