Caral y Chinchorro, intercambios comerciales en el inicio de los tiempos…

Nota de prensa Zona Arqueológica de Caral

Mi opinión

En Arica, muy cerca al morro, un piquete de obreros que trabajaban en la construcción de un moderno hotel hallaron de manera casuallos cuerpos momificados de unos hombres que vivieron durante los inicios de la cultura Chinchorro, una sociedad de pescadores que habitó el desierto peruano-chileno hace nueve mil años y que hasta entonces había permanecido en el olvido

Los hallazgos de la calle Colón motivaron la paralización de la obra, como se debe proceder en estos casos y la posterior conversión del lugar en un museo de sitio que he tenido la suerte de visitar hace algunos años. Sensacional: la cultura y la historia al servicio de la gente, de la recuperación de un legado de los ancestros que no debe perderse.

Lo anterior viene a colación con la nota que les dejo. Ruth Shady, la estudiosa que supo colocar a Caral en el lugar que le correspondía, viene ultimando detalles para la inauguración de una muestra arqueológica en la ciudad de Ilo que tiene como objetivo relevar la importancia que ha tenido el mar en el desarrollo de la civilización pan andina. Les dejo la nota que nos ha enviado el equipo de prensa de la Zona Arqueológica Caral, la unidad dependiente del Ministerio de Cultura del Perú encargada de la gestión de los restos de la que fuera la ciudad más antigua de nuestro continente.

Valioso trabajo de la Dra, Shady, la notable arqueóloga peruana que acompañamos desde la fundación del Grupo Viajeros en el lejano 2012. Buena semana para todos.

Durante dos meses la población de Ilo – Moquegua, y del sur del país, podrá conocer a la primera civilización de América.

La doctora Ruth Shady, directora de la Zona Arqueológica Caral (ZAC)  y el alcalde de la Municipalidad Provincial de Ilo, Gerardo Carpio,  anunciaron la próxima apertura de la exposición museográfica “Los valores de la civilización Caral, armonía en las relaciones interculturales y con la naturaleza”, en la ciudad de IIo – Moquegua.

La muestra, apta para el público en general, estará abierta desde el lunes 20 de mayo hasta el jueves 18 de julio en la Casa de la Cultura de Ilo”Luis E. Valcárcel”. El horario de visita es de lunes a sábado de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. El ingreso es gratuito.

Durante la su exposición, la doctora Ruth Shady, sostuvo que el trabajo arqueológico no solo busca el desarrollo turístico, también recupera nuestra historia para reflexionar sobre ella y aplicar sus conocimientos en el presente.

“La arqueología no solo es desarrollo turístico, la arqueología recupera la historia para evaluar cómo, durante milenios, se manejó este territorio y sus recursos. El turismo tiene importancia económica, muchos países dependen del turismo, pero lo mas necesario es que conozcamos nuestra historia para reflexionar y ser países desarrollados como lo fuimos en el pasado, fuimos la civilización mas antigua de América”, dijo.

En esta exposición la población del sur del país podrá conocer, valorar e identificarse con la civilización Caral, la más antigua de América, desarrollada hace 5000 años en el valle de Supe – Barranca (3000 a.C. – 1800 a.C.), en simultáneo con las civilizaciones de Mesopotamia y Egipto.

Asimismo, se mostrarán los testimonios de la organización social y política de los habitantes de Caral y los conocimientos que produjeron en ciencia, tecnología y arte. Por ejemplo, podrá verse cómo aplicaron tecnologías sismorresistentes en sus centros urbanos, construidos con piedra, tierra y materiales orgánicos, sobre terrazas eriazas.

Las investigaciones, realizadas durante veinticinco años, han revelado que la civilización Caral se desarrolló en un ambiente de armonía con la naturaleza y otras sociedades. Asimismo, que estableció vías de relación interregional, y a larga distancia, en un marco de beneficio compartido y de respeto a las diferentes costumbres, ideologías e idiomas de las sociedades andinas.

Ruth Shady afirmó abiertamente en 1997 la naturaleza precerámica de la ciudad sagrada de Caral, en Supe,  la primera civilización andina. Foto Agencia Andina

Del puerto de Caral al puerto de Ilo

Así como en el sur del país, desde Ilo hasta Antofagasta (Chile), se desarrolló la cultura Chinchorro (7000 – 1500 a.C.), la cual elaboró herramientas para la agricultura y la pesca, los pobladores de Caral contaron con la ciudad pesquera de Áspero (3000 a.C. 1600 a.C.), donde se han recuperado artes de pesca (anzuelos, redes, flotadores, entre otros objetos) y evidencias que demuestran la importancia fundamental de los recursos marinos para la alimentación y el comercio, actividades que habrían sido heredadas por la cultura Chiribaya (900 – 1400 d.C.), del distrito de Algarrobal – Ilo.

Del mismo modo, resaltar que en la Ciudad Sagrada de Caral se exhumó un niño que recibió un tratamiento funerario tipo “Chinchorro” (el esqueleto fue procesado y recubierto con barro antes de ser enterrado). Todo lo mencionado evidenciaría el intercambio de conocimientos entre los habitantes del centro y del sur del país.

La exposición incluye casi 250 objetos museables, entre ellos esculturas de barro no cocido, que representan a personajes de alta jerarquía, vestimentas, herramientas y otros. Asimismo, infografías, esculturas hiperrealistas, elementos lúdicos e interactivos tecnológicos.

El mar, una fuente inagotable de recursos y relaciones interregionales.

DATOS

La exposición museográfica en Ilo se realiza al conmemorarse los 25 años del inicio de las investigaciones en la Ciudad Sagrada de Caral, y el décimo aniversario de la inscripción de la Ciudad Sagrada de Caral en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Asimismo, por el 49° aniversario de la creación política de la provincia de Ilo y en el 42° aniversario del Día Internacional de los Museos (18 de mayo), fecha conmemorativa establecida por el Consejo Internacional de Museos (ICOM).

La exposición incluye casi 250 objetos museables, entre ellos esculturas de barro no cocido, que representan a personajes de alta jerarquía, vestimentas, herramientas y otros. Foto Zona Arqueológica Caral