Ciclistas de Perú y Ecuador recorrerán Parque Nacional Cerros de Amotape

Prensa Sernanp

Mi opinión

Una buena noticia, el Parque Nacional Cerros de Amotape, como es sabido, ha venido sufriendo en los últimos meses amenazas y presiones de todo tipo. Esta actividad ciclodeportiva podría servir para llamar la atención sobre su importancia y la necesidad de protegerlo. Ojalá que la opinión pública de Tumbes y del norte extremo del país esté al tato de esta simpática iniciativa binacional,

El 24 y 25 de enero el Parque Nacional Cerros de Amotape se convertirá en
el escenario de la primera Cicloruta Bosque Seco, en la que más de 250
ciclistas de Perú y Ecuador realizarán un recorrido de 60 kilómetros a
través de esta área natural protegida, ubicada en el departamento de
Tumbes, hasta el vecino país.

La competencia busca promover las diversas oportunidades de naturaleza y
aventura que ofrecen las áreas naturales protegidas en esta parte
fronteriza del país, mediante el desarrollo de actividades turísticas y
recreativas que posibiliten la cercanía con la naturaleza, sin alterarla ni
afectarla.

Para ello el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el
Estado-SERNANP, a través de la Jefatura del Parque, desarrollará un Plan de
Contingencia a fin de prevenir los posibles impactos ocasionados por el
recorrido de los deportistas.

El punto de partida será el distrito de Casitas (Perú) desde donde los
competidores recorrerán aproximadamente 45 kilómetros hasta la localidad de
Cazaderos, donde participarán de una noche cultural en la que los
guardaparques del SERNANP darán a conocer la riqueza natural que posee el
bosque seco, la diversidad biológica que habita en este ecosistema, así
como las acciones conjuntas entre Estado y población local para la
conservación de esta área natural protegida.

Al día siguiente, 25 de enero, los participantes recorrerán los últimos 15
kilómetros de la competencia rumbo a la ciudad ecuatoriana de Mangahurco
donde serán premiados los ganadores.

La actividad deportiva coincidirá con la fecha de florecimiento de los
Guayacanes, uno de los espectáculos naturales más impresionantes del mundo
que año a año pinta de un intenso color amarillo al bosque seco y que es
uno de los principales atractivos que ofrece este ecosistema.