Alojamiento con estilo
Por Wili Reaño - Proyecto Entre Cuencas 2018

Coco Jamboo Hostel / Santa Cruz de la Sierra

33110436_397050290769777_287861331086802944_n

Adriana nació en Sucre y Stefan en alguna parte del mundo, tal vez en Rumanía o quién sabe a dónde. Cuando lo conocí lo quise saber y se lo pregunté, él se limitó a decir, en un español aprendido a punta de miles de millas recorridas, que ese dato era el menos importante de su biografía, en todo caso que lo considerara un ciudadano del mundo.

Solo eso.

Adriana y Stefan se conocieron y comenzaron a quererse en el Coco Jamboo Hostel de Santa Cruz, Bolivia, un alojamiento para backpackers en las proximidades de esta ciudad horizontal, cosmopolita, que sigue manteniendo en pie un centro histórico interesante, lleno de casonas de otros tiempos y una plaza de armas poblada de palomas y vecinos que andan sin prisa.

3

Adriana era actriz, Stefan simplemente un viajero con diez años de navegación por el planeta.

Ahora cuidan un gato y desde el año pasado son los propietarios del hostel que alguna vez fue el alojamiento que tomaron mientras se dedicaban a lo suyo. Ella a la pedagogía escénica, él a mirar el mundo con ojos críticos y muchas ganas de transformarlo en uno mejor.

En los dominios de Coco

El Coco Jamboo Hostel es un albergue para jóvenes de paso por una ciudad moderna que es también el punto de partida para tomar por asalto Sudamérica. Sus dieciséis camas se acomodan en tres cuartos, una cocina amplia y muy útil para preparar la merienda, un comedor-salón de estar muy cómodo y funcional y una terraza, mil usos -en la azotea-  que utilicé con gusto para las tareas propias de quienes hemos dejado la casa por tiempo indefinido: lavar un poco ropa, hacer ejercicios, tomar sol, leer, fumar un cigarrillo, ver pasar las horas…

Adriana lo tiene claro: la propuesta que está impulsando pretender conjugar la buena localización de su hostel con el trato cordial, sencillo, cercano con sus pasajeros. Para ella y para Stefan lo importante es que el viajero se sienta en casa, disfrute de un desayuno incluido en el precio desde que llegó, qué importa si fue en la mañanita o antes del check in. Y por supuesto, que sea económico, al alcance del bolsillo roto de los caminantes sin fronteras.

Por eso insiste en contarme que el Coco se encuentra muy cerca de dos mercados populares, de la oficina de migraciones y de la estación de buses de Santa Cruz.  Por eso es que me cuenta también que el sueño del hostel que tienen entre sus manos es integral: es decir, la intención es convertir el Coco Jamboo de ahora en una casa cultural, en un espacio para el arte, la buena música, el teatro, la lectura, el descanso. Sin dejar, por cierto, de ser la casita calurosa, sencilla, que todos buscamos después de acumular distancias.

befunky-collage-1

En Santa Cruz de la Sierra

Estuve con ellos tres o cuatro días, trabajando en lo mío y conversando de todo, del país, de la cultura viajera, de los lugares que Santa Cruz tiene para ser felices. Adriana hizo referenia al Parque Nacional Amboró y del valle de Samaipata, las dos joyas de la corona del paisaje cruceño. Y de los tantos rincones no tan bien valorados que esconde la geografía camba: me habló, me hablaron, de Espejillos, del Jardín de las Delicias, del pintoresco pueblito de Cotoca, del Parque Regional Lomas de Arena, del Jardín Botánico de 217 hectáreas que se esconde entre el follaje de la ciudad y de las callecitas que engalanan el centro de Santa Cruz.

Luego me daría cuenta que Santa Cruz, con su terminal de buses y trenes  y su aeropuerto internacional, es el lugar perfecto para iniciar el viaje a la sorprendente Chiquitania y al Pantanal boliviano y al del Brasil.

Hice ese recorrido y no lo voy a olvidar.

Me encantó la propuesta de los Coco Jamboo, por original y estar siendo construida a pulso, con mucho esfuerzo, sin bajar la guardia.

Y, claro, me gustó también la compañía de Coco, el gato que ronronea, se mueve por todas partes y que en las mañanas de mi estancia cruceña miraba y admiraba a sus dueños desde el counter de la recepción. O en la cocina. Linda compañía.

1

Ficha técnica:
Coco Jamboo Hostel
Adriana Ríos Soliz
Dirección: Bolívar 614, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
Teléfono: +591 73985099
cocojamboohostel@gmail.com
Desayuno continental. Atención todo el día, cerca al Museo de Arte Sacro, la Catedral Metropolitana y la Plaza de Armas de Santa Cruz. Internet en todos los espacios del hotel. Parrilla, terraza multifunciones. Sala de estar con TV.

 2

32266754_392454837895989_816539580084781056_n

31958187_391425847998888_2817907040515522560_n

137562159

144423481

33110436_397050290769777_287861331086802944_n

Si quieres que incluya  los datos del servicio que prestas en este destino (o cerca de él) porque es de calidad y toda confianza o quieres que visite tu emprendimiento escríbeme a revista@soloparaviajeros.pe o a conwilireano@gmail.com

.

 

 

La propuesta del Coco Jamboo Hostel conjuga la buena localización del hostel con el trato cordial, sencillo, cercano que tienen sus impulsores con cada uno de sus pasajeros. Para Adriana y Stefan lo importante es que el viajero se sienta en casa, disfrute de un desayuno incluido en el precio desde que llegó, qué importa si fue en la mañanita o antes del check in. Y por supuesto, que sea económico, al alcance del bolsillo roto.