Cadena hotelera Amak echó a andar en el Cusco el estupendo Amak Valle Sagrado

Juan Carlos Castro, enviado especial TURIWEB

Mi opinión

El sábado que pasó tuve la fortuna de acompañar a los amigos de Amak en la inauguración del estupendo hotel que han echado a andar en Huarán, Calca, uno de los rincones más hermosos y con más tradición en el Valle Sagrado de los Incas.

Bajo el influjo y la protección del apu Pitusiray, el Amak Valle Sagrado se convierte en el segundo alojamiento de la cadena que impulsan con éxito Rodrigo de la Guerra, Juan Alvaro Rosell, José Luis Herrera y Enrique Navarro.

La celebración por el lanzamiento sirvió para reunir a los amigos de la marca en el Cusco y para conocer las espaciosas instalaciones del hotel, que por cierto había visitado días antes atendiendo una invitación de sus propietarios. En poner a punto un establecimiento de esta naturaleza, Enrique Navarro, cusqueño hasta los huesos y gerente general de la división hotelera de Amak Perú, es un crack.

Techos, pisos, paredes, jardines, cada rinconcito del hotel al pie del portentoso Urubamba, han sido cuidadosamente acondicionados para que los huéspedes de la cadena vivan una experiencia plagada de autenticidad y confort en el Valle y puedan gozar de las comodidades propias de un alojamiento ecofriendly a tono con las exigencias de la mejor hotelería contemporánea.

Les dejo la nota que preparó el colega Juan Carlos Castro, director de Turiweb, el portal de turismo y viajes que cubrió en exclusivo el evento. Larga vida a los emprendimientos de Amak, una marca peruana que se ha propuesto grandes objetivos para la consolidación del sector hotelero nuestro. Parabienes a sus colaboradores y equipos.

A dos años de abrir su primer hotel en Iquitos, la cadena Amak inauguró el sábado pasado su segundo establecimiento hotelero, esta vez en la región Cusco. Se trata del Amak Valle Sagrado, ubicado en el centro poblado de Huarán, provincia de Calca, en una ruta del Camino Inca entre Pisac y Chinchero.

El hotel cuenta con 23 habitaciones, muchas de ellas con vista al río Vilcanota (río sagrado de los incas), extensas áreas verdes, todos los servicios requeridos por los huéspedes y una exquisita gastronomía, con una propuesta de cocina de autor utilizando los insumos locales.

La ceremonia de inauguración contó con la presencia de los principales directivos de la cadena, los propietarios del inmueble (familia Vellutino) e invitados especiales, nacionales y extranjeros.

Desde Lima llegó un de grupo periodistas de los principales medios de turismo del país, quienes participaron también en las actividades vivenciales que ofrece el hotel a sus huéspedes, como talleres de artesanía y platería en la comunidad de Urco (Asociación de Jóvenes Imperio Urco), agroturismo ecológico y sostenible con Ecohuellas en Calca, entre otras.

Hermosa vista del nuevo Amak Valle Sagrado, Cusco.

En declaraciones a Turiweb, Rodrigo de la Guerra, gerente general de la inmobiliaria Amak 4Rent, dijo que uno de los objetivos de la cadena es abrir nuevas sedes en diversos destinos del país, primero en Iquitos, ahora en Cusco y el próximo proyecto es en la playa Vichayito, en la región Piura.

“En Amak queremos promover el turismo en varias partes del Perú. A mediados del año pasado empezamos a averiguar otros lugares y para nosotros Cusco, particularmente el Valle Sagrado, es el punto del Perú donde más flujo de turistas hay. Además, esto es un complemento importante para cualquier otro destino que quisiéramos tener”, explicó el ejecutivo.

En diciembre de 2018 pasado llegaron a un acuerdo con el empresario Antonio Vellutino, propietario del inmueble hotelero, y en enero de este año tomaron la operación del antiguo Qawana Lodge para convertirlo en el nuevo Amak Valle Sagrado. “Lo que hemos hecho es cambiarle de nombre y darle nuestra personalidad, queremos darle una huella ecológica al lugar”, refirió.

Amak ha invertido alrededor de US$ 200 mil para rehabilitar el hotel y ponerlo cien por ciento operativo bajo los estándares de la marca, con techos y pisos nuevos, habitaciones remodeladas, internet de alta velocidad, entre otros servicios.

“Tenemos 23 habitaciones y nuestra expectativa para este año es lograr un equilibrio económico. Estimamos una ocupabilidad de 30% a 35% para los próximos 12 meses, pero creemos que un lugar como éste debe dar una ocupabilidad de 65% anual. Aumentaremos más habitaciones en la medida que el negocio prospere, tenemos espacio para hacer 20 habitaciones más”, reveló Rodrigo de la Guerra.

Directivos de Amak junto a los propietarios del inmueble, la familia Vellutino.

GASTRONOMÍA Y TARIFAS

Por su parte, Enrique Navarro, gerente general de la división hotelera Amak Perú, destacó lo especial de la oferta gastronómica que ofrece su establecimiento. “Tenemos una gastronomía de alto nivel que va de la mano con la ecología y basada en el respeto de la naturaleza y el consumo solo de insumos locales, concepto conocido como Kilómetro Cero”, afirmó.

“Hemos creado una experiencia diferente, poco convencional en el Valle Sagrado; estamos en un lugar mágico del Camino Inca, rodeado de cerros, apus, al costado del rio Vilcanota. La diferencia de nuestro producto es tener otro nivel de servicio, que no sea tan invasivo con los pasajeros, sino que puedan venir a relajarse un poco más y tener sus espacios”, resaltó.

En ese sentido, Navarro destacó la labor que cumple diariamente cada uno de los miembros de su equipo, entre ellos Karla Lau, gerente de Marketing; Aldo Zuazo, gerente residente del Amak Valle Sagrado; y Jorge Aguilar Duarte, chef corporativo de la cadena.

Cabe señalar que las tarifas rack en el Amak Valle Sagrado van desde US$ 117 por persona (más 18% de IGV y 6% de servicios) en simple o doble standard, precio que incluye noche de alojamiento y desayuno americano. Para mayor información visite: http://www.amakperu.com, correo: reservas@amakperu.com

Vista al Vilcanota, el río sagrado de los incas.
El hotel tiene 23 habitaciones, pero espera sumar otras 20 en los próximos años.
Acogedora habitación del Amak Valle Sagrado.
Acogedora habitación del Amak Valle Sagrado.
Jorge Aguila, chef corporativo de Amak.
Equipo de Amak celebrando la inauguración de su segundo hotel.
Sonríen para la foto los principales ejecutivos de Amak: José Luis Herrera, Juan Alvaro Rossel, Enrique Navarro y Rodrigo de la Guerra.