[Colombia] Flamencos vuelven a engalanar con su belleza santuario en La Guajira

Tomado de Semana Sostenible

Mi opinión

Qué buena noticia, sé que se trata de un suceso vinculado a la migración anual de los flamencos que habitan el norte sudamericano y las Antillas pero es necesario relevarlo: sucede que la especie mencionada, duramente golpeada por la sequía en La Guajira y la construcción de un dique en el río Camarones, había espaciado severamente sus desplazamientos consuetudinarios hacia el Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos, el humedal más famoso de la región marimbera. Lo comenté en una nota que publicamos en este portal hace buen tiempo y que dejo al final de este artículo de Semana Sostenible para que la revisen. Me encanta la manera como la prensa colombiana enfoca el tema de la biodiversidad que guarda su territorio y el valor que aquello significa en un planeta harto del modelo de desarrollo vigente. Lo comentaba esta mañana en mis redes sociales: el turismo, la gastronomía y la naturaleza de Colombia se están convirtiendo en un referente sudamericano de buena gestión y futuro. La pandemia va a pasar, tiene que pasar, debemos empezar a prepararnos para que la fiesta de la vida natural explote por todo nuestro país y que sus beneficios alcancen a todos. Si hasta hace poco en estas materias fuimos un ejemplo para los colochos, ahora es tiempo de imitar el enfoque que le dan a la gestión de su impresionante patrimonio cultural y natural. Espero que terminen bien su domingo, nos espera otra semana de confinamiento y aguante #llegóeltiempodeviajar

Colonias de aproximadamente 1.000 individuos de flamencos rosados (Phoenicopterus ruber ruber) han sido avistados por guardaparques en varios sectores del Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos, ubicado en el corregimiento de Camarones del municipio de Riohacha, en La Guajira.  

El hermoso tapete color rosa se puede observar desde lejos en sectores como la laguna Navío Quebrado y la Laguna Grande de esta área protegida, conformada por 7.000 hectáreas. 

Los flamencos migran en grandes colonias por diferentes zonas de la región Caribe. Foto: Parques Nacionales Naturales. 

 

Nianza Ángulo, jefe del Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos, señaló que desde noviembre hasta marzo era habitual contar con la presencia de grandes colonias en esta región del país. 

“Se trata de una especie migratoria que viene desde Venezuela, teniendo en cuenta que allá tienen su sitio de anidación en la Ciénaga de Los Olivitos. De allá se dirigen a Colombia hacia el Santuario de Los Flamencos y otras zonas de la región Caribe, aunque las mayores concentraciones se dan en este lugar”, mencionó.

La funcionaria indicó que su presencia en este lugar se debía a que allí encontraban un hábitat con gran oferta de alimento y espacio para su descanso. Así mismo, a que factores como la salinidad les brindaban mayor bienestar. 

El flamenco es una es una especie que mide, en promedio, entre 110 y 150 centímetros y pesa de 2 y 4 kilogramos. Foto: Parques Nacionales Naturales.  

Angulo indicó que luego de tránsito por territorio colombiano, los flamencos continuaban su periplo hacia Aruba, Barbados, Bonaire y Guyana. “Finalmente regresan a Venezuela para continuar con su ciclo de reproducción”, mencionó.  

Afirmó que al Santuario de Los Flamencos arribaban, especialmente, especímenes adultos y que el color rosa brillante que caracteriza su plumaje se debía, en gran parte, al tipo de alimento que consumían. “Come un crustáceo denominado Artemia salina que se encarga de aportarle una importante cantidad de betacarotenos, que es lo que le da ese color rosado”, explicó Angulo, quien resaltó que entre abril y octubre era la época en la que menos flamencos se observaban en esa región del país. 

Desde Parques Nacionales Naturales señalaron, entre tanto, que el flamenco rosado era una especie de vital importancia para esa entidad y por esa razón se esmeraban en proteger su hábitat, debido a que esta se constituía, además, en la fuente de alimento y refugio para otras especies más pequeñas de la región Caribe. 

En el santuario los flamencos encuentran el alimento necesario para garantizar sus condiciones de bienestar. Foto: Parques Nacionales Naturales. 

 

“Al ser un ave emblemática del área protegida, permite que los guardaparques generen procesos de educación, sensibilización y apropiación del territorio con las comunidades Wayú, prestadores de servicios y visitantes, y continúen trabajando en las acciones de mitigación de presiones y conservación de este importante valor objeto de conservación”, explicaron desde Parques Nacionales. 

El Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos es considerada como una Zona de Importancia para la Conservación de las Aves (AICA) “Complejo de Humedales Costeros de La Guajira”, pues, además de los flamencos rosados, esta zona sirve como refugio, área de descanso, anidación y alimentación para especies como el águila pescadora y las tortugas laúd, cabezona y carey. 

Fue creado en junio de 1977 y está situado en una franja transicional entre el bosque seco tropical y muy seco tropical, desarrollándose en un área donde se presenta un período prolongado de sequía en el cual la mayoría de plantas pierde su follaje, el cual se recupera durante la temporada de lluvias, época en la que las ciénagas se comunican con el mar y los camarones (Penaeus sp.) migran masivamente para su reproducción.

En esta área es posible encontrar más de 250 especies de aves, entre migratorias y residentescomo, por ejemplo, el rey guajiro (Cardinalis phoeniceus), el Pinzón Guajiro (Arremonops tocuyensis) y el Colibrí Anteado (Leucippus falax). Por otro lado, el área marina adyacente al santuario se caracteriza por ser corredor migratorio de tortugas marinas como la Laúd (Dermochelys coriacea), Cabezona (Caretta caretta), Carey (Eretmochelys imbricata) y Verde (Chelonia mydas), que se alimentan de las praderas de pastos marinos.