Cusqueños se manifiestan a favor de la creación del ACR Ausangate

Wili Reaño - Proyecto Entre Cuencas 2108, especial para Inforegión

Mi opinión

La ola de indignación que provocó la inclusión del cerro Vinicunca dentro de la concesión minera que el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) otorgara en marzo último a la empresa de capitales canadienses Minquest Perú, volvió a colocar en la agenda de los cusqueños el tema de la protección de las áreas naturales que posee la región. Seguimos en el Cusco tomándole el pulso a la temperatura ambiental.

La ola de indignación que provocó la inclusión del cerro Vinicunca dentro de la concesión minera que el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) otorgara en marzo último a la empresa de capitales canadienses Minquest Perú, volvió a colocar en la agenda de los cusqueños el tema de la protección de las áreas naturales que posee la región.

En la ciudad del Cusco, que celebra en estos días su mes jubilar, transeúntes y turistas con los que hablamos nos expresaron abiertamente su malestar. Jeremias Cotler, turista estadounidense que visita el Perú por primera vez y tiene entre sus metas visitar Vinicunca solo atinó a decirnos: This is amazing (esto es increíble).

Es que el cerro Vinicunca o Montaña de Colores seconvirtió en los últimos años en el nuevo ícono del turismo cusqueño, en la actualidad más de mil visitantes llegan todos los días a esta altiplanicie ubicada a 5,200 metros de altitud, en las proximidades de la montaña Ausangate, para gozar de la belleza escénica de sus contornos.

Foto tomada de Internet
Foto tomada de Internet

Es tal el impacto que provoca en los visitantes la llamada Montaña Arcoiris (Rainbow Mountain) que la prestigiosa revista National Geographic la incluyó en la lista de los cien lugares en el mundo que se tiene que visitar antes de morir.

“No sabíamos nada de esta concesión, nos dijo Julio Calderón, maestro cesante y vecino del barrio de Wanchaq, cuando lo entrevistamos en el tradicional café Ayllu, menos que comprometiera al apu (montaña sagrada) Ausangate;  los recursos de nuestra región no pueden ser entregados de esa manera a los privados, no lo vamos a permitir”.

Conservación y desarrollo

La respuesta del biólogo Miguel Angel  Atausupa, gerente regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente del Cusco, fue similar.

En diálogo con Inforegión el mismo día que se divulgó la noticia del otorgamiento de derechos de operación minera sobre 400 hectáreas de tierras de libre disposición pertenecientes a los distritos de Cusipata y Pitumarca, en las provincias de Quispicanchi y Canchis, fue claro al decirnos que la información los había tomado también por sorpresa.

“Nuestra gerencia, nos refirió, está trabajando en el cuidado del patrimonio natural y cultural de los cusqueños y esta revelación afecta lo que se ha avanzado”.

1

En efecto, por lo menos desde el año 2008, el Gobierno Regional del Cusco viene desarrollando una política muy agresiva de protección sobre 18 áreas que sus equipos técnicos priorizaron para ser conservadas debido a su extrema biodiversidad, entre ellas, la zona de los entornos del nevado Ausangate.

Precisamente para proteger el macizo Ausangate y las lagunas, bosques nativos y pasturas de sus contornos, el gobierno regional, con el apoyo de la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA), propuso la creación del Área de Conservación Regional Ausangate, una unidad de protección de más de 125 mil hectáreas que a la fecha espera el visto bueno de las autoridades nacionales para ser establecida.

 “En estos momentos estamos validando la información recogida durante la consulta realizada a los pobladores de las comunidades involucradas en esta nueva ACR”, nos refirió Atausupa.

“No todas las comunidades estuvieron de acuerdo con la propuesta, existe desconfianza en algunos sectores que no quieren que el Estado se encargue, de la mano con las poblaciones locales, del desarrollo de estos distritos tan ricos culturalmente”, agregó

Conservación regional, ya

Seis áreas naturales protegidas y dos de carácter regional posee la región Cusco. El Santuario Histórico de Machu Picchu, los Parques Nacionales Manu y Otishi, el Santuario Nacional Megantoni y las Reservas Comunales Machiguenga y Asháninka que forman parte del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE) y son administrados por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP),

El ACR Choquequirao, establecido en el 2010 sobre 103,814.39 hectáreas (DS 022-2010-MINAM) y el ACR Tres Cañones, creado el año pasado sobre un área de 39,485 hectáreas (DS 006-2017-MINAM), en cambio, son gestionados directamente por la región Cusco.

En todos los casos se trata de áreas de conservación que dependen en lo técnico del Sernanp, órgano adscrito al Ministerio del Ambiente.

“Tenemos en trámites dos más, el ACR Urusayhua, al sur del departamento, en un territorio poblado por comunidades machiguengas y el ACR Marcapata-Camanti, también en la provincia de Quispicanchi, una zona muy afectada por la minería ilegal”. De aprobarse ambas Áreas de Conservación Regional, el Cusco tendría 300 mil hectáreas más ganadas a la causa de la conservación y la adecuada gestión de los recursos naturales.

“Vamos a sacar adelante el expediente del ACR Ausangate, concluyó el gerente regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente del Cusco, los inconvenientes que hemos tenido nos comprometen aún más con el proceso, estamos seguros que muy pronto Cusco tendrá su tercera Área de Conservación Regional.

Un día después de la celebración de la fiesta del Inti Raymi, si algo ha quedado claro para los cusqueños que llegaron a la capital regional desde todas sus provincias, es que el cerro Vinicuna y los demás espacios naturales del Cusco deben ser protegidos.

En julio próximo los técnicos del Sernanp volverán a revisar el expediente técnico del ACR Ausangate, si todo marcha bien el camino para que el Consejo de Ministros expida el decreto supremo que establece la nueva ACR para el Cusco quedará expedito.

26/6/2018

http://soloparaviajeros.pe/columna/6284/