Isla Guafo: controversia en Chile por la posible venta de un territorio indígena ancestral y emporio de biodiversidad

Curioso que un hecho de esta naturaleza esté ocurriendo en Chile, un país que en materia de protección marítima es líder en el mundo con más de un millón y medio de hectáreas de su mar casi infinito a buen recaudo. Curioso, además, que la pretendida venta de un bien tan preciado para el pueblo huilliche y emporio de biodiversidad no esté transitando el mismo camino que siguieron el gobierno de la Moneda y los indígenas rapanui de isla de Pascua para establecer en el año 2018 la gigantesca Área Marina y Costera Protegida de Múltiples Usos de Rapa Nui, una reserva marina de 740 mil kilómetros cuadrados que puso a buen recaudo las exageradas pretensiones del extractivismo a toda costa

Isla Guafo se encuentra al suroeste de la isla Grande de Chiloé y es después de ésta la segunda isla con mayor extensión de todo el archipiélago. En el 2019 un colectivo huilliche, en mapudungún, williche, “gente del sur”, una rama del combativo pueblo mapuche, tramitó sin éxito la creación de un Espacio Costero Marino de Pueblos Originarios (ECMPO) para la isla que ha sido puesta en venta por sus actuales propietarios, dos empresarios ligados a la industria del carbón.

Más allá del valor simbólico que tiene para los huilliches chilotas, en la isla y su mar adyacente habitan nutridas colonias de lobos y leones marinos, al menos cinco tipos de cetáceos y diferentes aves como la fardela negra y el pingüino de Magallanes.

Ojalá que la venta que la exclusiva corredora Sothebys Realty anunció en Internet, cuyo precio inicial fue fijado en 20 millones de dólares, no prospere y el territorio insular vuelva a manos de sus propietarios originales para que el Estado chileno le dé a la isla la protección que se merece. El movimiento conservacionista mapocho ha puesto el grito en el cielo, como se debe, no era para menis: los ampara el deseo de la comunidad internacional de proteger lo que nos queda de biodiversidad marina y el ejemplo desinteresado de empresarios nacionales y extranjeros, como el recordado Douglas Tompkins, que utilizaron su patrimonio para poner un granito de arena en la tarea común de salvar la casa de todos.

Leer más

Yuri Hooker: ochenta especies descubiertas y una tarea inconclusa, crear la Reserva Nacional Mar Tropical de Grau.

Casi ochenta especies nuevas para la ciencia en su visor personal y treinta años de sumersiones en los mares del planeta testimonian el trabajo y la pasión de Yuri Hooker, científico peruano y defensor del océano que baña nuestras costas y que por cierto sigue siendo maltratado cotidianamente.

Lo comento ahora que la embajada de los Estados Unidos en Lima nos advierte sobre la presencia de una flota pesquera china, con capacidad de almacenaje de 140,000 toneladas de pota o calamar gigante, a pocas millas del límite marítimo de nuestro país. Qué barbaridad, mientras los que pueden, que son tantos, se banquetean con las riquezas del llamado mar de Grau, los proyectos para crear nuevas áreas protegidas en la porción del océano que nos tocan duermen el sueño de los justos.

Lo vuelvo a mencionar por si ya lo olvidaron: en el 2016, a punto de dejar el encargo ministerial, Manuel Pulgar Vidal comentó para esta plataforma que la aprobación del establecimiento de la Zona Reservada Mar Pacífico Tropical era cuestión de unos pocos días y en el 2018 la ministra Fabiola Muñoz anunció lo mismo. La misma funcionaria, un año después en la inauguración del Pabellón Bicentenario 2021 del Congreso de Áreas Protegidas de Latinoamérica y el Caribe, lanzó otra promesa que sigue en el tintero: el prontísimo establecimiento de la Reserva Nacional Dorsal de Nazca.

Y eso que no digo mucho de las trabazones mil que sigue teniendo el proyecto de creación de la Reserva Marina Cabo Blanco-Banco de Máncora que impulse el conocido empresario turístico Joe Koechlin. Mientras por aquí se cuecen habas, en Chile el establecimiento de un inmenso pool de reservas marinas sigue viento en popa y ha convertido a ese país en pionero de la conservación marina en el planeta.

En fin, no es mi intención aguarles el almuerzo, los dejo con Yuri Hooker, uno de los peruanos que más conoce nuestro mar y sus posibilidades. La entrevista que acaba de dar a Mongabay Latam es muy buena, la suscribo de cabo a rabo #otromundoesposible

Leer más

Pava aliblanca: el regreso de una ave emblemática que se creyó extinta por 100 años

Uno de los proyectos más notables de rewilding –o reintroducción de especies silvestres- en nuestro país es el que se empezó a ejecutar en Chaparrí, la primera área de conservación privada en el Perú, luego de los resonantes éxitos reproductivos de la pava aliblanca en el recordado Zoocriadero Bárbara D’Achille, el centro de investigación que fundó en Olmos, departamento de Lambayeque, el empresario agrario Gustavo del Solar, el mismo que fuera dirigido con éxito por Fernando Angulo, el líder de CORBIDI y amigo de toda la vida.

A ambos, dicho sea de paso, los conocí allí, venciendo obstáculos propios de gesta tan singular y acopiando convicciones que veinte años después, con seguridad en el caso de Fernando, el buen Gustavo nos abandonó pronto, siguen vigentes. En un artículo auroral escrito para la revista Viajeros, Angulo comenta que “la reintroducción de individuos reproductivos en cautiverio al hábitat silvestre es una herramienta común usada para el rescate de especies en peligro de extinción”. Y claro que tenía razón: como lo menciona Talía Lostaunau, otra exalumna como él de la Universidad Nacional Agraria, el proceso de reintroducción de la emblemática pava aliblanca lambayecana ha sido tan exitoso que cuarenta años después de iniciado el esfuerzo por salvarla de la extinción, la especie dejó de ser considerada en Peligro crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y sus individuos en estado natural, 400 según la nota de Talía que publica Mongabay Latam , se desplazan a sus anchas por los bosques secos de Lambayeque y Cajamarca. Fabuloso.

No digo más, la historia del redescubrimiento en 1977 de la hasta entonces enigmática pava y los éxitos de su recuperación poblacional los pueden conocer en la siguiente nota. Alas y buen viento para todos (es especial para las especies de nuestra amenazada avifauna local).

Leer más

Redescubriendo Tingo María, un sendero por la paz en la Amazonía

Me encantan estas proezas de la imaginación, el buen sentir y la osadía. Me encanta que el mundo, sobre todo el mundo rural, se llene de ilusiones como las que están enhebrando en Tingo María, muy cerca a la Laguna de los Milagros, los comunicadores sociales Isabel Guerra, peruana y Jose Enrique Molina, catalán. Como lo comenta la nota que les paso, tomada del portal de placeOk, estos tercos soñadores decidieron sentar raíces en las proximidades de Aucayacu, una localidad otrora sinónimo de narcotráfico y violencia exasperada, para restaurar un bosque y soñar con tiempos mejores, que de hecho van a volver, tienen que volver.

Como ellos, otros, y espero que muchísimos creyentes más, se están llenando de entusiasmo para poblar, como plántulas que se resisten al hastío, el bosque de Gaia con nuevos bosques, con mejores ideas, con ganas de sacarle la mugre al despropósito y la manía (tan estúpidamente humana) de destruirlo todo. Muchas luces y buenas alas al Refugio Selvático Fundo El Aventurero y a su inspirador proyecto Senderos por la Paz. Con más lucecitas como las suyas en el firmamento #otromundoesposible, de verdad.

Leer más

Hoy es el Día Mundial de las Aves Playeras, un homenaje de Ladera Sur

Hoy se celebra el #DíaMundialdelasAvesPlayeras, para los que amamos la naturaleza y sus sorprendentes criaturas, esas aladas compañeras de viaje, de magallánicos, la mayoría de ellas, recorridos. Para celebrarlo qué mejor que refrescar datos y conocer data actualizada de las playeras que atiborran nuestro litoral de la mano de este bellísimo reportaje de Paula Díaz que acaba de publicar Ladera Sur, la plataforma outdoor chilena. Se los dejo, celebremos todo el año la fiesta de las aves de nuestro malherido plantea. Con ellas #otromundoesposible

Leer más

Vuelve Santiago Wild, el primer festival de cine de vida salvaje y medioambiente de Chile

Lo he dicho antes: soy hincha de Ladera Sur, la plataforma outdoor que impulsan desde Santiago de Chile un grupo de montañistas y defensores de ese planeta que seguimos soñando. Suelo visitar su sitio en Internet para estar enterado de lo que ocurre al sur del continente y recibir el viento que sopla en sus ventisqueros y paisajes imprescindibles. Ladera Sur, pese al aislamiento social en el que estamos y el derrumbe también planetario de tantas ilusiones, viene organizando el primer festival de vida salvaje y medioambiente de Chile, evento al que han acordado denominar con absoluta franqueza: Santiago Wild.

Notable y singular esfuerzo periodístico por seguir agrupando a la gente detrás de la vida al aire libre y el disfrute de la naturaleza. El Santiago Wild, online y totalmente gratis, se va a llevar a cabo el 23, 24 y 25 de setiembre. Desde el 8 del próximo mes los interesados podrán inscribirse llenando un formulario en la web de Ladera Sur. Y aunque ese día se dará a conocer el programa final del festival, los organizadores han adelantado que entre los documentales que se exhibirán en el evento están confirmados “Triángulo de pumas”, “Humboldt, explorador épico”, “Migraciones épicas” y “Tierra de jaguares”.

Les alcanzo la nota que está circulando en el ciberespacio sobre la iniciativa. Felicitaciones a los involucrados y un abrazo fraterno desde el otro lado de la misma cordillera.

Leer más

Ya está en línea “Voces en la carretera”, el documental que advierte sobre la destrucción del Manu

La carretera de la que se habla en el documental “Voces de la carretera”, mejor dicho, el engendro vial que el film que se acaba de subir a la red para que sea de dominio público intenta comprender, se empezó a construir en el 2015 durante la gestión del ex gobernador regional de Madre de Dios Luis Otzuka y a pesar de las voces en contra de conservacionistas, los informes desfavorables del Ministerio de Cultura y el Sernanp y la oposición del presidente Humala y su premier Pedro Cateriano, ha seguido trazándose. Impresionante.

Como lo dijo en su oportunidad el abogado ambientalista Carlos Soria, a propósito de otra carretera a la fuerza, la que el sacerdote de Puerto Esperanza, en la región Ucayali, y allegados empezaron a construir, manu militari, en el Purús dizque para acercar a la capital provincial a los polos de desarrollo “cercanos” y acabar de esta manera con la pobreza de la gente, “no dan garantías, ni tienen mecanismos de control, no sancionan el incumplimiento. Más aún, proponen hacer conexiones multimodales en zonas donde el talador y el minero ilegal son reyes. Yo creo que no sirven para nada. Solo da la excusa al GORE, a las municipalidades provinciales y eventualmente a un gobierno nacional para apoyar las trocha ilegales que ya existen en la zona”.

Impresionante. No digo más, mi posición al respecto la pueden encontrar en el tag Carreteras de este portal. Les dejo el video para que lo vean y lo puedan comentar. Detener la sinrazón terrícola en la exangüe Amazonía es tarea de todos los días.

Leer más

 Argentina: turismo rural y rewilding en los Esteros de Iberá

Les dejo por aquí una versión más completa del reportaje que publiqué hace un par de días en la agencia Mongabay Latam y que he reproducido también en la sección que mantengo en la plataforma La Mula. En el Parque Nacional Esteros de Iberá, en la provincia argentina de Corrientes, se viene ejecutando un ambicioso proyecto de reintroducción de especies o rewilding que tiene como protagonistas a una ONG vinculada a Tompkins Conservation y a un pool numeroso de organizaciones públicas y privadas de dicho país.

Conversé largo con los involucrados en una de las experiencias de conservación más ambiciosas que conozco en este rincón de nuestro continente. Gracias a las pesquisas telefónicas que pude hacer en estos tiempos de estrecheces para movilizarse tuve el honor de conocer a un selecto grupo de defensores del planeta a los que agradezco por tanta terquedad en el esfuerzo e inspiración: Carolyn McCarthy, Marisi López, Sebastián Di Martino, Sonia Heinonen, Omar Rojas y el senador provincial Sergio Flinta, entre otros. Saludos y agradecimientos a todos ellos.

Leer más

Aves migratorias: trece países se unen para proteger sus viajes por América

Ayer, después de varios meses de obligada ausencia, volví a los Pantanos de Villa para avistar emplumados. Maravilloso. En la laguna artificial, mi paraíso particular desde hace tantos años, la actividad aviar a media tarde sí que estuvo frenética: a la larga presencia de la compacta colonia de flamencos que llegó al humedal chorrillano semanas antes de iniciarse el confinamiento se sumaron cigüeñuelas, rayadores, garzas blancas y azules, gaviotas, gaviotines, patos alabancos y bermejos, zambullidores, guanayes y mucho más, de todo como en botica…

Cuando tengan tiempo, si viven en Lima o están de pasadita por esta ciudad -a veces- sorprendente, no dejen de visitar este sector de los Pantanos de Villa, es una perla, un museo vivo de avifauna marino-costera.

Me dio mucho gusto, debo decirlo también, encontrar voluntarios impidiendo el ingreso de perros, caballos y cuatro por cuatro a la zona de anidamiento de ostreros. Y que un grupo numeroso de personas, la mayoría niños con sus padres, hubiera elegido este paisaje para pasar el domingo atisbando aves y aprendiendo a querer al planeta agónico –y único- que habitamos.

Les dejo esta simpática nota que da cuenta de los esfuerzos de trece estados americanos, uno de ellos el Perú, por proteger el tránsito de las aves migratorias que nos premian desde siempre con su extraordinaria e inspiradora presencia. Buena semana para todos.

Leer más

Buenas noticias desde el Alto Mayo: ronderos y pobladores locales protegen el Gran Mirador de Juningue

Debo admitirlo: mantengo una conexión especial con la región San Martín y el trabajo de sus defensores ambientales más notables, que son muchísimos y no han dejado de dar batalla, tercos como son, durante los más de veinticinco años que recorro sus bosques y quebradas repletas de nubes y bellezas incontrastables.

Hago memoria. De la mano, primero, del inolvidable Cacique de Kanchiscucha, Carlos González Henríquez, fundador del turismo en ese oriente del Perú tan próspero y tantas veces olvidado y después en compañía de Walter Silvera, fundador de la revista Viajeros y enamorado de su gente, me he ido introduciendo de a poquitos en sus rincones más hermosos: Ahuashiyacu y Huacamayllo, Chazuta, San Roque de Cumbaza, Cordillera Escalera, Lamas, Cordillera Azul, el Sauce, Lago Lindo, el río Huallaga, Chambira, Juanjuicillo, las comunidades quechualamistas, Solo, Macedo, San Miguel de Mayo, Cacatachi, Cuñumbuque…

Tremenda navegación…

Túpac Amaru, Achinamisa, Ancashyacu de Achinamisa, pongo de Aguirre, Bellavista, Selvandina, Plataforma, El Challual, Las Palmas, muchísimos paisajes más.

Tarapoto fue mi base de operaciones por buen tiempo. De esos primeros escarseos, atesoro amigos inolvidables: César Rengifo y la gente de Cedisa, Rina Rubio, César Reátegui y familia, Yolanda Rojas, el recordado Mario de Col y Antonieta, su esposa. Casualmente fue en esa ciudad, en el célebre local del Stonewasi, donde conocí a una jovencísima Karina Pinasco, de vuelta en la región que la vio nacer y convencida como hasta ahora de la riqueza natural y cultural que estamos en la obligación de conservar. Con ella y con Miguel Tang, otro miliciano de la conservación y después con la infatigable Norith López me aventuré a descubrir el resto del departamento: los ríos Avisado, Tioyacu y Serranoyacu, el fabuloso Alto Mayo y su Bosque de Protección, Moyobamba, el morro de Calzada, la quebrada Misquiyaquillo y sus orquídeas y aves de mil colores, Tingana, Shampuyacu, Aguas Verdes, Rioja, San José de Sisa, Soritor, Jepelacio, Gera…

En fin, cientos de millas recorridas, incontables bosques admirados, valiosos, valiosísimos amigos en el recuerdo y en la continuidad del camino. Maravillosa región. Por eso es que este fin de semana de tantas muertes en la Amazonía que se enfrenta al Covid-19, me llena de esperanza la noticia que acabo de recoger de mi bandeja de correos: en Moyobamba, la perla del Alto Mayo, la ronda campesina del caserío de Juningue acaba de convertir los cerros y miradores de su jurisdicción en una Concesión de Conservación que se suma a la extensa Red de Conservación Voluntaria y Comunal de un departamento que sigue dando pelea a la deforestación y sus pandemias asociadas.

Inspirador, ¿no? Qué esfuerzo tan extraordinario de las personas e instituciones detrás de esta conquista ciudadana, cuánta batalla la de Karina Pinasco y los técnicos de AMPA, Amazónicos por la Amazonía, la ONG que suele ser vilipendiada por los enemigos del desarrollo sostenible en la región: en ellos he pensado toda la mañana, sonriendo al imaginar las risotadas de Olmedo, el hombre de pocas -o muchas- luces de esos malecones moyobambinos que fue inmortalizado en una estatua en el mirador de Tahuishco. El loco del barrio debe estar, calato como siempre, bañándose de alegría al constatar que sus vecinos de acullá dieron en el clavo: la tierra, que es de todos, debe ser cuidada y festejada siempre, cada día, pase lo que pase.

Congratulaciones y agradecimientos, compas del Alto Mayo y la región San Martín, #otromundoesposible, sí. Prometo visitar pronto sus pagos para seguir creciendo…

Leer más

Cuando muere un anciano o anciana en las comunidades indígenas, un texto de Carlos Rodríguez, Fundación Tropenbos, Colombia

En el 2014, en Colombia, grabando con los Camino Films un especial sobre infraestructuras viales y minería aurífera en los llanos amazónicos, me reuní con un grupo de sabedores indígenas de las provincias de Putumayo, Amazonas y Caquetá que habían llegado a Bogotá para enhebrar con los funcionarios de Fundación Tropenbos la cartografía indígena necesaria para activar los planes de vida elaborados desde las comunidades indígenas de la floresta colombiana.

Para los pueblos amazónicos el territorio, eso lo entendí después de escuchar al biólogo Carlos Rodríguez, el autor de la nota que les dejo sobre la importancia de los ancianos y ancianas en ese mundo-otro, se llega a conocer a partir de un recorrido mental que solo los conocedores, curtidos en el arte del chamanismo, ancianos por lo general, han heredado de los mayores. En ese momento Tropenbos Colombia trabajaba con sabios indígenas de las provincias de Caquetá, Amazonas y Putumayo un ambicioso programa que buscaba mapear, desde la lógica de los propios pobladores originarios, uno de ellos Uldarico Matapí, el significado tradicional del territorio que ocupaban las comunidades nativas del oriente del país. Cartografiar el territorio resulta trascendental para fortalecer los saberes tradicionales y las maneras de conservarlo para que sus hijos puedan utilizarlos como herramienta de diálogo con occidente.

La comisión periodística de la que les hablo cambió radicalmente la visión que tenía de los pueblos que habitan el bioma amazónico y me volvió militante de la lucha por conservar la cultura que se forjó en sus bosques. Como dice el mismo Rodríguez, facilitador del encuentro que tuve con los sabios colombianos, recuerdo a dos más: Vicente Hernández, mambe del Caquetá y Eduardo Paqui, chamán de la provincia de Amazonas, cuando muere un anciano o anciana se pierde inexorablemente una biblioteca construida durante varias generaciones desde la oralidad y la magia, de allí la importancia, en tiempos del Covid-19 y las otras pandemias que agobian la Amazonía, de protegerlos, de evitar que la muerte se aposente en los territorios indígenas.

Los hombres y mujeres de las comunidades nativas de la cuenca amazónica vuelven a hacer frente a una nueva catástrofe sanitaria y los gobiernos nacionales, expertos en errar cuando se trata de atender emergencias como la que soportamos, han vuelto a darles la espalda. Es terrible, pero es así; a poco de llegar a los cien días de confinamiento obligado el drama amazónico parece no tener fin y pese a las promesas de los altos funcionarios del Ejecutivo la inacción vuelve a ser la constante.

Les dejo este texto que publicó El Espectador de Bogotá hace unos días: tenemos que seguir haciendo esfuerzos para que evitar que la muerte en la cuenca amazónica se lleve tan fácilmente a los ancianos y ancianas que guardan el saber acumulado de un territorio indispensable para sanar el planeta agónico que habitamos.

Leer más

Organizaciones indígenas de la Amazonía peruana exigen al gobierno urgente moratoria forestal en sus territorios

A fines de abril, producida la primera muerte de un poblador nativo en Pucallpa, Ucayali, circulamos en esta plataforma un pronunciamiento firmado por un grupo significativo de dirigentes indígenas de la Amazonía peruana y personalidades ligadas al desarrollo de la región, en el que se exigía al gobierno central audacia y celeridad para enfrentar los problemas derivados de la pandemia que viene afrontando el país y la humanidad en su conjunto. Para entonces, 27 de abril, las organizaciones representativas de los pueblos indígenas ya eran conscientes del incremento de la presencia y actividad de “mineros ilegales, taladores ilegales y narcotraficantes” en sus territorios, situación que por cierto no solo ponía en riesgo los recursos del bosque sino que afectaba directamente la salud de las poblaciones locales.

Los firmantes hacían un llamado al gobierno para que se tomen las decisiones que la emergencia requería y en estrecha coordinación con las propias federaciones indígenas, las organizaciones de base que conocen mejor que nadie la problemática amazónica. Ya el antropólogo Alberto Chirif ha comentado lo errático de las disposiciones emitidas por el Ejecutivo en relación a la pandemia en curso. Hablo del DL 1498 impulsado por el Ministerio de Cultura –la dependencia que ahijó al famoso Richard Swing- que le encarga, entre otras cosas, a la PNP y al ejército el control de las carreteras fluviales y el ingreso a las comunidades, cuando son estas, sus hijas e hijos, las que podrían hacerlo muchísimo mejor si es que el Estado creyera de verdad en las organizaciones populares.

Chirif agrega en el comentario a la norma mencionada, que pueden encontrarlo en la plataforma Servindi, que cuando las leyes (o para el caso, las decisiones) se demoran en convertirse en hechos concretos, no sirven para atender una emergencia tan grave como la del bendito Covid-19: “Imaginemos que pasaría con un retraso semejante, o incluso menor, por parte de los bomberos que deben combatir un incendio. Y vale la comparación del incendio con la pandemia, porque ambos, cuanto más tiempo transcurre, más se fortalecen y son más difíciles de dominar”.

Igual sucede con la pandemia del extractivismo ilegal que se ha hecho fuerte en la Amazonía en estos días de emergencia sanitaria y descontrol estatal. Si no paramos sus efectos de una vez el desborde va a ser fatal. De allí la pertinencia de la moratoria forestal que está exigiendo AIDESEP, la máxima organización indígena de la Amazonía peruana.

En carta que se ha hecho llegar al presidente de la República, los máximos dirigentes de la organización indígena le exigen al gobierno suspender la actividad maderera en el territorio amazónico y combatir la ilegalidad forestal, una actividad criminal que destruye bosques y pone en peligro la salud de los habitantes de la porción de la cuenca que nos corresponde. Para AIDESEP si es que no se actúa con energía y de manera inmediata la destrucción de lo poco que nos queda de naturaleza viva será inminente.

Los firmantes del pronunciamiento que les dejo manifiestan también su preocupación por la utilización que se hace sistemáticamente de los territorios indígenas para acometer obras de infraestructura vial y energética de dudoso provecho así como actividades agrícolas que atentan contra la madre tierra amazónica.

Espero que esta vez el poder Ejecutivo -luego del mea culpa presidencial de ayer en cadena nacional en relación al mal manejo de la crisis en la Amazonía peruana- tome las medidas que corresponden y se decrete una moratoria forestal que cierre los caminos ilegales de una actividad para nada consecuente con la nueva normalidad de la que tanto se habla. Hoy cinco de junio, día triste para los que tenemos clavado en el corazón y en el alma el crimen de Bagua, el presidente Vizcarra tiene una oportunidad para enmendar en algo el consuetudinario olvido de un Estado cómplice de la invisibilidad de los indígenas que viven en sus bosques y poblaciones citadinas de la Amazonía nuestra.

Leer más

Se incrementa caza ilegal de vicuñas en Pampa Galeras y otras zonas de reproducción

El manejo de las poblaciones de vicuñas en la altiplanicie peruana, en especial en los territorios donde se estableció en 1967 la Reserva Nacional Pampa Galeras, en la actualidad Reserva Nacional Pampa Galeras-Bárbara D’Achille (RNPGBA), es una contribución de nuestro país al mundo entero. No lo digo yo, lo han venido afirmado instituciones de prestigio intachable como World Wildlife Fund (WWF) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Y, por cierto, también personalidades de la talla de Marc Jean Dourojeanni, uno de los protagonistas, junto con el recordado Antonio Brack Egg, de la recuperación de una especie que hacia mediados de la década de los años 60 daba signos evidentes de un imparable descenso poblacional.

La historia de esta gesta ha sido narrada, con evidentes toques personales, por Dourojeanni en su monumental “Crónica Forestal del Perú”, un libro fundamental para entender el devenir del conservacionismo nuestro tan lleno de épicas como ésta –o como la que supuso el manejo que se hizo a inicios del siglo pasado de las poblaciones de aves guaneras de nuestro extenso litoral- que no son del todo conocidas por los interesados en la materia.

Dourojeanni en el compendio que menciono relata los esfuerzos emprendidos por el Estado peruano, por lo menos desde 1965 , por salvar a la emblemática vicuña de la extinción, intención apoyada por la cooperación técnica alemana que derivó, años después, en la creación del Proyecto Especial de Utilización Racional de la Vicuña (PEURV), organismo dirigido desde 1978 por Antonio Brack Egg. Dicha oficina, adscrita al Ministerio de Agricultura, fue la que dispuso las medidas de manejo que enfurecieron a Felipe Benavides Barreda, el recordado creador del Parque de las Leyendas, entonces la figura más señera del conservacionismo peruano.

El affaire Vicuña, así lo llama Marc, enfrentó a los jóvenes ambientalistas –el propio Dourojeanni, Brack y al recordado Carlos Ponce del Prado- con los defensores de la vida animal y ese parquismo inicial que entendía a las áreas naturales protegidas que empezaban a establecerse como reservas faunísticas intocables. Los burócratas a cargo de la recuperación de la especie, muchos de ellos molineros, es decir egresados o profesores de la UNALM, habían propuesto, amparados en informes de los cooperantes alemanes, una saca selectiva de vicuñas de Pampa Galeras con el propósito de regular sus poblaciones y generar recursos económicos para las comudidades locales. La medida disgustó a Benavides que se enfrentó a los técnicos a cargo del proyecto, en especial con Antonio Brack, durante largos años.

Campañas periodísticas de grueso calibre y juicios que se prolongaron interminablemente involucraron a los aludidos. Al final, miles de artículos y reportajes trelevisivos de por medio, la razón estuvo del lado de los funcionarios reclutados por el gobierno militar y las poblaciones de vicuñas de Pampa Galeras y zonas aledañas fueron creciendo, a pesar de la arremetida senderista en los ahora lejanos ochenta y noventa, hasta alcanzar los volúmenes que se mencionan en la estupenda crónica de Talía Lostaunau, también molinera, que acaba de publicar Mongabay Latam

Hay que evitar el “vicuñicidio” que se está produciendo en la RNPGBA y hacerlo pronto. Mientras los campesinos de las comunidades donde viven estos camélidos sudamericanos acatan el aislamiento social dispuesto por el gobierno, los cazadores ilegales actúan a sus anchas, esa es la triste realidad en todas partes. Hay que pararla, ya…

Leer más

Reintroducción de ñandúes en la Patagonia chilena: Tompkins Conservation a la vanguardia del rewilding

Sigo con atención el trabajo de rewilding o asilvestramiento que viene realizando Tompkins Conservation en la Patagonia y en la región del Chaco, bastante más al norte de su zona de intervención inicial. El esfuerzo de los equipos que ha convocado Kris Tompkins para perpetuar el legado de su esposo, el filántropo Douglas Tompkins y el suyo propio es inspirador en estos tiempos de tantos desánimos y poco que mostrar en materia de cuidado natural.

Sus programas de conservación y monitoreo de poblaciones de huemules (o tarucas), pumas, cóndores y ñandúes en el Parque Nacional Patagonia, en Chile, merecen ser estudiados en el Perú para replicarlos en zonas donde la urgencia es perentoria. Pienso en los suris, los ñandúes que todavía nos quedan en Moquegua, Tacna y Puno. Según el censo del 2016 en esos tres departamentos se reportaron solo 350 individuos de Rhea pennata, el nombre científico de la especie altiplánica.

En la región de Aysén, Tompkins Conservation ha logrado reintroducir más de 35 ñandúes de Magallanes (Pterocnemia pennata pennata), una de las dos especies que habitan Chile, en un área que durante muchos años venía siendo utilizada como estancia ganadera. Les dejo una nota sobre este sobrecogedor esfuerzo de sanar lo que destruimos. Mañana, domingo, vamos a subir un largo reportaje sobre los trabajos de los Tompkins al sur del continente. Buen fin de semana.

Leer más

Los polvos de la Condesa. La quina, un legado del mundo andino para la humanidad

Vuelvo y vuelvo a los trabajos científicos e historiográficos de José María Fernández Díaz-Formentí, Chema Formentí, el médico asturiano que más ama el mundo andino-amazónico y la historia del Perú, un país que aprendió a querer y admirar de adolescente, cuando le tocó participar en la final de uno de los programas de concursos más sintonizados de los años setenta: “Lo que vale el saber”. ¿Lo recuerdan o acaso han escuchado hablar de ese magazine cultural conducido por Pablo de Madalengoitia, fundador de la TV peruana? Bueno, Chema acaba de subir a su muy interesante blog (https://formentinatura.wordpress.com/) este enjundioso artículo sobre la quina (Cinchona officinalis), una planta medicinal utilizada en el mundo andino –por no decir el Perú- desde tiempos inmemoriales que puesta en valor durante la colonia se encargó de dar lucha sin cuartel contra el paludismo, un mal que diezmaba a los súbditos del rey español por esta parte del mundo.

La historia de la quina o chinchona que cuenta el asturiano es notable, se las estoy dejando para que la disfruten. Notable también es la importancia de la planta milagrosa en estos tiempos del COVID-19: el uso de un familiar de la molécula de quinina, la hidroxicloroquina, cuenta Chema, ha proporcionado un rayo de esperanza en el tratamiento de la enfermedad”.

No les cuento más, los dejó con mi dilecto amigo Chema Formentí y la historia del polvo de la Condesa. Buenas tardes para todos.

Leer más

Campaña peruana de protección de olas es finalista en Premios Latinoamérica Verde

No se detienen, los impulsores del movimiento ciudadano HAZla por tu Ola, no tienen cuando parar, felizmente. A los éxitos de la temporada pasada –ay, qué lejos estás año 2019- se suma la reciente inclusión de su campaña emblemática, la protección de las rompientes más importantes de nuestro litoral, entre las finalistas de los Premios Latinoamérica Verde, el prestigioso concurso continental que reconoce el esfuerzo de los mejores proyectos sociales y ambientales de nuestra región.

Felicitaciones a todos los equipos de HAZla por tu Ola, en especial a Carolina Butrich, la coordinadora de la iniciativa, y a Bruno Monteferri, el responsable detrás de bastidores del colectivo Conservamos por Naturaleza, la casa matriz, por llamarla de alguna manera, de tantas campañas ciudadanas exitosas. Reforestamos por Naturaleza, otro de los hijos de CxN fue seleccionada entre los 500 mejores proyectos en Latinoamérica en el mismo certamen. Fabuloso.

Leer más

La huella que dejamos cuenta. Un artículo de Gabriel Herrera

Estamos en la obligación de salir de la crisis del COVID-19 más conscientes de la precariedad de la supervivencia de nuestra especie en este planeta disminuido y más finito que nunca. Y convencidos también de la necesidad que tenemos de sanar lo que hemos venido destruyendo. No hay otro libreto. Les dejo esta nota que acabo de leer en la web de Regenera, una organización peruana dedicada desde hace un buen tiempo a mitigar los impactos de la huella de carbono que dejan las empresas invirtiendo en gestionar de mejor manera los bosques del sur andino-amazónico del Perú.

Leer más

Kris Tompkins: “El planeta no puede sostenerse en este modelo de crecimiento infinito”

Kris Tompkins, la viuda del filántropo estadounidense Douglas Tompkins, el aventurero y defensor de la naturaleza y la vida al aire libre muerto en el sur de Chile en el 2015 mientras creaba parques nacionales, es, no me cabe ninguna duda, una de las voces más lúcidas contra el cambio climático y la sinrazón de un planeta que sigue considerando que la economía es más importante que la salud y el bien estar de sus habitantes.

Kris y su obra, que es inmensa, valiosísima y ejemplar, acaban de ser retratados en el especial de mayo de la revista National Geographic, que por cierto hemos reposteado desde esta plataforma. Su trabajo en la Patagonia y en los esteros de Iberá, en la región el Chaco argentino, de rewilding, léase asilvestramiento, el proceso por el cual se reintroducen en los hábitats que alguna vez ocuparon especies emblema de los bosques y descampados de Sudamérica, es sencillamente extraordinario: una ilusión y una esperanza para los que venimos sosteniendo el #otromundoesposible. Lo hecho y por hacer desde Tompkins Conservation al sur del continente es inspirador. Tienen que conocer el trabajo de los equipos de milicianos de esta organización conservacionista.

La señora Tompkins apunta en la entrevista que le acaban de hacer en Clarín que son tres las crisis ambientales que penden sobre nosotros: el cambio climático, la extinción de especies y la aparición de pandemias… y que resulta francamente iluso, por decir lo menos, creer que una cuarentena va a tener el poder de hacerle frente con éxito. Para Kristine McDivitt Tompkins las inequidades sociales se agudizarán como consecuencia de la crisis sanitaria y la presión sobre las áreas naturales se incrementará. También el apetito de las transnacionales por recuperar los que perdieron mientras duró el aislamiento social.

La CEO de Tompkins Conservation advierte que la tala de los bosques y la explotación irracional de los recursos de la naturaleza crecen en la medida que abandonamos el campo para huir del virus de marras.

“La aparición de animales insólitos, si bien es una noticia simpática, es anecdótica, acota. Los animales volverán a retraerse ni bien la cuarentena cese”. Pero su aparición nos debe mostrar el camino a seguir: “más vida silvestre significa ambientes mejor conservados y también más calidad de vida y empleo para las personas”. Genial, en esta plataforma militamos con firmeza y mucha emoción en ese convencimiento. Abrazo para todos desde San Bartolo.

Leer más

Los guardianes del Perú natural en tiempos de la COVID-19, un artículo de Enrique Ortiz

De acuerdo con Enrique Ortiz, los guardaparques vienen combatiendo en primera línea los efectos de la pandemia global que nos agobia así que estamos en la obligación de visibilizar su titánica y sacrificada labor. Son heroicos y se enfrentan cotidianamente a mafias poderosas y muy peligrosas: en el Perú la tala ilegal, el narcotráfico, la minería aurífera y el sempiterno olvido estatal; en el Congo, como lo hemos comentado en nuestras redes sociales, con los remanentes de la guerrilla que produjo el genocidio de Ruanda, la misma que la semana pasada asesinó a doce rangers del Parque Nacional Virunga, el área de conservación que protege la mayor población de gorilas de montaña del planeta.

Lo acaba de mencionar Kris Tompkins, el confinamiento urbano en el que andamos y la crisis económica que empieza a hacerse visible estimulan la presión sobre los recursos de las áreas protegidas para ponerlas nuevamente en peligro. En Argentina, donde opera Tompkins Conservation, los esfuerzos en la reintroducción de especies silvestres en zonas de conservación vienen sufriendo contratiempos enormes y retrocesos peligrosos.

“Mientras que el Perú, comenta Ortiz en el artículo que publicó en El Comercio hace unos días, se encuentra en cuarentena, la ilegalidad no ha descansado. Por ello, durante este tiempo cerca de 400 guardaparques permanecieron en sus puestos de trabajo en las 75 áreas protegidas de nivel nacional”, un territorio que alcanza el 17,5 de nuestro país. Tremendo esfuerzo por proteger lo que es de todos. Ha llegado el momento de valorar el trabajo de estos guardianes de nuestra riqueza natural y volver a discutir los temas que puso en agenda meses atrás Marc Dourojeanni a propósito del proyecto de ley 2854 que promueve la carrera del Guardaparque presentado en el 2017 por la bancada de Nuevo Perú.

Recuerdo haber coincidido con él en la necesidad de proveerles de un seguro especial, mejores equipos, facilidades para sus desplazamientos, teléfonos satelitales en las áreas remotas, entre otras cosas. Hemos empezado a hablar con entusiasmo de las inmensas posibilidades que ofrece el sistema nacional de áreas naturales protegidas para activar un modelo de turismo respetuoso del ambiente en que vivimos y la gente de sus entornos, incluyamos en ese sueño a los guardaparques del Perú. Celebro que Enrique Ortiz se haya ocupado de ellos en la nota que les dejo. Vamos a seguir insistiendo en este tema, es de extrema justicia y seguridad nacional.

Leer más

El largo vuelo del zarapito pico recto: 9,359 kms entre Chiloé y Kansas

Me encantó la nota que acaba de postear Ladera Sur, la plataforma outdoor más completa que conozco en esta parte del continente, sobre el vuelo migratorio de un zarapito de pico recto entre Chiloé y Kansas, en los Estados Unidos. Lo he comentado antes: suelo visitar con frecuencia las publicaciones de esta revista virtual para mantenerme al día de las ocurrencias más notables en Chile y en el fin del mundo austral, la región que he recorrido hace algunos años y a la que vuelvo cada vez que leo a Luis Sepúlveda, el tremendo escritor viajero que acaba de retornar a la tierra víctima del COVID-19.

Aunque al Perú arriba mayoritariamente el zarapito trinador (Numenius phaeopus), común entre setiembre y abril en playas y marismas de casi todo el litoral, los zarapitos de pico recto que llegan a Chile, más conocidos en nuestro país como agujas de mar (Limosa haemastica), son unos aviadores de larga distancia portentosos y precisos. El de esta historia, un macho adulto, anillado y monitoreado durante su retorno a los Estados Unidos desde la Región de Los Lagos, cubrió en seis días y sin parar los 9,350 kilómetros entre un punto y el otro. Un despliegue de energía y previsión maravillosos.
Un dato más, los zarapitos antes de retornar a su lugar de origen se esmeran en incrementar su peso en un 30-40 % a fin de soportar los rigores del magallánico periplo.

Disfruten la historia, está buenísima. Ah, la guía de “Aves de Perú” de O’Neill, Schulenberg, Stotz, Lane y Parker, indica presencia ocasional de un tercer zarapito en nuestras playas: el zarapito de pico largo (Numenius americanus), divagante muy raro por la costa norteña. No lo tengo reportado.

Leer más

Demandan estrategia consensuada con las federaciones indígenas que permita frenar el COVID-19 en la Amazonía

Firmé el día de ayer un pronunciamiento elaborado por un grupo de amazónicos y dirigentes indígenas señalando la importancia de articular los esfuerzos necesarios entre el Estado y la sociedad organizada con el fin de detener el avance del COVID-19 en la Amazonía, un territorio habitado por una población altamente vulnerable e históricamente invisibilizada.

Hace un par de días se reportó la muerte de un indígena huni kuin en Pucallpa como consecuencia de la pandemia que enfrentamos y, como era de esperarse, las alarmas -que ya se habían activado- subieron en intensidad: en la Amazonía peruana habitan 480 mil indígenas, la mayoría de ellos dispersos en las 2435 comunidades nativas reconocidas por la ley. Algunas de estas comunidades, debido a su cercanía a las grandes ciudades, se encuentran a la fecha magramente atendidas por el bono de 380 soles asignado por el Ejecutivo y el limitado apoyo de los municipios locales; el resto, la mayoría, resiste a duras penas el flagelo y lo hacen sin la ayuda prometida desde el Estado.

Los firmantes de la carta pública que ha empezado a circular reclamamos la inmediata creación de una mesa de trabajo del más alto nivel donde estén representadas las federaciones indígenas (AIDESEP y sus organizaciones regionales –CONAP y ANECAP) y los organismos que están en primera línea de la lucha contra el COVID-19 para organizar de manera perentoria, entre otras cosas, el apoyo social y económico a las comunidades nativas, la estrategia de aislamiento comunal que vienen implementando de manera espontánea así como enfrentar el desabastecimiento que aflige a sus poblaciones, sobre todo a las más alejadas de las ciudades principales.

Las comunidades nativas saben muy bien, han padecido tantas, lo que significa para sus hijos el daño y la mortandad que generan las epidemias. Y saben también cuál es el proceder del Estado central cuando las papas queman, por decirlo de alguna manera. Tienen vivo el recuerdo la inacción de los gobernantes frente a los derrames petroleros, los asesinatos de sus líderes sociales, tienen grabado en el alma los crímenes de Bagua y tantas otras atrocidades. Piden atención urgente: mineros ilegales, taladores de madera y narcotraficantes, encantados con la situación, se mueven a sus anchas por los territorios nativos y las vías de comunicación poniendo en riesgo a sus poblaciones.

Hay que escuchar a las federaciones y actuar en consecuencia. Ellas son las que mejor conocen la problemática y también la forma de ser más eficientes en la llegada del apoyo social y su adecuada fiscalización. Confío en que sus voces sean escuchadas y se actúe con justicia y responsabilidad con este numeroso grupo de peruanos y peruanas que viven en los bosques que estamos en la obligación de cuidar.

Les dejo el pronunciamiento, sé que lo han empezado a distribuir desde las plataformas de Servindi e Inforregión, ayúdanos a viralizarlo. Es de justicia y es urgente atender sus reclamos.

Leer más

La historia de Douglas y Kris Tompkins, guardianes del sur de Chile, la Patagonia y los esteros de Iberá

National Geographic magazine acaba de dedicar su especial mensual al trabajo de Kristine McDivitt Tompkins, la filántropa estadounidense al mando de la fundación que su esposo el recordado Douglas Tompkins echara en el sur de Chile para salvar de la destrucción los bosques del extremo sur de nuestro continente.

El trabajo que está liderando la conservacionista californiana es de primera, me atrevo a decir que extraordinario. Seis parques nacionales en territorio chileno y en el norte de Argentina y numerosos equipos de investigación actuando en las áreas donde la fundación ejecuta sus programas de rewilding,. entre otros, dan cuenta de una labor que desde aquí aplaudimos y de pie. Felicitaciones a los técnicos y colaboradores de Fundación Tompkins, #otromundoesposible, les dejo por aquí la historia de los Tompkins en esta parte del fin del mundo, buen fin de semana para todos. Disfrútenla.

Leer más

Irma Franke: cuatro décadas destinadas al estudio de las aves en Perú

Sigo desde hace muchos años el trabajo de Irma Franke; sin duda alguna, la matriarca de la ornitología de nuestro país. Formada en la Universidad Nacional de San Marcos donde llegó a ejercer la jefatura del Departamento de Ornitología de su prestigioso Museo de Historia Natural y compañera de viajes y pesquisas científicas de expertos de la talla de John P. O’Neill, la Dra. Franke ha venido publicando en su muy útil blog Aves, Ecología y Medio Ambiente retazos muy interesantes de la historia de las aves del Perú y de los estudiosos que se han dedicado a su promoción y cuidado.

Se me vienen a la memoria sus enjundiosos perfiles de Santiago de Cárdenas, el pajarero limeño que intentó en el siglo XVIII emular a Ícaro y los que en su momento les dedicara a Robert Cushman Murphy, William Vogt, José Antonio de Lavalle, distinguidos estudiosos de la biología y el comportamiento de las aves marinas y, por supuesto, sus textos sobre Marie Koepcke, la autora del célebre guía de campo “Las de Aves del Departamento de Lima”, la biblia de todos los pajareros cholos.

La Dra. Franke acaba de ser distinguida por un grupo de colegas suyos con un galardón que cualquier amante de la ciencia quisiera recibir: una especie nueva hallada por un equipo en el que participó lleva su nombre, Scytalopus frankeae. De ese y de otros temas se refiere en la entrevista que les dejo que acaba de ser publicada en Mongabay. Y que por cierto hace merecido honor a su protagonista.

Leer más

Se cumplieron 40 años de la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente, héroe de la conservación de la vida silvestre

Se cumplieron hace unos días cuarenta años de la repentina muerte de Félix Rodríguez de la Fuente (1928-1980), el periodista español que se elevó sobre sus pares para advertirnos de la necesidad que teníamos como civilización de cuidar la vida silvestre en todos los confines del planeta.

Rodríguez de la Fuente fue un visionario, un terrícola atento a los problemas de su tiempo y la relación que muchos de estos problemas tenían con el equivocado modo con el que nos estábamos vinculando con la Tierra. Para los que no han escuchado su nombre, les cuento: hace muchísimo tiempo, cuando la televisión empezaba a convocar por primera vez a los habitantes de la aldea global, un empecinado aficionado a la cetrería accedió a ella, en Madrid, para poner en la agenda ciudadana temas que hasta entonces parecían irrelevantes: la vida silvestre en la península ibérica primero y en Europa y el mundo entero, posteriormente.

Eran tiempos, tanto en el Perú como en España, de dictaduras y poco apego a la razón. Pese a ello, Rodríguez de la Fuente se elevó sobre el statu quo y las medianías para mostrarle al gran público la belleza que vibraba en los campos y campiñas y los peligros que acechaban al planeta si seguíamos jugando todas nuestras cartas, como hemos venido haciéndolo y sin parar, al desarrollismo en boga y al crecimiento económico sin sostenibilidad.

En la tele, pero también en la radio y el diarismo, la voz de este conservacionista y etólogo autodidacta ganó audiencias impensables y su magisterio creció de tal forma que en pocos años -fines de los sesenta, principios de la década siguiente- fue considerado como el español más conocido en el mundo después de Franco. Tenía un carisma inusitado y una prosa verdaderamente poética. A Perú llegaron sus programas de TV y también una revista de fauna silvestre en que fungía como director, de apenas 24 páginas y fotos que hoy parecen tomadas por aficionados pero que entonces suscitaban rebeldías y una militancia absoluta en tiempos mejores. Por allí he leído que más del 80 por ciento de los chicos que estudiaron biología y ciencias afines en la España de su época lo hicieron atraídos por sus mensajes y su pasión por la naturaleza y el futuro que nos merecemos.

Mi generación lo veneró de inmediato y lo hizo su portaestandarte: crecimos leyendo la Enciclopedia Salvat de la Fauna, el primoroso compendio natural escrito por Rodríguez de la Fuente y una serie de aficionados notables dedicado a la vida silvestre y no dejamos de ver sus programas televisivos que se pasaban en Lima y el resto del mundo en las horas estelares.

Se dio maña, entre tantos encargos, de fundar la sección española World Wildlife Fund (WWF) y su prédica a favor de especies emblemáticas, como el lobo y el lince ibérico, contribuyeron a su salvación. Gracias a él se crearon zonas de protección en todo el país e iniciativas de conservación que hasta ahora se recuerdan. Cuando su fama traspasó las fronteras de su país, Félix empezó a viajar por el mundo para grabar programas y documentales que vimos con entusiasmo y ganas de cabalgar el mundo. Precisamente en una de sus aventuras por el planeta que amaba tanto le alcanzó la fatalidad. Rodríguez de la Fuente murió en Alaska al precipitarse la avioneta en la que viajaba al lado de su equipo de filmación cerca de una aldea inuit hace cuarenta años. Fue una tragedia para su familia y la humanidad. Hoy aquello es más claro que nunca…

Les dejo la nota evocativa que escribió hace unos días Juan Carlos del Olmo, discípulo del maestro y director actual de WWF-España.

Leer más

Declaran Parque de la Papa del Cusco como nueva Zona de Agrobiodiversidad

En octubre pasado dimos cuenta por aquí de la creación de la Zona de Agrobiodiversidad de Cuyo Cuyo, en Puno, la primera en toda la República. Ahora les presentamos la segunda: el Parque de la Papa en el distrito de Pisac, provincia de Calca, Cusco, una despensa genética de primer orden del maravilloso tubérculo andino.

Qué buena noticia: los cultivos de papas orgullosamente oriundas de la región y la cultura alrededor de las mismas, guardados con celo por las comunidades campesinas de Chahuaytire, Amaru, Paru Paru y Pampallacta, podrán ponerse, con la medida, a buen recaudo. Listas, quizás, para articularse a cadenas productivas que faciliten su ingreso a mercados que paguen bien para favorecer a los productores locales. De eso finalmente se trata, de tener en el escaparate productos sanos, que tienen demanda y generan desarrollo.

Felicitaciones a los funcionarios del Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) por el logro. Y parabienes siempre para las comunidades campesinas de las alturas de Pisac, Coya y Lamas, territorios que conozco muy bien y visito continuamente. Los productores agrarios de esa zona son unos masters. Albricias, #OtroMundoesPosible.

Leer más

Buenas noticias: identifican tres nuevas especies de aves endémicas para el Perú

Se trata de tres nuevas especies del género Scytalopus cuyos cantos habían sido registrados muchísimo tiempo atrás en el contexto de sendas expediciones científicas llevadas a cabo en el límite de los departamentos de Huánuco y Pasco; en los bosques cercanos al nevado Ampay, en Abancay y en la Cordillera de Colán, en el departamento de Amazonas.

En la primera de estas expediciones participó la Dra. Irma Franke, por muchos años investigadora del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional de San Marcos, en compañía de Kenneth Rosenberg, Tristan Davis, Gary Rosenberg, Tom S. Schulenberg y John P. O’Neill, estos dos últimos autores de la muy útil y tantas veces mencionada guía de campo “Aves de Perú”. El tapaculo registrado por primera vez en el lejano 1985 ha sido bautizado, en honor a la Dra. Franke, como Scytalopus frankeae.

La segunda especie en sumarse a la lista de las aves del Perú fue avistada por otro equipo de investigadores, esta vez de la Universidad de Copenhague, entre los que estaba Jon Fjeldså a finales de la misma década. Ha sido bautizada como Scytalopus whitneyi  en honor al ornitólogo Bret Whithney.
El tercer tapaculo de esta historia, Scytalopus krabbei, fue registrado por primera vez por Fernando Angulo en el 2012 durante una expedición al Santuario Nacional Cordillera de Colán. En esa oportunidad Angulo, investigador principal de Centro de Ornitología y Biodiversidad, CORBIDI, fue quien se tomó el trabajo de grabar su canto.

Buena noticia y muy ejemplar: los hallazgos de este tipo inspiran a otros investigadores a seguir haciendo lo suyo y confirman la importancia del trabajo colaborativo entre estos. Y la paciencia que se necesita para llegar a buen puerto. Salvo que me equivoque se trata de un tridente aviar que engalana nuestra muy nutrida lista ornitológica que se mantenía invariable por los menos desde el 2017 cuando ingresaron al registro nacional el Hormiguero de Cordillera Azul (Myrmoderus eowilsoni) y el Saltarín pintado (Machaeropeterus eckelberryi).

Desde aquí un abrazo enorme a Irma Franke y Fernando Angulo, los dos pajareros peruanos involucrados en estos hallazgos y pasos adelante, y el recuerdo y la admiración por John O’Neill, patriarca del estudio de las aves de nuestro país. Un maestro de maestros.

Leer más

Acuerdos de conservación en Alto Mayo inspiran al movimiento indígena amazónico

Conozco a varios firmantes de los acuerdos de conservación que viene impulsando desde hace buen tiempo CI-Perú en los bosques del Alto Mayo, una región próspera, exageradamente bella y duramente golpeada por la deforestación que se enquistó en la región durante décadas.

A propósito de un especial de la revista Viajeros sobre el Bosque de Protección Alto Mayo tuve el honor de visitar en el 2016 algunos de los emprendimientos que nacieron como producto de los acuerdos de conservación firmados entre el Estado, a través del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), y la población local con la intención de gestionar adecuadamente el bosque y construir desarrollo sostenible, para siempre.

Qué bueno que el modelo se haya consolidado y que la COICA, la organización representativa de los pueblos indígenas amazónicos, quiera hacer suya la iniciativa con la intención de replicarla en el resto de la cuenca. Se trata de asumir responsabilidades y compromisos mutuos y desde esa lógica construir gobernanza ambiental. No hay otra salida por ahora: solo el trabajo conjunto, sin protagonismos exagerados, desde las propias comunidades, hará posible la reconstrucción de un tejido social que fue destruido a la mala por el desarrollismo que imperó por años en una de las regiones más impresionantes de la Amazonía peruana. Y que a veces parece indestructible.

Voy a volver pronto al Alto Mayo para celebrar con sus protagonistas tantas ilusiones. Felicitaciones a todos ellos

Leer más

Más de 25 mil flamencos fueron registrados en Perú en censo internacional

Acaba de terminar con éxito el Censo Simultáneo Internacional de Flamencos Altoandinos que este año, para el caso de nuestro país, contó con la participación de equipos integrados del SERFOR, el Centro de Ornitología y Biodiversidad (CORBIDI) y el apoyo de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS). Equipos de birdwatchers distribuidos a lo largo de 34 humedales de cinco departamentos: Ayacucho, Arequipa, Moquegua, Tacna y Puno.

Para el caso del Perú, como se sabe el censo también se llevó a cabo en las altiplanicies de Argentina, Chile y Bolivia, SERFOR ha anunciado preliminarmente que se registraron 26,500 flamencos en las lagunas donde se hizo el trabajo de campo. En dos de ellas, la de Loriscota, en Puno y la de Parinacochas, en Ayacucho, se llegaron a contabilzar 20 mil flamencos de las tres especies que habitan en nuestro país: Flamenco de James (Phoenicoparrus jamesi), Flamenco andino (Phoenicoparrus andinus) y Parihuana común (Phoenicopterus chilensis).

Al recibir la noticia me preguntaba si la información facilitada por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), la autoridad nacional en la materia, debía darnos alegría o decepción. Como lo hemos mencionado por aquí, los humedales de nuestro país, todos, vienen siendo duramente golpeados por las actividades antrópicas que se generan sobre ellos y el tantas veces mencionado calentamiento global.

En un post que subí en la mañana decía que había que esperar las conclusiones del censo, que se oficializarán dentro de veinte días. Y celebrar que se haya hecho. Y felicitar a las instituciones y pajareros comprometidos, algunos de ellos, viejos amigos míos.

Y compartía unos datos, que los que no somos especialistas solemos manejar de manera muy lineal, alertando sobre el estado de conservación de nuestros maltratados humedales y su fauna más conspicua.

En el invierno del 2014 se reportaron en la laguna de Parinacochas (Ayacucho), el humedal altoandino más importante del Perú, 12,100 individuos de las tres especies mencionadas, ese ha sido el registro más numeroso para esta laguna al que pude acceder.

Al año siguiente, 2015, se registraron 5,510 individuos, cito a CORBIDI, una de las instituciones que integran el Grupo de Conservación de Flamencos Andinos (GCFA). La parihuana común fue la más abundante: 5,254 individuos. El censo abarcó un 90 % del espejo de agua.

En el invierno del 2017 se registraron 7,677 en la misma laguna.

En el 2019 se encontraron 7,528 individuos de las tres especies.

Este año el reporte preliminar del censo indica un registro de 5,468. Digamos que una cifra cercana a la del 2015.
Hay que esperar, como dice la nota de Serfor, las cifras oficiales y las conclusiones del trabajo realizado. Mientras tanto, buen domingo para todos, aquí en Lamay, la lluvia no para…

PD: Leo en un informe del mencionado Corbidi, sin duda la institución científica especializada en aves más seria de nuestro país, lo siguiente: la laguna de Parinacochas no está incluida en ningún tipo de área de conservación nacional o regional. Solo es considerada como Área Importante para la Conservación de Aves.

Deberíamos empezar por allí, pienso: construir un Área Nacional Protegida o un Área de Conservación Regional (quizás esto último sea lo más factible) que nos permita salvar ese humedal que sobrevive en medio de una zona minera y de gran explosión demográfica.

Leer más

Los bosques de algarrobo y su importancia económica, un texto de Antonio Brack Egg

La nota que colgamos en esta plataforma en la mañana para dar cuenta de la mortandad -todavía inexplicable- que se cierne sobre las comunidades de los algarrobos norteños se viralizó rápidamente. No era para menos: la tragedia ambiental que supondría el colapso de una especie considerada por los habitantes de los departamentos donde crece (Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad) como un regalo de Dios es de proporciones inauditas.

Un Armagedón ecosistémico en una región tantas veces castigada por los desastres de El Niño y otros más.

De los algarrobos y los algarrobales se ha dicho y se dice mucho en los cenáculos académicos. Muy poco, lamentablemente, en la prensa: el público común y corriente, ese que se horroriza con la votación del Frepap o con los escándalos de Odebrecht, no sabe de su importancia, no ha tenido contacto con el arbolito del que hablamos: un coloso adaptado a vivir en los calores del bosque seco ecuatorial y en los desiertos abrazadores del departamento de Ica que define la vida tal como la conocemos en las geografías donde se ha desarrollado.

El algarrobo peruano (Prosopis pallida) es una especie emparentada con una familia arbórea que crece en condiciones extremas en nuestro continente y en otros confines del planeta. Anne Marie Hocquenghem, autora de un libro extraordinario sobre el bosque seco de Piura, lo caracteriza mejor que nadie cuando dice que “allí crece, en primer lugar, el algarrobo americano, leguminosa de hojas caducas, ramas abiertas en forma de sombrilla, follaje verde obscuro muy delgado y frutos, unas vainas de color ámbar y de intensa dulzura [que] compone la silueta más familiar de todo el norte costeño”.

“Cubre extensiones del despoblado, pero también las terrazas fluviales y los lechos de las quebradas y ríos secos. Gracias a su aptitud de hundir sus raíces a 30 metros del pie y a 15 o 20 metros de profundidad, resiste a los deslizamientos de terrenos y a los escurrimientos superficiales durante las lluvias extraordinarias y busca la humedad en las profundidades de la tierra en los años secos. Este árbol, que llega a alcanzar hasta 20 metros de altura, es el árbol de vida: provee al hombre madera, combustible, forraje, sombra y belleza”.

Los piuranos, la gente del norte sabe muy bien lo que trató de expresar la peruanista francesa.

Tengo uno en el jardín de mi casa en San Bartolo que cuido con esmero y renovada admiración. Hoy lo he acariciado más de la cuenta. Y al terminar de hacerlo corrí a buscar las notas que les dejo sobre la especie escritas por Antonio Brack Egg para un libro sobre los bosques peruanos. Tenemos que retomar la tarea de peruanizarnos. Desconocemos lo que tenemos, lo que es nuestro y puede salvarnos de la hecatombe ambiental que se nos viene y en estos tiempos de poca memoria histórica y desapego por la ciencia, la ignorancia es suicida. No exagero esta vez.

Los dejo con el maestro Brack.

Leer más

¿Por qué están muriendo los algarrobos en el norte del país?

La masiva muerte de los algarrobos del norte peruano que se ha venido reportando desde hace algunos años sí que representa una noticia aterradora. Lo comentamos hace un buen tiempo por aquí: un hongo –o algo parecido- había empezado a alterar el ciclo biológico de la especie en los departamentos de La Libertad, Lambayeque, Piura y Tumbes, impidiendo la floración en cada vez más individuos.

Según los cálculos realizados por la mesa técnica que se ha formado en el norte con el objetivo de enfrentar la catástrofe en ciernes, la pérdida por muerte de algarrobo está alcanzando porcentajes alarmantes: En La Libertad entre 85 – 90 %; en Lambayeque, entre 60 – 75 %) en Piura, entre 40 – 50 %) y en Tumbes, el departamento menos golpeado, entre 20 – 40 %. Un verdadero Armagedón ambiental cuyas consecuencias en la ecología de la región en su conjunto es de proporciones inimaginables.

Les dejo esta nota que acabamos de recoger de Agro Noticias: es de espanto. Esperamos que las autoridades competentes y la academia hagan su máximo esfuerzo para enfrentar este flagelo. Vamos a estar muy atentos.

Leer más

Frans Lanting, fotógrafo de vida silvestre, en el dosel del bosque de Tambopata

Frans Lanting llegó al Perú en 1993 para elaborar un reportaje especial para la revista National Geographic sobre los guacamayos de la collpa Colorado y el proyecto científico que los empezaba a cobijar para salvarlos de la depredación y la muerte. Para entonces ya se había fundado el Tambopata Research Center, el centro de investigación y albergue que acaba de cumplir treinta años y el nombre del Tambopata empezaba a sonar con un poco más de insistencia en ciertos cenáculos científicos y en el mundo del turismo de naturaleza.

La historia del trabajo de los Lanting en el Perú –el célebre fotógrafo nos visitó en compañía de su esposa Cristine Eckstron- narrada en la siguiente nota, recoge los testimonios de Eduardo Nycander, Álvaro del Campo y Arturo Bullard, tres de los muchachos que acompañaron a la pareja durante su estancia en los bosques de Madre de Dios.

El reportaje de Frans Lanting en la edición de enero de 1994 en la prestigiosa National Geographic, así como la película que produjeron en el Tambopata Alec Baldwin y Kim Basinger, han sido claves para la promoción y larga vida del TRC, el proyecto Guacamayo y la cuenca del río Tambopata. Les dejo este relato que va cerrando una serie que hemos producido especialmente para Rainforest Expeditions a lo largo de este último año. Buen fin semana para todos.

Leer más

Aymaras chilenos recuperan bosques y bofedales ancestrales

Hace unos días les dejé información muy relevante sobre cinco de los mejores destinos outdoor en Chile, ahora les paso esta nota que han circulado nuestros amigos del Banco Mundial dando cuenta de su trabajo en el sur del continente: en las altiplanicies de las regiones Arica y Parinacota, sobre los 4000 m de altura, pastores y campesinos aymaras se han puesto las pilas para sembrar queuñas, proteger yaretales y poner a buen recaudo los bofedales de sus territorios ancestrales.

Qué buena noticia: compartimos con los países de los Andes del sur –Bolivia, Chile y Argentina- un archipiélago interminable de humedales de altura y bosques nativos, dos ecosistemas fundamentales para la vida en los valles cordilleranos y la captación de agua en sus vertientes, que tenemos la obligación de salvar del maltrato histórico al que han sido sometidos. Hacerlo y pronto es un mandato perentorio de estos malhadados tiempos de calentamiento planetario y crisis hídrica.

La iniciativa que comento, impulsada por el Banco Mundial, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) y otros organismos estatales y regionales, busca mejorar 30.000 ha de estos ecosistemas con el objetivo de elevar los medios de vida de más de mil quinientas personas. Buenísimo.

Leer más

Logro histórico: la mayor reserva de África celebra un año sin caza furtiva de elefantes

La noticia no es nueva: se hizo pública a mediados de año justamente cuando Botsuana, el país con la mayor población de paquidermos en el mundo, anunciaba la suspensión de la prohibición para cazar elefantes en su territorio. La protección de especies emblemáticas como las de esta historia es posible si es que los estados se comprometen a velar por su conservación y las poblaciones que habitan los espacios comunes hacen lo propio. Hay muchos ejemplos de esta relación virtuosa; éste de Mozanbique es uno de ellos. No todo está perdido, es importante por ello celebrar las buenas noticiar para mantener enhiesta las banderas del optimismo. Lindo primer fin de semana de este nuevo año.

Leer más

ACR Bosque Montano de Carpish: se establece en Huánuco la primera Área de Conservación Regional del 2020

Comenzamos el año celebrando. La oficina de prensa SERNANP acaba de hacer pública una noticia que nos llena de alegría: el establecimiento del ACR Bosque Montano de Carpish, un área de conservación de carácter regional de más de 50 mil hectáreas en la región Huánuco, justamente en una zona próxima al Parque Nacional Tingo María, las Áreas de Conservación Privada San Marcos, Jirishanca y Panguana, el Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal El Sira.

Maravilloso, como para empezar a soñar en la protección y adecuada gestión de los bosques del flanco oriental del norte peruano, una región golpeada inmisericordemente por la deforestación y la inadecuada ocupación humana. Las ACR –se acaban de establecer dos nuevas: una en Lima y otra en el Cusco- son un modelo de conservación ambiental y desarrollo sostenible en el que confiamos a pesar de la poca promoción que tienen y la falta, muchas veces, de voluntad política en los gobiernos subnacionales a la que pertenecen.

Confiamos en que el ACR Bosque Montano de Carpish se convierta en un ejemplo a seguir: los huanuqueños se lo merecen. Felicitaciones al SERNANP y a las instituciones comprometidas en el proceso. Vamos por más.

Leer más

Reportan presencia de vigorosa bandada de flamencos en Pantanos de Villa

He sido villano y por mucho tiempo: lo he contado por aquí muchas veces. Desde el 94, por lo menos, hasta hace unos años, mi refugio limeño estuvo en Villa, frente al mar y al lado de los últimos cuerpos de agua de lo que alguna vez fue el humedal más importante del departamento que cobija a la metrópoli más poblada de este lado del Pacífico.

De allí que celebro la noticia que reproduce La República – tomando como referencia, casi literalmente, una nota de prensa de Prohvilla, la autoridad encargada del área natural protegida- sobre la presencia de una nutrida bandada de flamencos en el Refugio de Vida Silvestre Pantanos de Villa. Lo que me parece un tanto exagerado es que el suceso esté relacionado, como dice el suelto periodístico, al “paulatino éxito en las políticas de conservación y mantenimiento de los ecosistemas en la capital”.

Vamos, no hay que pecar de triunfalistas: los ecosistemas de la tantas veces maltratada villa –me refiero esta vez a Lima- siguen estando a la buena de dios, abandonados a la mala por sus propios habitantes a pesar de la lucha de ciertos colectivos sociales por su preservación y adecuada gestión.

Hay que poner las cosas en su sitio. En materia de conservación de la flora y fauna capitalina y de los ecosistemas que las cobijan estamos hasta la cangallas.

Que ha habido avances: siempre los hay. Uno de ellos, la aprobación del expediente técnico del Área de Conservación Regional (ACR) Sistema de Lomas de Lima a solicitud –ahora sí al César lo que es del César- de la Municipalidad de Lima (DS 011-2019-MINAM). Otro: el hallazgo, estudios científicos de por medio, cito otra vez a la oficina de prensa de la muni, del primer caso de albinismo en un ejemplar de poronccoy o cuy silvestre (Cabia tschudii) en el mismo humedal chorrillano.

Pueda ser que me equivoque y que no esté al tanto de los avances que se vienen dando en materia de gestión ambiental en la metrópoli. Me excuso de forma anticipada: sucede que hace mucho vivo fuera de Lima. Y que, en el caso de mi antiguo barrio, mi matatonismo tiene ver con un hecho concluyente: aún no me recupero de la conversión de la berma central de la avenida Prolongación Defensores del Morro (ex Av. Huaylas) a su paso por los pantanos en un típico jardín samborjino poblado de infinitos farolitos colonial-republicanos y luz como cancha (ingeniosa obra gestada por el anterior alcalde de Chorrillos, Miyashiro padre, en medio de un humedal RAMSAR con el visto bueno, por omisión, del Sernanp y casi todos los limeños).

Y eso que no digo nada del absoluto silencio de esos mismos vecinos ante a la cotidiana presencia en Villa de dos elefantes blancos repletos de harto cemento y toneladas de oprobio: el alguna vez cuestionado edificio de la fábrica Lucchetti (el caso está consignado hasta en Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Lucchetti) y el llamado Centro de Interpretación de los Pantanos de Villa, obra interrumpida hasta donde se supo por no contar con el permiso de la autoridad municipal local.

En fin, larga vida a los flamencos de los Pantanos de Villa. La última vez que los vi en el humedal de mi ex barrio anoté en una de mis libretas de campo: “En la laguna artificial, individuo solitario. Pequeño y menos plumaje blanco, en apariencia, que todos los registrados anteriormente, 21 de junio 1998”.

Leer más

El ranger que se juega la vida por los gorilas de Virunga en el Congo

Hace unos días les pasé por aquí una nota que daba cuenta del trabajo de las akashingas de Zimbabue, en África, un vigoroso ejército de mujeres enfrentadas a la caza ilegal. Ahora les propongo esta otra historia: la de Innocent Mburanumwe, guardaparque –ranger- como su padre y también su tío en los bosques del Parque Nacional Virunga, en la República Democrática del Congo, el lugar en el mundo con la mayor concentración de gorilas de montaña.

Mburanumwe, como miles de rangers en todas partes, se enfrenta cotidianamente a las huestes, muy bien armadas, de uno de los negocios más viles y rentables de este, a veces, incomprensible planeta. Ciento treinta guardaparques han sido asesinados en Virunga en los últimos veinte años. Increíble, la cifra es de espanto y grafica por sí misma la situación en una región del continente africano extremadamente violenta y rica en recursos naturales. No digo más para no caer en simplificaciones. África sigue siendo un enigma para los que vivimos fuera de sus entornos.

Acabo de leer la crónica del escritor senegalés Boubacar Boris Diop sobre su terruño en el especial “Contar(nos) el mundo” que acaba de publicar Altaïr. Allí comenta: “Me ha ocurrido que un europeo, después de saber que soy senegalés, me diga con una gran sonrisa que su yerno vive en Chad, pareciendo creer que por fuerza debo conocerlo”. Trataré de ser más cuidadoso cuando me toque hablar de África, un continente que apenas conozco y apetezco recorrer. Quiero ir al Congo, lo estoy anotando en mi cuaderno de viajes. Y quiero hacerlo por Mburanumwe, las akashingas de Zimbabue y por los tantos yerros que vamos cometiendo en función a nuestra supina ignorancia ante una de las geografías más subyugantes de la Tierra.

Lindo fin de año, nos vamos despidiendo; les dejo por aquí la crónica de José Naranjo para El País, me ha encantado. Quiero volver a África.

Leer más

Greta Thunberg y el momento de los jóvenes originarios en la COP25

Se está llevando a cabo en Madrid la vigésima quinta versión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático – COP 25, cuya sede originalmente correspondía a Chile, país que pese al cambio producto de las convulsiones sociales en Santiago y el interior mantiene la presidencia de tan importante cónclave ambiental. Alberto Ñiquen, editor responsable de La Mula Verde, está en Madrid cubriendo para su medio los pormenores de una COP decisiva en extremo para el futuro de la humanidad. La emergencia climática que tenemos la obligación de afrontar es de un dramatismo que no se puede seguir ocultando, por ello nuestra atención a lo que se decida en estos días y a la actuación de defensores del futuro de la talla de Greta Thunberg, la encantadora muchacha que ha tomado nuestra voz y nuestra lucha. Les dejo este primer reporte de Alberto.

Leer más

Ejército de mujeres se enfrenta a la caza ilegal en Zimbabue

Me encantó esta nota: en estos tiempos de empoderamiento femenino y lucha frontal contra el machismo secular y la discriminación, que estas bravas mujeres den batalla en primera línea contra la cacería ilegal es alentador. Las akashingas, valientes en la lengua local, de las selvas de Zimbabue, el país donde fue abatido el famoso león Cecil hace algunos años, han logrado detener las escandalosas cifras de un negocio que no tiene cuando acabar y se expande por todos lados. En fin, a seguir en la brega, hay mucho por hacer.

Leer más

Mujeres de la Estación Biológica de Cocha Cashu, una historia de amor a la ciencia

La semana pasada la agencia de noticias ambientales Mongabay Latan publicó el especial que venía preparando sobre la Estación Biológica Cocha Cashu, el sorprendente gabinete científico ligado al trabajo del Dr. John Terborgh que este año cumplió medio siglo de funcionamiento. Como lo he comentado por aquí, fui parte del equipo de periodistas que ingresó al área natural protegida para celebrar con un grupo de científicos de las principales universidades de los Estados Unidos y el staff de colaboradores del centro de investigación tamaño acontecimiento.

Llegar a la estación biológica en el corazón del Parque Nacional Manu ha significado para mí un premio mayor. No es fácil ingresar a las profundidades del parque, yo lo había intentado, sin éxito, en varias oportunidades, así que debo decir que atesoro los mejores recuerdos de esta comisión cumplida con María Isabel Torres y Alexa Vélez, las editoras de Mongabay y el fotógrafo Gabriel Herrera. Creo que el trabajo de los cuatro, aunque muy exigente, valió la pena…

El especial en mención está dando vueltas por el ciberespacio y ha sido notable su acogida. Qué bueno, que se conozca y se valore el trabajo realizado en la Estación Científica en estos primeros cincuenta años resulta imprescindible en estos tiempos de desasosiegos y en materia de investigación en los bosques tropicales de evidentes marchas para atrás.

Les dejo por aquí la versión completa del reportaje que escribí para Mongabay sobre el aporte de las cashuenses, las mujeres de Cashu, en esta historia de infinito amor por la ciencia y el futuro de la Amazonía.

Leer más

Kee-wai, Baawaja y Elpis, las águilas arpías de Refugio Amazonas

John P. O’Neill, el investigador de la universidad de Lousiana que más sabe de aves de la Amazonía peruana, descubridor del elusivo Barbudo pecho escarlata (Capito wallacei), una de las últimas especies reportadas para nuestro país y co-autor del libro “Aves del Perú”, fue la primera persona a la que le oí hablar de las águilas arpías de las selvas vírgenes del suroriente del continente.

Lo que sigue es una historia de águilas arpías y amor a la ciencia.

Leer más

Se crea nueva Área de Conservación Privada en Loreto. Bienvenida ACP Comunidad Nativa Tibi Playa I Zona Río Ucayali

La noticia me la acaba de dar Karina Pinasco, la directora ejecutiva de Amazónicos por la Amazonía (AMPA), la combativa ONG peruana con sede principal en Moyobamba: el gobierno nacional a través de una resolución ministerial con la firma de Fabiola Muñoz, ministra del Ambiente, acaba de autorizar el establecimiento del ACP Comunidad Nativa Tibi Playa I Zona Río Ucayali en uno de los bordes de la Reserva Nacional Pacaya Samiria, en Loreto.

Magnífica noticia, a saltar en un solo pie…a festejarla con todo nuestro entusiasmo.

Con la creación de esta ACP de 1,122.47 hectáreas en territorio kukama kukamiria, la región Loreto logra establecer su vigésima quinta área de conservación privada y el país su ACP número 140. Un récord difícil de imaginar hace algunos años que se ha logrado, entre otros factores, gracias al empuje y determinación de organizaciones de la sociedad civil como AMPA.

Hay que decirlo en voz alta y con todas sus letras porque estas instituciones suelen ser duramente criticadas por personajes que ven en la conservación de nuestro patrimonio natural un obstáculo para el cumplimiento de sus mendaces objetivos particulares. Karina Pinasco y su equipo han sido objeto en las últimas semanas de una ofensiva de demolición muy bien orquestada que felizmente está siendo contrarrestada con éxitos como este y por supuesto con más compromiso con la Amazonía y su futuro.

En el ACP que celebramos habitan especies emblemáticas del bosque amazónico cuyas poblaciones son diezmadas como consecuencia del avance endemoniadamente abusivo de la colonización a la brava y la improvisación como jaguares, vacas marinas, bufeos grises y rosados, huanganas, lobos de río, sachavacas, cotomonos, tucanes de cuello blanco y muchas más.

Tremendo paso adelante, sí se puede. Tenemos que ir por mas…

Leer más

El queñual, el árbol nativo que puede salvar al mundo

Me encantan los poyilepis, los árboles que aprendí a identificar desde mis primeras incursiones por la Cordillera Blanca y el Parque Nacional Huascarán. Los he visto y admirado a lo largo de casi toda la sierra del Perú y Bolivia. Y aunque también habitan las zonas altas de Chile y Argentina, la queuña – también queñual o queñua- es para mí el árbol más representativo de la riqueza forestal de los Andes del Perú. Por eso es que saludo el inicio de la versión Queuña Raymi 2019 , singular campaña de reforestación, que empieza en Huilloc este primero de diciembre.

Como se sabe, la feliz iniciativa viene siendo impulsada por ECOAN, la institución líder en nuestro país en conservación de los bosques andinos y sus imprescindibles entornos, desde el 2014.

El año pasado nutridos grupos de campesinos de 21 comunidades de la cordillera de Vilcanota, una de las más afectadas por la desaparición paulatina de la especie, se reunieron para plantar 140 mil arbolitos de queuña en las alturas del Cusco.

Tino Aucca, el hombre fuerte de ECOAN y curtido soñador en tiempos mejores, lanzó hace unos días la meta del Queuña Raymi que se aproxima: plantar 220 mil árboles de polylepis con la intención de dar batalla frontal al calentamiento global y a la pérdida de una memoria verde que estamos en la obligación de recuperar. Y hacerlo, además, con las manos de comuneros y activistas ambientales de diversos colectivos y empresas comprometidas con el cambio y el desarrollo social.

El 13 de diciembre me sumo al esfuerzo. He quedado en acompañar a mis amigos de La Base Lamay en la siembra de siete mil plantones de queuña en las tierras de la comunidad campesina de Huama. En estos días les cuento más de la iniciativa en marcha que debe estar terminando en febrero del próximo año.

Se puede, claro que se puede…

Leer más

Chile: la increíble historia de Kalfu, la cría de chungungo que lucha por su vida

Años atrás intenté tomar contacto con el Grupo de Acción Ecológica Chinchemén, en el balneario Maitencillo, región de Valparaíso, un aguerrido colectivo que se había propuesto revertir los procesos de degradación del medio ambiente en los ecosistemas del borde costero de Chile, un país que recorrí por entonces de norte a sur.

Mientras preparaba mis bártulos para ese viaje magallánico me tropecé con el trabajo de la organización ambiental, llamándome de manera especial los esfuerzos que realizaban sus colaboradores para proteger la vida de las nutrias marinas o chungungos de su litoral.

Los contacté, me atendieron con diligencia y como tantas veces ocurre, es la verdad, me extravié en la ruta y no pude visitar sus proyectos en la localidad de Maitencillo, vecindades de la espléndida ciudad de Valparaíso. Pese a ese desencuentro, los he seguido por redes todo este tiempo y he celebrado sus éxitos y, sobre todo, su perseverancia. La nutria de mar (Lontra felina) o chungungo, gato de mar, huallaque o chinchimén es una delicada, hermosa y elusiva criatura que habita las costas de Perú, Chile y Argentina cuyas poblaciones decrecen estrepitosamente al compás de la insensata ocupación del borde costero y el aumento de la desatención humana.

Me he topado con el mamífero muchas veces: en el mar de San Bartolo y Santa María de mi niñez era frecuente encontrarlas nadando a sus anchas entre los roqueríos y las reventazones.

En las costas de Majes, me lo ha referido Julio Zúñiga, patriarca del turismo de aventura en la región, los chungungos son tan perseverantes en su búsqueda de alimento que remontan las aguas del río Majes, varias millas tierra adentro, en tenaz persecución de los camarones. Curioso caso de un animal de aguas saladas colonizando, con éxito, cursos de aguas dulces. Mágico. Les dejo por aquí la historia de Kalfu, un chungungo bebé intentando sobrevivir con la ayuda de los activistas de la combativa institución. Les va a encantar, sí se puede.

Leer más

Tati Espinosa va camino a Nepal para recibir importante premio Jane Goodall

Acabo de recibir esta nota de prensa que da cuenta de las últimas actividades de la ambientalista peruana Tatiana Espinosa antes de su arribo a Nepal para participar en el IX Congreso de Guardaparques que organiza la International Ranger Federation. En ese evento Tati recibirá el prestigioso Jane Goodall Hope and Inspiration Ranger Award por su trabajo en pro de la conservación de la cuenca del río Las Piedras en Madre de Dios.

Tuve la suerte de conversar largo con ella en Puerto Maldonado antes de su partida, la noté muy entusiasmada con la agenda previa al recibimiento del mencionado premio, pero a la vez preocupada en extremo por la ofensiva del extractivismo maderero en los pagos que cuida desde hace tanto tiempo. Tatiana Espinosa y Arbio, la ONG que conduce con sus hermanas desde hace más de diez años, son el último escollo que les queda a los taladores ilegales en su inescrupuloso propósito de extraer los últimos árboles de shihuahuaco, quintilla y otras especies casi centenarias de un bosque extraordinario.

Ojalá que el galardón que recibirá este 12 de noviembre ayude a esta esforzada luchadora ambiental a visibilizar su causa, que es por cierto la de todos. Me queda claro que trabajos y sacrificios como los que viene realizando en la cuenca de Las Piedras deberían recibir el respaldo mayoritario. Y eso, lamentablemente, no está ocurriendo. El suyo sigue siendo un esfuerzo personal, o familiar, alejado del apoyo de sus conciudadanos y del Estado. En fin, que su estancia en el Tíbet la llene de buenas vibras y le permita seguir soñando en salvar lo que es de todos. Aplausos de pie para esta brava…

Leer más

Se establece primera zona de agrobiodiversidad del Perú: Andenes de Cuyocuyo en Puno

Esta sí que es una buena noticia. Me hubiera encantado celebrarla en Lima con Loyola Escamilo y el equipo de WCS Perú, artífices de la iniciativa y celosos guardianes del paisaje Madidi Tambopata. Había quedado con ellos en estar en la ceremonia del lanzamiento oficial, lamentablemente el sur andino me retuvo más de la cuenta y no pude llegar a tiempo. Gajes del oficio.

Las Zonas de Agrobiodiversidad Orientadas a la Conservación y Uso Sostenible de Especies Nativas Cultivadas por parte de Pueblos Indígenas nacieron al abrigo del DS 020-2016 MINAGRI y son espacios geográficos cuya riqueza en agrobiodiversidad nativa contribuyen a mejorar la vida de las poblaciones indígenas y conservar los ecosistemas contiguos. La de Cuyocuyo, la maravillosa andenería del distrito de Sandia, en Puno, es la primera Zona de Agrobiodiversidad que se crea en nuestro país.

Estoy seguro se establecerán otras, el Perú es un territorio infinito si hablamos de zonas de agrobiodiversidad y protegerlas en estos tiempos de monocultivos y cambio en el uso de la tierra resulta sustantivo. Ese fue el camino que debió recorrer la pampa de Chinchero, por poner solo un ejemplo. En fin, saludos y felicitaciones eternas a la gente de Wildlife Conservation Society (WCS), la hicieron. Les he prometido ir pronto a Cuyocuyo, ese sí que es un pendiente que no quiero dejar en el aire.

Leer más

Ministra del Ambiente anuncia la creación de la Reserva Nacional Dorsal de Nasca

Si se logra establecer la Reserva Nacional Dorsal de Nasca, el área natural protegida que viene trabajando el Ministerio del Ambiente, según lo anunciado por la ministra Muñoz durante la inauguración del Pabellón Bicentenario 2021 del Congreso de Áreas Protegidas de Latinoamérica y el Caribe que se desarrolla en Lima, estaríamos dando un paso gigantesco en la protección del mar peruano, otro ecosistema a la buena de dios a pesar de su importancia estratégica. Y planetaria.

La idea es fabulosa: la reserva en gestación, ubicada a 76 millas de las costas de Ica, incorporaría casi seis millones de hectáreas al sistema de áreas naturales protegidas de nuestro país, incrementando el rango de protección marina a niveles impensados hace unos años: siete por ciento de la superficie total del mar peruano.

Ojalá que se cumpla el cometido y que tanto la Reserva Nacional Dorsal de Nasca como la esperada Reserva Nacional Mar Tropical de Grau se hagan realidad. Sería un acontecimiento extraordinario para el conservacionismo perucho. Ojalá. En este rincón del cyberespacio, pese a las marchas y contramarchas en la aprobación del expediente técnico de la Reserva Nacional Mar Tropical seguimos confiando en el trabajo de los mandamaces del MINAM

Leer más

Carolina Butrich gana Premio para la Conservación Carlos Ponce del Prado 2019

Se acaban de hacer públicos los nombres de los ganadores de la versión 2019 del prestigioso Premio para la Conservación Carlos Ponce del Prado y entre los galardonados de este año figura Carolina Butrich, activista ambiental y líder de HAZla por tu ola, la iniciativa ciudadana que ha logrado proteger 33 olas del litoral peruano convirtiendo a nuestro país en el primero en el mundo en tener un sistema legal de protección de olas a través de su inscripción en un Registro Nacional de Rompientes.

Conozco a Carolina desde hace mucho, es una luchadora comprometida con el futuro y los nuevos tiempos. El galardón recibido premia también el trabajo y la pasión de cientos de chicos y chicas que participan en las campañas de todos los colectivos ambientales que la gente de la SPDA, Bruno Monteferri a la cabeza, impulsan desde hace tiempo. Maravilloso.

Felicitaciones también a los demás galardonados de este año, en especial a Mariela Leo, de Apeco, una mujer batalla como pocas, una conservacionista sin tregua, ejemplar.

Leer más

La inspiradora historia del catalán que se ha propuesto reforestar el Amazonas

Pablo Yglesias sigue en sus trece, continúa más convencido que nunca del poder sanador de la reforestación amazónica y de las tantas acciones más que tenemos que hacer para recuperar un ecosistema vital y estúpidamente maltratado. A su pasión por Tierra Linda, la reserva ecológica que levantó de la nada con el entomólogo mallorquí José Vicens y la profesora Pilar Diez en los feraces bosques de Chontachaca, en el distrito de Kosñipata, Cusco, se suma ahora una nueva aventura: la puesta en marcha de un novedoso centro de investigación situado en la Amazonía peruana que funcione como necesario semillero para los estudiosos que el bioma necesita a gritos.

Bravo por la terquedad y los buenos ánimos del catalán, experiencia le sobra. Desde este rinconcito del ciberespacio estamos siguiendo y alentando sus buenos propósitos.

Leer más

¿Por qué el mundo debería preocuparse por el futuro de la Amazonía?

Alex Trillo, peruana, profesora del curso de biología tropical del Gettysburg College, de Pennsylvania , ha sido mi alumna. La recuerdo como una niña llena de preguntas y preocupaciones, atenta al palpitar de este planeta lleno de contrariedades.

Pasados los tiempos de nuestro primer vínculo barranquino durante los primeros años de la década de los noventa, nos hemos vuelto a encontrar para cimentar una amistad que va a perdurar en el tiempo, lo sé. Qué maravilloso regalo de los dioses.

Alejandra estuvo en la Estación Biológica Cocha Cashu, en el Parque Nacional Manu, hace unos meses. Vino con sus alumnos para el curso que dicta por segunda vez en el territorio que fundó John Terborgh al ladito de la cocha más famosa de la Amazonía peruana. Nos cruzamos. Ella salía del paraíso justamente cuando yo ingresaba a la estación con un grupo de científicos gringos y una animosa troupé de periodistas de Mongabay y de Viajeros.

La bióloga por la Universidad de San Diego, en California y PhD por la de Montana, cumplía un viejo anhelo: volver a Cashu diez años después para llenarse de nuevas ilusiones, para seguir confiando en el papel que le toca jugar a la ciencia en la tarea de enderezar los tantos entuertos que hemos creado. Me lo dijo semanas atrás: “el Manu, Cocha Cashu, ha sido mi conexión con nuestro país”.

Alex volvió a casa con sus chicos y a los pocos días la Amazonía que habían dejado atrás ardió en llamas llevándose de sopetón los sueños que muchos de ellos habían enhebrado en el gabinete natural fundado por Terborgh hace cincuenta años. Me la imagino apagando los incendios interiores de los estudiantes que está formando en Pennsylvania, diciéndoles que hay que recobrar la calma y redoblar esfuerzos, que otro mundo es posible, que se puede derrotar a la infamia y seguir creyendo en las mañanitas luminosas y en el alineamiento de los astros.

Qué maravilloso regalo de los dioses, lo repito. Linda semana para todos, sí se puede.

Abrazos desde Quincemil, en un borde de la Reserva Comunal Amarakaeri, otro paraíso.

Leer más

Policías comunales y cámaras trampa contribuyen a cuidar los bosques del Alto Mayo

Buena noticia, a los drones que empezaron a utilizar para proteger los últimos bosques heredados de sus ancestros, los hombres y mujeres de Shampuyacu, la combativa comunidad awajún del Alto Mayo que recorrí con Gabriel Herrera y un equipo de funcionarios de CI-Perú hace unos años, le han sumado unas cámaras trampas que han empezado a retratar a los habitantes de una selva milagrosamente intacta a pesar de la abusiva extracción a la que fue sometida.

Que los bosques de las nuwas, mujeres en el idioma de la “gente”, se estén poblando de añujes, tigrillos, perdices y nutrias, es una maravilla y habla muy bien del ánimo y convicción de sus pobladores. Pronto llegarán los felinos y los demás “transportistas” de semillas que harán que la vida, en toda su dimensión, vuelva a florecer.

Sigo atento a las iniciativas de los milicianos de Shampoyacu y sus socios, su trabajo refuerza el sí se puede que con tanta tozudez seguimos enarbolando: #OtroMundoesPosible

Leer más

La Amazonía arde pero no todo está perdido. El desarrollo verde está echando raíces

No hay que negarlo, la magnitud de los incendios en la Amazonía nos ha dejado lelos, estupefactos, asustadísimos. Que se destruya indefectiblemente el bioma que provee el 20 por ciento del agua dulce del planeta no es una buena noticia, para nada, y enterarse de la gravedad del drama desesperanza a cualquiera.

Sin embargo, hay que guardar la calma para empezar a urdir las soluciones que se necesitan para enfrentar con éxito el problemón que estábamos negando. Y que seguramente seguirán obviando los exégetas del “aquí no pasa nada”.

Como lo comentó Marc Dourojeanni al recibir el premio Carlos Ponce del Prado 2018 “no podemos desanimarnos ante el tamaño monstruoso de los problemas aún no resueltos, lo que toca es enfrentarlos”. Eso es lo que tenemos que hacer.

Les dejo esta nota que me acaban de enviar los amigos de Conservación Internacional-Perú dando cuenta de algunos avances en la adecuada gestión del 40 por ciento de la Amazonía que resguardamos los demás países de la cuenca, uno de ellos, el nuestro.

Leer más

Los Big Five del Tambopata y un grato recuerdo de Bárbara D’Achille

¿Si tuviera que elegir a los cinco grandes animales del Parque Nacional Manu a quienes escogería?, se preguntó el científico Christof Schenck, estudioso de los lobos de río de las cochas de Madre de Dios.

Difícil, el Manu es un arca de Noé poblada por animales de todas las tallas y talantes.

¿Y si hiciéramos el mismo ejercicio para el Tambopata?

Leer más

Golpe en La Pampa, un texto de Enrique Ortiz

No quiero dejar de resaltar esta buena noticia. El 4 de agosto pasado la iniciativa Monitoring of the Andean Amazon Project (MAAP), el proyecto de monitoreo ambiental que impulsa Amazon Conservation y Conservación Amazónica ACCA, presentó su último informe sobre deforestación en La Pampa observando que “la deforestación minera disminuyó 92 % entre el 2108 (900 hectáreas) y 2019 (66,7 hectáreas), período anterior y posterior al inicio de la Operación Mercurio”.

Sin duda, más allá de las críticas que a veces disgustan y los halagos que generalmente confunden a quienes los reciben, la noticia hay que celebrarla aunque todavía no se haya exterminado del todo el cáncer del que hablaron en su momento la ministra Muñoz y el presidente Vizcarra.

Tuve la oportunidad de estar en la zona durante la fase más candente del operativo Mercurio 2019 reportando para esta revista virtual, para Actualidad Ambiental y para la plataforma La Mula. Tremendo y gratificante trabajo, lo atesoro entre los más complejos de mi singladura periodística. En esos soportes digitales están todas mis notas de campo y mi opinión sobre el tratamiento que se le debería dar al problema originado por la minería aurífera en el departamento más bidoiverso que nos queda.

Sobre el particular no voy a decir más por ahora, solo felicitar el empuje y las ganas de dar batalla de Fabiola Muñoz, con la que he discrepado públicamente en varios momentos y la asertividad y porfía de Leonardo Caparrós, asesor del ministerio del Ambiente y muy comprometido servidor público.

Si todo esto acaba bien, y hay motivos para predecir que así será, cinco o seis meses después de iniciada la batalla por recuperar La Pampa y avanzar hacia otros espacios tomados por la ilegalidad en Madre de Dios, habrán ganado un espacio memorable en los anales de la lucha por un mejor futuro para todos en nuestro país. Ojalá que eso ocurra.

Por ahora solo insistir en lo que menciona Enrique Ortiz en su comentario en El Comercio de Lima del martes 13: “Pero hay que resaltar que una estrategia integral incluye una fuerte inversión social para la transición de una economía regional mayormente basada en la ilegalidad a una sostenida en sus recursos renovables, sea a través de mejoras en los sectores productivos agrícolas y agroforestales, en sus recursos de bandera como la castaña, en las iniciativas e industrias locales, y en particular en el turismo”.

“El apoyo de la autoridad regional, de la sociedad civil en particular y de la población de Madre de Dios, es crucial” para este éxito parcial. Sin embargo, es importante resaltar que estos avances no son irreversibles. Es imprescindible continuar y ahondar en cumplir los compromisos asumidos, en progresar con la aún incipiente formalización de la actividad y reforzar el retorno de la gobernabilidad y la legalidad”.

Infinitas banderitas peruanas por el golazo, Leo.

Leer más

Refugio Amazonas: un jardín botánico en los bosques del Tambopata

Los datos hablan por sí solos: los cálculos indican que en nuestro planeta hay tres billones de árboles. La cifra parece infinita, pero lamentablemente no lo es: las especies arbóreas están perdiendo espacio de manera acelerada debido a la explosión demográfica y el avance incontenible de la deforestación.

Cada año tiramos abajo -es un eufemismo, una frase elegante que esconde una cruda verdad-  quince millones de árboles.

Leer más

Cocha Cashu corazón: Estación Biológica cumple 50 años

Llegar a Cocha Cashu es asunto serio. El lago meándrico o cocha en forma de herradura se encuentra en el corazón del Parque Nacional Manu, un área natural protegida de 1’716,295, 22 hectáreas ubicada en las provincias de Paucartambo, Cusco y Manu, Madre de Dios.

La cocha no excede en tamaño las 24 hectáreas y debió formarse hace más de cien años al desviarse las aguas del río Manu de su cauce original, un hecho común en los ríos de la selva baja.

Se llega a la Estación Biológica Cocha Cashu después de una navegación de dos días por los ríos Alto Madre de Dios, Madre de Dios y Manu que se inicia, por lo general, en el puerto de Atalaya, en el límite departamental entre Cusco y Madre de Dios.

Los bosques que rodean Cocha Cashu se han mantenido intactos debido a la poca presencia humana y al establecimiento, en 1973, del Parque Nacional Manu. Cuatro asentamientos humanos poblados por indígenas matsigenkas : Tayakome, Yomibato, Cacaotal y Maizal, se han desarrollado alrededor de la estación biológica.

El área es habitada por grupos nómades de indígenas mashco-piros, probablemente yines, en estado de aislamiento. Los científicos de la estación biológica los llaman “nomoles” y están obligados a cumplir un riguroso protocolo para el contacto cuando estos ingresan a sus trochas o se acercan a las estructuras de madera de la estación.

Acabamos de volver de este paraíso…

Leer más

Curar la selva de Madre de Dios: Nando Cabanillas y Víctor Zambrano

Tremendo fotoreportaje de La otra ruta sobre dos peruanos que siguen dando batalla en la provincia de Tambopata, Madre de Dios, una de las “fronteras” más zarandeadas del país. A ambos, Nando Cabanillas, restaurador y don Víctor Zambrano, héroe viviente de la conservación, he tenido el privilegio de conocerlos. Valoro el esfuerzo que hacen por recomponer lo que se ha destruido en la tierra donde viven.

Mis respetos.

Y que buena que está la plataforma de periodismo independiente www.laotraruta.pe, un halo de viento fresco y optimismo entre tantas malas noticias que impulsa desde hace un año Morgana Vargas Llosa. Les dejo la nota, saludos desde Calca.

Leer más

Cintia Tellaeche: una científica argentina tras los pasos de un gato fantasma

Cintia Tellaeche, bióloga de la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca, Argentina, se ha pasado la vida estudiando un felino sudamericano que nunca ha visto en estado silvestre y que tal vez no vea jamás en su hábitat.

El gato andino, Leopardus jacobita, un elusivo habitante de las altas cumbres de Argentina y también del Perú es, sin duda, el felino más amenazado de nuestro continente. La joven investigadora argentina lo sabe y por ello no ha escatimado esfuerzos en seguir sus huellas para conocer más detalles de su ecología y singular adaptación a un medio hostil y lleno de peligros.

Desde hace unas semanas le vengo siguiendo los pasos, periodísticamente hablando, al gato de esta historia. Como lo he comentado en mi cuenta de Instagram, un despistado turista que visitaba las montañas cercanas al macizo Ausangate, en el Cusco, se topó hace unos días con un gatito de talla poco común y andar huidizo, le tomó una foto, la circuló en sus redes y, bingo, sin querer queriendo dio en el clavo.

El Leopardus jacobita, el osqollo de los andes del sur del Perú, el felino que la bióloga Tellaeche, en Argentina y su colega Dina Farfán, en Perú, vienen siguiendo con obstinación y admirable amor por la ciencia, había sido atrapado por el flash de un ciudadano de a pie.

Fantástico. Me he reunido con Dina en la ciudad del Cusco para que me cuente más detalles sobre esta bella criatura que se mueve con sigilo entre las masas de turistas que buscan afanosamente llegar a Vinicunca por el selfie salvador y sus demás depredadores. La historia del osqollo es fascinante, salvarlo de la extinción en las montañas del Cusco sería un acicate para los que seguimos creyendo en el futuro.

Y para los que no necesitamos ver un animal silvestre para solazarnos con su presencia. Hace unos días, mientras mis amigos buscaban afanosamente en el dosel del bosque de la Estación Científica Cocha Cashu, en el Manu, la silueta de un mono aullador o de un maquisapa, el mono araña de las historias amazónicas, yo suspiraba de emoción sabiendo que los susodichos estaban cerca. Como se los dije sin presunciones exageradas, sentirlos tan próximos, allí nomás, me satisface tanto, o más, que tratar de verlos interrumpiendo, quien sabe, sus arrebatos con el propósito del consabido check.

Por eso comprendo a la bióloga Tellaeche. Y a Dina.

Les dejo la entrevista que Mongabay Latam, la aguerrida agencia ambiental en la que colaboro desde hace algunos años, le acaba de realizar a la investigadora bahiense.

Leer más

Suscriptor de Acuerdos de Conservación del Bosque de Protección Alto Mayo gana concurso Turismo Emprende 2019

Frecuento los pagos de Nórbil Becerra, uno de los ganadores del concurso Turismo Emprende de este año, por lo menos desde el 2016 cuando recorrí la región de la mano de Braulio Andrade y Norith López, amazónicos por naturaleza.

Nórbil, lo he vuelto a señalar hace unos días, es uno de los cientos de firmantes de los acuerdos de conservación que el Estado, gracias al tesón de los funcionarios del Sernanp y de la ONG Conservación Internacional, logró sacar adelante en una región rica en biodiversidad y hay que decirlo también en problemas sociales.

Como lo he referido en un reportaje que escribí para la agencia ambiental Mongabay Latam, las cumbreras del Bosque de Protección Alto Mayo (BPAM) y sectores muy importantes de su exuberante geografía, han sido ocupadas por migrantes provenientes, mayoritariamente, de las sierras cajamarquinas quienes, asociados a las rondas campesinas que pululan en la región, intentan desconocer la autoridad estatal sobre el área protegida.

Situación áspera y peligrosa, por llamarla de algún modo, que no ha podido ser afrontada con éxito por los sucesivos gobiernos locales y por el propio Comité de Gestión del Bosque de Protección Alto Mayo.

Doble mérito entonces el de este luchador socio-ambiental que ha sabido resistir la presión de los ronderos de su jurisdicción y ha persistido en el compromiso que acordó con Sernanp. Su historia tiene que ser conocido, ejemplos como el suyo hay decenas por todo el Perú.

Les dejo la nota que distribuyó hace unos días el Sernanp y que los amigos de CI-Perú nos han pasado par su debida promoción. Aplausos para los artífices de este triunfo de la sensatez y el compromiso con el futuro.

Leer más

Jacques Yves Cousteau: un aniversario más de un imprescindible

Un oportuno post de Yuri Hooker me hizo saber esta mañana que hoy celebramos el natalicio de Jacques Yves Cousteau, el oceanógrafo y divulgador científico francés que iluminó la niñez de varias generaciones de terrícolas. Y nos ayudó a todos a entender la importancia de la vida submarina y la necesidad de cuidar nuestro planeta.

Cousteau fue un iluminado, uno de esos imprescindibles que se dejan extrañar todos los días. El maestro nació en 1910 y partió a las profundidades oceánicas a los 87 años. Larga vida a su legado. Gracias por tanto, Capitán, que la travesía del Calypso sea eterna.

Leer más

Comunidades awajún del Alto Mayo siguen luchando por recuperar sus bosques

Conozco la comunidad nativa de Shampuyacu, en el Alto Mayo, he tenido la suerte de reunirme con sus mujeres y enterarme por ellas del trabajo que están haciendo por recuperar las tierras productivas y los bosques que fueron perdiendo como consecuencia de la feroz ocupación de sus territorios ancestrales durante los años de la migración descontrolada que produjo la construcción de la Marginal de la selva.

Me alegra por ello que los esfuerzos de la cooperación técnica y sus aliados continúe.

Valorar el ambiente que nos rodea resulta primordial para gestionar de mejor manera nuestros territorios. De allí la importancia del festival ambiental que se acaba de llevar a cabo en la comunidad.

Felicitaciones.

He estado todo el día de hoy en el mercado de productores agropecuarios de Urubamba, al otro lado del país, viendo como los insumos tradicionales, los de la chacra campesina, se hacen fuertes e imponen condiciones cuando el Estado –desde los gobiernos locales- los apoya.

Ojalá que las plantas medicinales, que las mujeres y los hombres awajún están cuidando y rescatando, y los productos de las chacras de las nuwas awajún empiecen a llegar a los mercados locales y se valoren como se deben.

Protección y producción ese es la consigna que hay que seguir enarbolando.

Leer más

Chile cuenta con nueva área protegida para la conservación del picaflor de Arica

Cada vez que me llegan noticias de las aves de Chile pienso en Oreste Plath, el folclorista mapocho que retrato a muchas de ellas en un simpatiquísimo libro, Lenguaje de los pájaros chilenos, que llegó a mis manos gracias a la gentileza de Alicia Burga, una dilecta amiga radicada en Barcelona.

Ese librito, delicado y lleno de magia, se convirtió, sin querer queriendo, en un texto de obligada consulta en mis días de afanoso aficionado a las aves del Perú. Si estuviera en casa estoy seguro que correría a cogerlo de mi biblioteca para gozar con su lectura.

Chile tiene 479 especies de aves registradas en todo su territorio, muchísimo menos que Colombia y el Perú, los países que lideran el ranking mundial de los que más aves tienen; sin embargo, la afición ornitológica por allá es grande, tanta como su producción bibliográfica.

Me alegra mucho que el gobierno chileno haya tenido a bien establecer el Monumento Natural Picaflor de Arica, un área protegida por el Estado que dará refugio a los casi 400 individuos de esta especie que sobreviven en los bosques del norte del país.

Qué bueno, felicitaciones a los implicados. Y, como siempre, que las buenas iniciativas se repliquen por todo el continente.

Leer más

Cushuro, la milagrosa alga andina que combate la desnutrición

La semana pasada hablamos de hongos andinos y unos días antes de las potencialidades del aguaymanto, el Golden berry peruano que ha ingresado fuerte a los mercados de Europa y los Estados Unidos.

Le toca el turno ahora al cushuro, un alga que se reproduce con prisas en las lagunas de la Cordillera Blanca y en otros cuerpos de agua del macizo andino.

Conocí sus encantos y grandes posibilidades para combatir la desnutrición y otros males hace muchos años de la mano de Luzmila de la Puente, la propietaria del mítico Piccolo de Huaraz, el restaurante que cobijaba a inicios de este milenio a viajeros de todos los pelambres y soberbia cocinera.

Recuerdo haber compartido un banquete de antología con Walter Silvera, Rafo León y Sonaly Tuesta preparado a base de cushuros, en sorprendentes platos dulces y salados.

En festejar los atributos y bondades de los platos regionales, Luzmila era una trome. ¿Por dónde, por qué caminos andará mi buena amiga?

El cushuro andino es un portento de la naturaleza de nuestro país: contiene más proteínas que la carne, más calcio que la leche y más hierro que un plato de lentejas. Incluso, repito lo que dice la nota que les dejo, se afirma que la cantidad de proteínas que aporta duplica el de la kiwicha y la quinua, dos pesos pesados de la alimentación que debemos impulsar.

Ayer hablaba de estos temas con una bullanguera legión de apasionados de los andes en la comunidad de Huayllafara, en el valle de Lamay, Cusco. En el centro de interpretación que los asociados al comité de turismo han construido, mientras don Benigno Huallpa, líder local, nos explicaba al detalle el ciclo agrícola en sus quebradas, no hicimos otra cosa que criticar la extendida miopía de nuestras autoridades (y también la de nosotros) que nos está impidiendo comprender –y sobre todo valorar- la extraordinaria riqueza que los campos de cultivos andinos guardan y estamos desperdiciando.

En Huayllafara, los campesinos que siguen tercos defendiendo sus activos culturales, siembran una inmensa cantidad de productos de gran valía a lo largo del año que, lamentablemente, tienen un precio ignominioso en los mercados donde se comercializan.

Don Benigno nos contó que la quinua roja, la amarilla, las distintas clases de maíz, el tarwi, las papas nativas, las habas, la oca -llamada por estos lares apilla-, el olluco o papa liza, la cañigua, el trigo, la cebada se producen en cantidades en sus topos pero que a la hora de venderlos es muy poco lo que obtienen. El mercado privilegia, y paga bien, otros productos. De Ripley, verdaderamente.

Insisto, tenemos la obligación de hacer productiva la sierra peruana, y por supuesto las otras regiones del país. Si queremos abatir los males que nos aquejan como sociedad tenemos que emprender la revolución agrícola que nos merecemos. Y allí los cushuros, aguaymantos y los hongos van a cumplir, tiene que ser así, la misión que la historia les tiene reservada.

Leer más

Exposición fotográfica en Lima por los 50 años de Estación Biológica Cocha Cashu – Manu

Me acaba de llegar la invitación a la inauguración en Lima de la expo fotográfica por los cincuenta primeros años de la Estación Biológica Cocha Cashu, en el Parque Nacional Manu, el decano, me animo a decirlo, de los centros de investigación científica en nuestro país.

Qué bueno, hay que celebrar y celebrar tan maravilloso acontecimiento. En junio próximo voy a visitar la estación con el fotógrafo Gabriel Herrera para cumplir un viejo sueño: llegar a Cashu para sentirme, de verdad, en el paraíso. Mientras tanto, agendo con ustedes la fecha de la inauguración: 5 de junio.

La exposición estará abierta al público hasta el 19 de junio. No se la pueden perder.

Leer más

Gobierno de Chile y Tompkins Conservation aliados para conservar los parques de la Patagonia

El presidente Piñera y Kristine Tompkins, presidenta de Tompkins Conservation, acaban de firmar en Santiago un importante acuerdo de colaboración para proteger el sistema de parques patagónicos que el filántropo Douglas Tompkins ayudó a crear en vida.

En este portal somos fans del trabajo del estadounidense y su esposa: mecenazgos como el que vienen impulsando desde hace mucho tiempo resultan indispensables para mantener viva la fe en el futuro. Y que el Perú sea citado por los firmantes del compromiso por la Patagonia como uno de los países líderes en el mundo en conservación patrimonial nos llena de satisfacción.

Saludos desde aquí a los amigos de Profonanpe, en especial a Alberto Paniagua, ex presidente de la institución que ha sido un pivote fundamental en la construcción del modelo peruano de asociatividad público-privado que ha posibilitado la recaudación de fondos para la conservación y manejo de importantes áreas naturales protegidas de nuestro sistema. Ejemplo que por cierto van a replicar en Chile.

He tenido la fortuna de viajar por el sur chileno, uno de los paisajes naturales más extraordinarios del planeta, prometo seguir con atención el avance de los esfuerzos que se vienen haciendo desde el Estado y la sociedad para salvaguardarlo.

Leer más

Haití: vida natural y esperanzas de conservación. Con Alejandro Balaguer en el Corredor Biológico en el Caribe

La de Haití es una de las economías más pobres de América Latina y del mundo. El país caribeño sufre como ningún otro en la región las calamidades naturales y los impactos de la deforestación y la pobreza extendida.

Aun así, el océano que baña sus costas y los pocos bosques que se han salvado de la devastación, siguen siendo activos importantes para atender las necesidades alimenticias de su población mayoritariamente afro-caribeña.

Un equipo de la Fundación Albatros Media liderado por Alejandro Balaguer registró hace unos días -por aire, tierra y bajo el mar- la naturaleza haitiana, parte importante del Corredor Biológico del Caribe, con la intención de conocer los ecosistemas, la biodiversidad y los proyectos de conservación del país insular.

El proyecto contó con el apoyo de ONU Medio Ambiente, la Unión Europea y la Secretaría del Corredor Biológico en el Caribe (CBC) y forma parte de una campaña de concienciación de tres años a cargo de la fundación.

Les dejo la bitácora de este primer ingreso a un territorio formidable. En esta plataforma todos #SomosHaití.

Leer más

Inkaterra y Grupo AJE continúan trabajando de la mano por la sostenibilidad del entorno de Machu Picchu

Saludo el esfuerzo coordinado de Inkaterra, el Grupo AJE y la Municipalidad de Machu Picchu por ordenar la casa y apuntar hacia la sostenibilidad ambiental de un distrito joven y lleno de contrastes. Y dificultades, hay que decirlo también.

Conozco el trabajo de Joe Koechlin y Pepe Purisaca, dos de los puntales de Inkaterra, en cada una de sus operaciones, sé de su compromiso por el turismo responsable y la conservación de nuestros patrimonios.

En tiempos como estos, de cerrar filas para salvar el planeta, consorcios como el que se ha ido gestando en Machu Picchu pueblo avivan la esperanza… y hay que aplaudirlos de pie.

La Planta de Tratamiento de Residuos Orgánicos que los consorciados acaban de inaugurar, según apunta Miguel Atausupa, gerente de Gestión Ambiental del municipio en mención, y también conocido nuestro, tiene la capacidad de procesar cuatro toneladas de residuos y generar biocarbón o carbón vegetal, un fertilizante natural que ayudará a intensificar la productividad agroforestal en los entornos del Santuario Histórico.

Magnífico.

Ojalá que el ejemplo cunda y se multiplique, las alianzas público-privadas de este tipo son las que deben prevalecer. Palmas para los involucrados…

Leer más

El nuevo Tambopata Research Center, una oda a la naturaleza y la conservación

Una vez escuché decir a Eduardo Nycander, el fundador de Rainforest Expeditions, lo siguiente: “Nuestra filosofía ha sido la de utilizar la herramienta del ecoturismo para lograr la conservación y desarrollo de las áreas naturales protegidas del Perú y en especial las de Madre de Dios”.

Dicho y hecho, el nuevo Tambopata Research Center, una oda a la naturaleza y la conservación.

Leer más

Colectivo HAZla por tu Playa anuncia hoy resultados de la campaña 2019

En el transcurso del día HAZla por tu playa, el colectivo ciudadano fundado por L.O.O.P. y Conservamos por Naturaleza, hará público los resultados de la campaña de limpieza de playas de este año.

Vamos a estar expectantes, se trata de una data que nos espeta a todos: consumidores y empresas que han hecho del plástico inútil un producto letal, altamente contaminante de los océanos y territorios que ocupamos.

Y no solo del plástico, me apuro a corregir… los activistas de HAZla por tu playa, HAZla por tu río y otros movimientos ciudadanos suelen encontrar de todo, y cada vez más, bajo la alfombra que pisamos.

Escribo desde la sierra sur, un paisaje inaudito, como tantos, lamentablemente, convertido en un depósito de botellas de plástico y basura innecesaria. Es urgente apretar el acelerador de la contraofensiva ambiental.

Como dice Bruno Monteferri, el líder de Conservamos por Naturaleza y otras iniciativas, “tenemos que poner el propósito por delante del lucro y la ética por delante de la codicia y la falsa comodidad. No tenemos otra opción si queremos ver a los ojos a nuestros hijos y nietos”.

Es hora de actuar.

Gracias Bruno, gracias HAZla por tu playa por tanta lucha.

Leer más

Un refugio de colibríes está salvando a una especie muy golpeada en Samaipata, Bolivia

Me encantó esta notita que recogí hace unos días de la prensa boliviana.

En Samaipata, una localidad muy próxima a Santa Cruz de la Sierra, una familia preocupada por la salud de la tierra y la suerte de las especies más zarandeadas por los cambios en el clima se dedicó con ahínco a darle protección a los colibríes Esmeralda que llegaban a su jardín. Algunos de ellos, lamentablemente, para morir como consecuencia de los cambios de temperatura.

Con paciencia y mucho amor lograron lo imposible. Que los colibríes de la especie mencionada sobrevivan y el refugio que crearon se convirtiera también, con el paso del tiempo, en un alojamiento temporal para otras especies de picaflores.

Sensacional, el trabajo de los Arias de Samaipata se parece mucho al que ha venido haciendo, silenciosamente, mi amigo Nórbil Becerra, en el caserío de Aguas Verdes, Bosque de Protección Alto Mayo.

O al de José Altamirano en Wakanqi Lodge, Moyobamba, departamento de San Martín. O al que hace Tino Aucca, en Huembo, departamento de Amazonas, con los colibríes cola de espátula. O al de Joe Koechlin en Inkaterra Machu Picchu: en su lodge, más de cien especies de colibríes revolotean a lo largo del día buscando los bebederos y plantas que se instalaron en los jardines del hotel para “bienvenirlos” y darles la protección que se merecen.

Se puede, claro que se puede, es cuestión de convertirnos en milicianos de la causa de la conservación. Cada uno de nosotros, desde el lugar que nos ha tocado vivir, haciendo bien su tarea.

Linda semana para todos.

Leer más

Descubren nueva especie de serpiente en el Parque Nacional Bahuaja Sonene

Buenas nuevas desde el Heath: investigadores asociados al Sernanp han descubierto una nueva serpiente para la ciencia en el Parque Nacional Bahuaha-Sonene, un territorio biodiverso amenazado por la minería ilegal y los cultivos de coca ligados al narco.

Al parecer el ofidio recién descubierto podría ser endémico de las Pampas del Heath, un colosal ecosistema de sabana en los bordes de nuestro país. Bienvenida Bothrops sonene. Felicitaciones a los implicados en el hallazgo.

Leer más

Cambiar nosotros para salvar la Amazonía

Me he adherido a la causa del cambio, en eso ando. Caminar hacia otros estilo de vida, a uno que sea más consciente de la huella ecológica que vamos dejando es un desafío, un reto difícil de llevar ca cabo. Pero allí voy, sigo intentándolo.

Mañana dejo por un tiempo Madre de Dios, tomo la ruta del Cusco para llegar a la zona cultural del maravilloso Parque Nacional Manu. Les dejo, mientras tanto, este artículo que acabo de recoger de la prensa colombiana.

Leer más

La Pampa: Cuando no se puede ganar por nocaut, hay que hacerlo por puntos

La primera fase de la interdicción en La Pampa, barbarismo con el que los peruanos denominamos a las acciones de destrucción de los campamentos y la maquinaria que alimenta el cáncer de la minería ilegal, una actividad siniestra que acarrea, entre otras calamidades, prostitución infantil, trata de personas, sicariato y otros delitos, culminó oficialmente el martes 5 de marzo con el anuncio del ministro del Interior, Carlos Morán, desde la recién instalada Base Temporal Mixta de Alta Movilidad en el campamento Alfa, del rescate de 51 víctimas de trata y la detención preliminar de 80 personas.

En Puerto Maldonado y en el resto de la región las expectativas sobre lo que se va a hacer son grandes. La crónica siguiente, publicada en la plataforma La Mula, trata de entender lo que está pasando en Madre de Dios.

Leer más

Beth Moon, la fotógrafa que retrata los árboles vivos más viejos del mundo

Mágico, vuelvo al tema de los árboles gigantes y la necesidad de cuidarlos, de abrazarlos con fuerza para salvarnos –y salvarlos- de la destrucción planetaria que nos aflige tal como lo relata el mito harakbut que da cuenta de la creación de bosques de Madre de Dios que vuelvo a recorrer en estos días.

Beth Moon es una fotógrafa estadounidense que desde hace veinte años recorre el mundo para retratar a estos milenarios hijos de la Madre Tierra.

Su primer trabajo, “Ancient Trees. Portraits of Time”, se ocupó de registrar a estos colosos alrededor del planeta. Este último vuelve a recorrer los mismos caminos con el objetivo de capturarlos de noche.

Eso es “Diamond Nights”, la muestra de su trabajo itinerante y muy respetuosa del futuro que nos merecemos. Linda semana para todos…

Leer más

Exportaciones peruanas de castaña superaron los US$ 66 millones en 2018

El año pasado fue un año bueno para los castañeros de Madre de Dios. La producción fue mucho mayor que la del 2017, un año especialmente malo para los concesionarios, para las comunidades nativas involucradas en el negocio y para los demás productores del recurso estrella de la región.

El reporte que ha hecho público la Asociación de Exportadores (Adex) habla de una cifra que supera los 66 millones de dólares para la campaña del 2018. Muy buena noticia.

La recolección castañera de este año aún no acaba, todavía las cuadrillas de hombres y mujeres con sus canastas y payanas a cuestas están recorriendo el bosque para terminar la zafra, pero pareciera que no va a ser tan rentable como la del año pasado.

En la mañana de hoy visité la planta de Candela Perú, la empresa de comercio justo que acopia el recurso para comercializarlo por todo el mundo. Me sorprendió el alto nivel tecnológico de la unidad productiva que han instalado en La Joya, camino a la comunidad de Infierno y el empuje de sus técnicos para convertir al fruto de los árboles milagrosos de Madre de Dios en dinero para su gente.

La castaña, lo hemos dicho mil veces, es uno de los productos más rentables, en términos económicos y ambientales, del departamento. Da platita contante y sonante a los involucrados en su recolección, transporte y comercialización y protege el bosque de la deforestación y el mal trato que le dan los que quieren llevarse sus recursos a la mala.

Ayer justamente las autoridades del Ejecutivo encargadas en aterrizar las ideas y buenas intenciones expresadas durantelos primeros días del operativo Mercurio 2018, han colocado a la castaña departamental en la primera línea de productos que se van a impulsar para transformar el desmadre de Madre de Dios en desarrollo de verdad.

Ojalá se logre.

Leer más

La Pampa, día dos ¿Quién va ganado la batalla por Madre de Dios?

Se cumplieron las primeras 48 horas del inicio del operativo Mercurio 2019, la primera ficha movida por el Ejecutivo para erradicar la minería ilegal en las zonas donde esta se ha hecho fuerte, principalmente en el bastión aurífero de La Pampa, un gigantesco asentamiento humano entre los kilómetros 98 y 115 de la carretera Interoceánica del Sur del cual se habla mucho en Lima y poco se conoce.  

El balance por ahora no es muy claro. ¿Quién va ganando el tira y afloja entre el gobierno nacional y los capitostes de la mafia minera en esta batalla que empezó hace más de diez años y que tiene a la capital de la biodiversidad del Perú virtualmente contra las cuerdas?

Leer más

Cámaras trampa siguen descubriendo impresionante riqueza de la Reserva Nacional Tambopata

Qué buena noticia: a la sinrazón de la delincuencia que intenta ingresar a nuestros refugios naturales para imponer su barbarie hay que responderle con más trabajo, con más investigación científica, con más promoción de lo que se ha logrado en tantos años de darle duro el monte.

En ese cometido ando aquí, en Puerto Maldinado y también La Pampa, tratando de visibilizar iniciativas como la del proyecto Wired Amazon que se lleva a cabo en los albergues de Rainforest Expeditions.

Conozco a Juan Diego Shoobridge, el biólogo a cargo del trabajo de campo del proyecto que menciono. Converso regularmente con él de lo que nos apasiona a ambos: la vida silvestre en uno de los refugios naturales más extraordinarios del planeta.

Eso es la Reserva Nacional Tambopata, el maravilloso santuario amenazado por la minería ilegal y el avance de una colonización que ya es tiempo de encausar.

Hace unos días hablé con Juan Diego a propósito de los últimos acontecimientos de violencia en el departamento que ha elegido para trabajar y vivir con su familia. Como muchos de mis amigos en la región, el accionar de la delincuencia y la inacción de las instituciones encargadas de brindar seguridad, los ha golpeado duramente. Y no es para menos.

Es necesario estar al lado de estos guardianes de la Amazonía, su trabajo es indispensable para seguir creyendo en el futuro.

Les dejo esta nota que acaba de publicar Mongabay Latam sobre la fauna del Tambopata retratada por las cientos de cámaras instaladas en el bosque. La información que están arrojando es de suma importancia para la conservación de la vida silvestre en estas selvas prístinas y encantadoras.

Salud, Juan Diego, gracias por tanto…

Leer más

Científicos descubren tres nuevas especies extintas relacionadas a las aves marinas del Perú

Hace unos días publiqué en esta plataforma un par de comentarios sobre la Compañía Administradora del Guano, el consorcio privado que manejó con muy buen criterio científico -y me imagino que empresarial- la conservación de las aves guaneras a principios del siglo pasado. Sobre la Cia. Adm. del Guano y su extraordinario boletín científico han dejado sentir su admiración Jorge Basadre, Pablo Macera, Marc Dourojeanni y ahora último el estudioso del Mundo del Pacífico Gregory T. Cushman.

El tema me apasiona. Vivo temporalmente frente al mar de San Bartolo. He crecido en ese paisaje. Allí aprendí a admirar la prestancia de chuitas, pelícanos, guanayes, piqueros y otros habitantes alados. Así que me entusiasmó sobremanera encontrarme con esta nota del paleobiólogo Rafael Varas-Malca, científico adscrito al Departamento de Paleontología de Vertebrados del Museo de Historia Natural UNMSM, en La Mula.

Se las dejo, es necesario promover la ciencia en nuestro país. Promoverla poniéndola al alcance de las mayorías.

Conozco desde hace mucho tiempo el trabajo que vienen haciendo Judith Figueroa y Marcelo Stucchi, estudiosos serios y prolíficos y soy, debo confesarlo, un fisgón permanente de lo que hace en pro de la ciencia y la investigación el centenario Museo de Historia Nacional de la Universidad de San Marcos.

Buena mañana para todos…

Leer más

Ciencia ciudadana para salvar la Amazonía

Los viajeros responsables, aquellos que no quieren dejar una huella tóxica en el planeta y que, además, reclaman ser convocados en todas las tareas que intentan restaurar lo que otros destruyeron, son una tribu, felizmente, en franco crecimiento.

En Refugio Amazonas, el albergue que gestiona Rainforest Expeditions en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata, es posible convertirse en un investigador ocasional aportando registros, observaciones, datos, a la comunidad científica, sin renunciar a ser un turista de paso por el paraíso.

Leer más

Se inició campaña Million Dollar Vegan: un intento desesperado por sanar la casa de todos.

Empecé hoy en la mañana: durante treinta días o de repente más, no lo sé, voy a dejar de consumir carnes. No es que me haya adherido de sopetón al veganismo, para nada, sucede que quiero ser consecuente con el grito de #otromundoesposible que vengo alentando desde hace mucho tiempo… y que por cierto tiene que ver con una causa egoísta en extremo: me muero de miedo, como Greta Thunberg, la niña sueca que todos los viernes realiza un plantón frente al parlamento de su país, de los embates del armagedón climático que hace tiempo llegó y que muy pocos se atreven a enfrentar.

Ojalá pueda lograr mi objetivo. Ojalá pueda responder con éxito el llamado de Genesis Butler, la niña de doce años que le está pidiendo al papa Francisco que dejé de consumir carnes y derivados durante toda la cuaresma para que su ejemplo sea imitado por millones y podamos empezar a cambiar el fin del mundo.

Genesis Butler ha sido la persona más joven en dar una charla TED . Su conferencia versó sobre “La visión de una persona de diez años para curar el planeta”, la casa de todos de la que habla en el Laudato Si el papa Francisco, encíclica que no me he cansado de aplaudir y promover todo este tiempo.

Es cierto lo que dice la niña en el comunicado de la campaña Million Dollar Vegan que ayer publicó El Comercio en su página 2: “Los actuales hábitos alimenticios de las naciones predominantemente más ricas están causando destrucción global y devastación. La industria ganadera utiliza el 83 % de las tierras agrícolas, pero produce solo el 18 por ciento de nuestras calorías. Con 815 millones de personas que sufren de desnutrición, imagine a cuántas personas hambrientas podríamos alimentar en todo el mundo si evitáramos este desperdicio de recursos, con estos alimentos tan ineficientes”.

“La ganadería no solo tiene un impacto en los más pobres del mundo: sino que también contribuye con el 14.5 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el hombre”. “Además, prosigue la niña, es la principal causa de deforestación, y de la actual extinción masiva de la vida silvestre”.

No digo más, me declaro públicamente seguidor de la prédica de Greta Thunberg y Genesis Butler y me pongo a disposición. El mundo que sueñan ellas es idéntico al que sueño yo.

Linda semana para todos.

Leer más

Jaguares y rewilding en la Patagonia. El legado de Douglas Tompkins sigue vivo

Douglas Tompkins, el polémico conservacionista estadounidense muerto en Chile en el 2015 sigue vivo en sus obras, me queda claro.

A los parques naturales que él y las organizaciones que creó en el extremo sur del continente, se suma ahora el establecimiento de una unidad de conservación en los Esteros del Iberá, una gigantesca zona húmeda formada por los meandros del río Paraná, en Argentina, donde se van a reintroducir especies que desaparecieron de sus hábitats primigenios.

Buena noticia, es posible revertir tendencias y sanar lo que hemos dañado.

Este caso lo confirma: el equipo a cargo de mantener el sueño del fundador de The North Face y otras marcas está trabajando a fondo en el proceso de reintroducción de una pareja de jaguares (Panthera onca) en Iberá, los primeros de un grupo de yaguaretés -como llaman a los jaguares en Argentina- que repoblaran el humedal austral.

Reintroducir especies silvestres a sus lugares de origen no es asunto sencillo; por el contrario, se trata de un ejercicio complicado en extremo que implica mucha ciencia y conocimientos.

Pero en eso andan los seguidores del filántropo que dedicó su vida a amar y proteger el sur de nuestro maravilloso continente.

Les dejo la nota aparecida en el diario El País.

Leer más

Una mirada a la extraordinaria fauna de Pampa Hermosa [Video]

Las imágenes que el biólogo Sean McHugh y la fotógrafa Jasmina McKibben lograron captar gracias a las 28 cámaras trampas que instalaron en Pampa Hermosa, en un sector muy próximo al Bosque de Protección de Pui Pui, en el departamento de Junín, dan cuenta de la presencia de una fauna extraordinaria, propia del bosque nuboso, en aparente muy buen estado de conservación

Fabuloso.

Osos de anteojos vigorosos, ocelotes, armadillos, venados, tigrillos, ardillas, monos, sajinos, nutrias se dejan ver con precisión en los videos que publica por primera vez Mongabay Latam.

Estoy sorprendido, conozco la zona, la he recorrido con un equipo de la revista Viajeros a inicios de la década pasada y francamente, debo confesarlo, pensaba que dichos bosques ya habían caído en manos de la colonización que avanza a un ritmo descontrolado.

Les dejo la nota y las imágenes. Qué bueno que los trabajos de investigación de Rainforest Partnership estén aportando tanto y qué maravilloso saber que en los bosques de Pampa Hermosa habita una población de monos choro cola amarilla que desconocíamos. Alucinante.

Leer más

Una expo en Madrid por los 130 años de National Geographic

Me fascinan las publicaciones de National Geograophic, todas, no solamente su emblemática revista mensual que vengo leyendo desde niño, también sus videos, sus documentales, sus galerías de fotos, su merchandising…todo.

Suerte la de los madridistas que tienen a la mano la expo “Una ventana al mundo. 130 años de National Geographic”, un recorrido por lo mejor de la Sociedad Nacional Geográfica. Si están en Madrid vayan a verla, vale la pena el esfuerzo. Va hasta el 24 de febrero.

Leer más

Varun Swamy: “Sin grandes árboles el bosque no nos sirve”

“El 99 por ciento de las semillas que nacen cerca del árbol semillero no sobreviven”, comenta Kurt Holle en un ilustrativo artículo sobre la biodiversidad de la Reserva Nacional Tambopata publicado en la revista Viajeros hace algunos años. “Los árboles necesitan de los guacamayos, monos y sajinos para que lleven las semillitas lejos de mamá, así de sencillo. Estos “transportadores” comen la fruta y defecan, semilla incluida, unas horas después, lejos, muy lejos del árbol semillero”.

Esa verdad tan elemental pareciera no estar al alcance de la mente y el proceder de una sociedad –sí, la nuestra- que pareciera a acabar con todos los bosques del planeta.

Hace días que vengo reflexionando con ustedes sobre este problema, sobre esta desgracia. En este portal y también en nuestras redes sociales hemos subido fotos y testimonios sobre las amenazas que se ciernen sobre los árboles de gran talla, gigantes, que habitan los bosques que nos quedan. Nos hemos referido a los baobabs africanos, a las secuoyas de Norteamérica, a los shihuahuacos de nuestra Amazonía, colosos sacrificados en aras de un ideal de progreso que se impone por todas partes.

Los árboles gigantes, grandazos, me lo refirió hace mucho José Álvarez, biólogo amazónico, dependen de los animales de gran tamaño y movilidad que habitan los bosques y los ríos, como los ronsocos, los maquisapas, los tapires o los delfines de río, para el transporte de sus semillas. Como dice Holle, “la voracidad de las criaturas del bosque que se alimentan de ellas y los hongos que las afectan severamente” es tan tremenda que es imposible que la propagación de las especies arbóreas se perennice al lado de los árboles que la generan.

Necesitan de un “transportista” que haga bien la parte que le toca en el negocio de los bosques amazónicos. Si ellos, los bosques son incapaces de renovarse.

Por Kurt me enteré del trabajo de Varum Swamy, por entonces un estudiante de Phd del Centro de Estudios Ambientales de la Universidad de Duke que ya ostentaba el apropiado apelativo de “cazador de semillas”. Swamy, quien llegó al Perú por primera vez en el 2003 según cuenta la nota aparecida en El Comercio que les estoy dejando, ha seguido vinculado a la Reserva Nacional Tambopata y ahondando en sus pesquisas científicas. Qué bueno, los bosques “defaunados” no sirven, son muertos vivientes, espectros de lo que alguna vez fue un ecosistema vivo, capaz de sostener grandes poblaciones de seres vivos.

Entender sus dinámicas y los ciclos reproductivos de sus árboles más notables nos permite elaborar planes de contingencia y las adecuadas políticas de conservación que se necesitan para prever un mejor futuro para todos.

Leer más

China se suma al cuidado de tigres y rinocerontes

Buena noticia, que el gigante asiático se sume a la ola de repudio que suscita en la opinión pública internacional la cacería indiscriminada de especies en extinción, como los tigres y rinocerontes de esta nota, resulta un paso adelante para detener de una vez por todas el negocio que se esconde bajo los pliegues de la medicina tradicional que, como es sabido, demanda de los órganos y partes de animales exóticos para muchos de sus procedimientos.

Y no solo en la China, un mercado poderoso para los cazadores furtivos t traficantes que se mueven por todos lados, no, semanas atrás dimos cuenta del caso de los ciudadanos chinos condenados en Bolivia por comercializar ilegalmente colmillos de jaguar y hemos estado muy pendientes de la cacería de delfines rosados, en la amazonía peruana, para dudosos menjunjes amorosos.

En fin, a seguir chimbando por un mundo menos cruel y cuidadoso de sus criaturas emblemáticas.

Leer más

Primer registro de otorongo negro en Cordillera del Cóndor

Fabuloso, gran descubrimiento. Encontrarse, aunque sea cámara trampa de por medio, con un jaguar u otorongo y encima negro, melánico, debe ser el sueño. El jaguar (Panthera onca) es el felino más poderoso de América, puede llegar a medir 1.8 metros y pesar más de 130 kg.

Durante milenios ha sido reverenciado en nuestro continente, convirtiéndose por sus atributos en símbolo de fuerza y valor. La Amazonía peruana es uno de los bastiones de los jaguares del planeta, debido a la presencia de grandes poblaciones de pecaríes, venados y otros mamíferos, sus principales presas.

Las cámaras trampa colocadas en el Parque Nacional Cordillera del Cóndor, en Amazonas, registraron además especies amenazadas como oso hormiguero gigante, tapir, puma y jaguar.

Leer más

Lanzan “Iniciativa Kosñipata, entre Manu y Amarakaeri”

Interesante, muy interesante la reunión de lanzamiento de la Iniciativa Kosñipata, entre Manu y Amarakaeri, el proyecto de desarrollo sostenible y conservación que ha empezado a liderar Pronaturaleza en el oriente cusqueño. Sobre todo por la presencia en el evento de los actores más representativos de lo que podríamos llamar la escena conservacionista cusqueña y su explícito compromiso.

Cusqueña y kosñipatina, debo mencionar.

A la presencia del gobernador Licona y la del gerente Atausupa, dos obstinados creyentes en la protección de los espacios frágiles y biodiversos de su región, se sumó la del alcalde saliente de la municipalidad de Pillcopata, la capital del distrito de Kosñipata y la del burgomaestre que asume funciones el primero de enero próximo.

Y también la de los representantes del Comité de Gestión de la Reserva de Biosfera del Manu y de la Asociación de Prestadores Turísticos de Kosñipata, dos instituciones claves para lograr el ansiado desarrollo económico del distrito.

Kosñipata es la puerta de ingreso del Manu y escenario también de una tenaz lucha por la tenencia de la tierra entre el extractivismo más compulsivo y la conservación. O para decirlo con más claridad entre la minería ilegal empujada desde el Cusco en colusión con la agricultura de la coca ilegal y una legión de agricultores abandonados a su suerte, como en otras partes del país, por un Estado con poca, o ninguna, capacidad para articular salidas a la crisis histórica del agro nacional.

Tremendo reto, entonces, el que asume Pronaturaleza. Su propuesta de convertir el Área Clave de Biodiversidad en un Área de Conservación Regional es sumamente ambiciosa porque en el detalle de la misma, como lo ha señalado Marc Dourojeanni, se haya el compromiso de gatillar el desarrollo económico de su población. De allí la importancia del turismo que se ha empezado a impulsar y el desarrollo de la agroforestería, la apicultura y la producción de mariposas.

El gobernador Licona anunció la conclusión de la esperada vía Cusco-Paucartambo que será inaugurada este año y el inicio de los estudios de factibilidad de la carretera Paucartambo-Pillcopata-Atalaya – Río Carbón. Sobre este último punto, vamos a estar a la espera de los comentarios técnicos del equipo de la ONG conservacionista, todavía resuenan en los oídos de muchos los comentarios que sobre las carreteras en la Amazonía esbozara en su momento el maestro Dourojeanni.

Felicitaciones al equipo de Pronaturaleza y a sus socios por el esfuerzo a acometer.

Leer más

Cordillera Azul y Amarakaeri ingresan a la Lista Verde de la UICN

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es la mayor red ambiental del planeta, baste mencionar que en su tejido institucional se agrupan 1300 organizaciones y 13,000 expertos de todas las nacionalidades. Fundada en 1948 la UICN es, sin lugar a dudas, la autoridad mundial en cuanto a defensa de la naturaleza y los recursos naturales se refiere.

De manera que el ingreso de dos áreas naturales protegidas del Perú a su selecta Lista Verde es un logro que se debe mensurar en su verdadera dimensión.

Y celebrar, por cierto.

El Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri, las dos áreas admitidas en la Lista, aparte de sus singularidades escénicas y su extrema biodiversidad y diversidad cultural, son dos unidades de conservación en las que se vienen desarrollando mecanismos de gestión novedosos y que desde esta plataforma hemos venido saludando.

Para el caso de Cordillera Azul, la administración y manejo del área está en manos de una ONG –CIMA Cordillera Azul- en alianza con el Estado a través del SERNANP.

En la Reserva Comunal Amarakaeri, en el departamento de Madre de Dios, la gestión del área protegida, que es un santuario del pueblo harakbut, es compartida por diez comunidades nativas y el Estado.

En ambas áreas los pasos que se han dado para recuperar los espacios alterados por la deforestación y el avance de la colonización descontrolada, son notorios y grafican de manera muy clara lo que podría significar para el Perú la activación de modelos de co-gestión novedosos.

Semanas atrás habíamos advertido el riesgo en el que se encontraba el Santuario Histórico Machu Picchu, mencionado por la UICN como uno de los 241 patrimonios de la humanidad en peligro debido a la crisis climática, hoy toca celebrar el ingreso del Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri en la lista de las 40 áreas mejor protegidas del planeta, un pool de unidades de conservación donde se están cumpliendo los estándares de buena gestión establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Estándares vinculados, por cierto, a la apropiada gobernanza, buen manejo y resultados de conservación a la vista.

Mis felicitaciones, para el caso del Parque Nacional Cordillera Azul, al equipo de Patricia Fernández-Dávila y CIMA Cordillera Azul, a los técnicos del SERNANP en las cinco regiones por donde se extiende el ANP de más un millón de hectáreas de superficie: San Martín, Ucayali, Loreto y Huánuco y a las poblaciones locales, las directamente responsables y beneficiarias de los esfuerzos de conservación en marcha.

Mis felicitaciones también a la gente del SERNANP en la Reserva Nacional Amarakaeri, en especial al ingeniero Asvín Flórez, el jefe del área e impulsor desde el Estado del co-manejo en las reservas comunales. Y a los amigos del ECA Amarakaeri, Luis Tayori, Jaime Corisepa y los demás comuneros harakbut y yines que viven y sienten el área protegida.

Vamos por más, cumpas, sí se puede…

Leer más

Extraordinario crecimiento de la población de vicuñas en Pampa Galeras

Varias cuestiones para comentar. La primera es que el 15 de noviembre pasado se celebró el Día Nacional de la Vicuña, el elusivo camélido sudamericano –el término auquénido ha quedado en desuso- que habita grandes secciones de la altiplanicie peruana, Pampa Galeras, una de estas, tal vez la más emblemática.

La segunda, no lo sabía, qué despistado ando, es que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) designó al 2108 como el Año Internacional de los Camélidos, en atención al papel que cumplen –camellos, dromedarios, llamas, vicuñas, guanacos y alpacas- como medio de subsistencia de millones de familias en Asia, el norte de África y América del Sur.

Lo tercero, aterrizo en la nota que nos envía el SERNANP, es que la vicuña representa para los peruanos un caso ejemplar y emblemático de buen manejo de una especie silvestre que hasta hace no mucho severamente amenazada.

Si quieren saber más sobre la historia de la conservación de la vicuña en el Perú revisen las notas que el maestro Dourojeanni incluye en su libro “Historia Forestal del Perú”. Allí encontrarán los pormenores de la encarnizada defensa de la especie hecha por los entonces jóvenes conservacionistas Antonio Brack y el propio Marc a inicios de la década del setenta.

Casi van a parar a la cárcel por tratar de convertir a la especie, lógicamente una vez recuperadas sus poblaciones en Pampa Galeras, en un recurso para combatir la pobreza extendida en las comunidades locales.

Qué la población de 500 vicuñas que sobrevivían a duras penas en Pampa Galeras hace 51 años haya pasado a ser de cinco mil –y que la población de vicuñas en el Perú supere en ka actualidad los 200 mil individuos- es un logro que hay que aplaudir de pie.

Y que sean las comunidades las beneficiadas, habla muy bien del esfuerzo e invita a hacer lo mismo con otro de nuestros camélidos, la alpaca.

En fin, dejo allí mis comentarios no sin antes mencionar que todo esto se ha producido en una reserva nacional que lleva el nombre de la inmortal Bárbara D´Achille. Buen domingo para todos.

Leer más

Julia Hill: la muchacha que vivió dos años en una secuoya para evitar que la talaran

Este relato me conmovió.

Lo leí hace unos días y me llené de alegría y de compasión: cuanto lirismo e inspiración podemos encontrar en una historia de amor por la naturaleza y el futuro de la Tierra como ésta, la de Julia Hill, la muchacha de 23 años que se subió a una secuoya para impedir que destruyeran unos bosques del Parque Estatal Grizzly Creek Redwoods de California… y bajarse del coloso dos años después una vez que su lucha logró su cometido.

Las secuoyas como los shihuahuacos que defienden Tatiana Espinosa, Antonio Fernandini y otros valientes en Madre de Dios y Ucayali, son también milenarios, abuelos de los bosques, criaturas presentes en el planeta desde tiempos inverosímiles. Y como los baobabs africanos están desapareciendo de la faz de la tierra debido a la obstinación de nuestra especie por destruirlo todo.

En fin, no digo más, linda mañana, linda semana para todos y que vivan las Julia Hill del planeta.

Leer más

El futuro de la Amazonía se juega en las elecciones de Brasil

Acabo de estar en la Amazonía del Brasil, un campo de golf infinito atravesado por carreteras que no acaban y fazendas dedicadas en extremo a la ganadería o a la agroindustria. Como dicen en mis pagos lo he visto con mis propios ojos…

La Amazonía brasileña, elogiada en los documentos alineados a los foros ambientales por el compromiso supuesto de sus gobernantes en contra de la deforestación, no existe, es una quimera, la han destruido a la mala tanto los gobiernos de derecha como los de izquierda.

Pero lo que se viene, de llegar al poder Jair Bolsonaro, el líder del trumpismo tercermundista que arrasa en Brasil, es atroz, de terror.
Les dejo este reporte de The New York Times en español; sobre el tema han dicho lo mismo en El País de España y en toda la prensa más o menos seria del planeta. Estamos advertidos, Bolsonaro no cree en el cambio climático y ha adelantado que en un gobierno suyo se eliminará el Ministerio de Medioambiente, las reservas indígenas y todo aquello que huela a ecología y conservación de la naturaleza.

Horrible, los Otsukas y Tubinos cholos deben estar de plácemes, por fin encontraron un líder a la medida de su perorata desarrollista.

Leer más

Cocha Cashu: el corazón del Manu

El próximo año se van a cumplir los primeros cincuenta años de vida de la mítica Estación Biológica Cocha Cashu, en el Parque Nacional Manu, uno de los centros de investigación científica más importantes de la región tropical del planeta. Ligado al trabajo pionero de John Terborgh, profesor de la universidad de Duke, la estación ha funcionado todos estos años en medio de un paisaje intacto, intocado, ideal para el trabajo de los cientos de estudiantes y científicos que se han beneficiado con sus instalaciones y servicios.

Quise llegar este año a Cocha Cashu para preparar un reportaje que tratara de graficar la importancia de la estación biológica en el desarrollo de la ciencia amazónica y la conservación de sus ecosistemas. Lamentablemente el tiempo me ganó, volveré a intentarlo en los próximos meses. La Estación Biológica Cocha Cashu, un activo del SERNANP, es administrada por San Diego Zoo Global gracias a un acuerdo de cooperación entre dicha institución académica y el Estado peruano. Les dejo esta nota publicada en la web de Regenera, una interesante red de custodios urbanos y guardianes rurales dedicados a cuidar y restaurar la naturaleza del Perú.

Leer más

Podemos limitar el calentamiento global a 1.5 grados con la ayuda de la naturaleza

Sí, es necesario mantener la calma y seguir siendo optimistas con respecto al devenir de nuestra especie y a la salud de la Tierra pese a que todos los datos, o casi todos, juegan en contra de esa ilusión.

Como dice la nota que les dejo, estudios científicos advierten que es posible mantener al planeta por debajo del fatídico 1,5 ° C de aumento si es que mejoramos la productividad agrícola y nos dedicamos con ahínco a reforestar, entre muchas cosas más. Una de ellas, por supuesto, detener acelerada deforestación que está abatiendo los bosques del planeta, entre estos los de la cuenca amazónica.

Ojalá que ingresemos en esa senda y que los gobiernos tanto de los países que alientan la deforestación como los de los que la sufren se pongan las pilas y el alegato por un planeta mejor, diferente, convenza a nuestros líderes –Trump, Bolsonaro & Co- de parar la mano. Ojalá. Buen fin de semana para todos.

Leer más

“Un niño manchado de petróleo”, la crónica de Joseph Zárate ganadora del Premio Gabo 2018

Les dejo por aquí el reportaje de Joseph Zárate que fue galardonado el día de ayer con el Premio Gabo 2018. Su trabajo fue publicado en la revista española 4W y reproducido ampliamente en internet. Lo había leído, es de una contundencia y belleza notables.

Zárate, periodista de las canteras de la escuela de periodismo de San Marcos y subdirector de la revista Etiqueta Negra, es un cronista que se ha especializado en temas ambientales, sus textos sobre Ruth Buendía, Edwin Chota o Máxima Acuña son una muestra palpable de lo que significa hacer investigación periodística sin renunciar a la buena prosa y la literatura.

El Premio Gabo es convocado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI-, con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez.

Leer más

Ciencia y tecnología de punta para salvar el planeta. El trabajo de Conservación Amazónica – ACCA en la Amazonía del sur del Perú

La oficina de Daniela Pogliani se encuentra en el segundo piso de una casita típicamente miraflorina en uno de los límites de un distrito que intenta organizar la vida de sus vecinos de otra manera.

En una ciudad desbordada como Lima, con más de diez millones de habitantes, Miraflores es a todas luces una comuna ejemplar, diferente, administrada por un consejo municipal que intenta gestionar el distrito de manera ordenada, pensando en los retos de un milenio que exige un modo de concebir la vida en las ciudades –y en el campo- de manera diferente, de otro modo.

He llegado al nuevo local de Conservación Amazónica – ACCA para empezar a hablar precisamente de sostenibilidad, un concepto que se ha ido incorporando rápidamente al discurso político, y eso tal vez sea lo más peligroso, como se incorporaron en su momento los de ecología, responsabilidad social y, ahora último, ciudadanía.

Leer más