La Semilla cafetería – restaurant / Puerto Maldonado

Eugénie Constant, francesa, y Cassandra Caroline, canadiense, viajeras como muchos de los que llegan a La Semilla, el establecimiento de comida saludable que inauguraron el año pasado en una terraza muy especial de la Plaza de Armas de Puerto Maldonado, se conocieron en el Perú, se hicieron amigas con prontitud y un día  cualquiera, como jugando, se animaron a abrir un restaurante-cafetería-pastelería que pudiera ser también un punto de encuentro para quienes llegaron de lejos y para quienes viven en estos pagos y buscan la tranquilidad y el precio razonable de una buena mesa.

Eso es principalmente La Semilla, un espacio cálido, para estar, que invita a quedarse y que ha ido desarrollando en los meses de establecida la propuesta, una carta muy variada de comida orgánica, artesanal, elaborada con primor, conjugando en todo momento la exquisitez de la cocina mediterránea y europea con la potencia de los platos regionales y, por qué no decirlo, los toques mágicos e infaltables de la culinaria criolla de nuestro país.

10

El resultado es maravillosamente explosivo, una mezcla de sabores que deslumbran los sentidos y convierten al comensal en un navegante impávido ante los excesos de una carta que se mueve entre las delicadeces de los postres y los smoothies con frutos de la estación y la fertilidad propia del maridaje entre la nouvelle cuisine y la cocina andino-amazónica que le debe tanto a los Gastones Acurios de este país de chefs deslumbrantes como a la sazón de nuestras abuelas.

El mercado nuestro de cada día

Eugénie y Cassandra, también María y los demás miembros del equipo de La Semilla, apelan a una formula tan antigua como el pan: no arriesgar en improvisaciones innecesarias y emplear hasta el exceso insumos bien escogidos del siempre generoso mercado local; por eso es que el plato del día puede ser en la terraza semillera una Trucha al horno con rocotitos rellenos y papa peruanita o un Boeuf bourguignon con una entrada de ensalada César y abundante refresco de copoazú.

Notable ecuación gastronómica.

Ese eclecticismo es el que ha convertido en muy poco tiempo al local de las dos muchachas en un referente de la comida fusión en este sector de la Amazonía peruana.

Ese afán por lo hecho en casa, por lo artesanal, por el culto a las delicatesen es lo que seduce a los comensales que viene por el tándem cantidad-calidad, al gourmet y también a los vegetarianos y veganos que en el mundo van convirtiéndose en legión.

1

Fin de semana en La Semilla

Aunque el negocio de Eugénie y Cassandra no funciona los domingos, Javier, Cora y yo utilizamos la noche del viernes y la mañanita de un lunes para sacarle la mugre a nuestra buena suerte de viajeros de fin de semana. Los feriados permiten que la familia salga de la rutina a conocer destinos turísticos y propuestas culinarias novedosas.

Nuestro recorrido por la carta de La Semilla se concentró esta vez en los platillos de lo que un buen limeño llamaría la “fuente de soda”: unos Crepes de espinaca salteada con ají dulce, queso y crema bechamel que estuvieron muy sólidos; una Butifarra de jamón del país en su punto, con harta cebolla, aji amarillo y mostaza francesa, sumamente consistente y un Enrollado de trigo con verduras frescas, paltas y cocona que matizó el impacto de este primer round.

El pan de La Semilla, hay que decirlo, es amasado y horneado en el mismo local de la Plaza de Armas…

Para beber recurrimos al famoso Choco selva, un smoothie elaborado con el mejor cacao de la región y al portentoso smoothie de Lúcumo verde, un batido de perejil, mango, lúcuma y pepino, heladito, que es francamente espectacular. Un invento de las semilleras que provoca imitarlo en casa. Recomernable también el smoothie de Aguaymanto, mandarina y mango.

La segunda incursión tuvo en la mira a los postres y la pastelería de La Semilla: el muffin, los brownies, las galletas y el pye de frutas que pedimos, todos hechos en casa, no hicieron más que confirmar los pergaminos de la repostería francesa. Y canadiense.

Y peruana…

5

8

Volver y volver

Como dicen las propias anfitrionas, estas dos lindas cocineras huarayas-cosmopolitas, la casa solo se reserva el derecho de servir platos hechos con amor. Y ese ingrediente es el fundamental: La Semilla es un pequeño templo a la hospitalidad, el buen trato a los que llegan de todas partes y las buenas vibras. Los que visitaron el local sobre la plaza principal de Puerto Maldonado no dejan de destacar el sabor de la comida –y del café- y la buena disposición del equipo de semilleras que los atendió.

Voy a volver prontito por el Desayuno a la canadiense: dos huevos revueltos con calabreza o jamón o queso o espinaca, pan casero con mermelada, un rumoroso café o un jugo de papaya con limón.

Ficha técnica:
La Semilla Café Restaurant Pastelería
Jirón Arequipa 281, Plaza de Armas
Puerto Maldonado
Facebook: @semillatambopata

las.semilleras@gmail.com
Ensaladas, pizzas, sánguches, crêpes, smoothies y postres, Un ambiente relajado, para agrupar a los amigos, la familia y un lugar muy agradable para trabajar. Un plato cada día elaborado con amor. Carta para veganos y vegetarianos. Insumos regionales. Internet todo el día. Muy buen café, también cervezas artesanales.
No atiende los días domingo.

3

6

7

9

4

11

12

13

 

Si quieres que incluya  los datos del servicio que prestas en este destino (o cerca de él)  porque es de calidad y toda confianza o tienes interés en darnos algún dato que no hayamos considerado escríbeme a revista@soloparaviajeros.pe o conwilireano@gmail.com