Decomisan más de 9 toneladas de palo santo que iban a ser exportadas ilegalmente

Mi opinión

La de nunca acabar, las mafias de la tala ilegal siguen haciendo de la suya, en costa, sierra y selva, a vista y a paciencia de todos y en colusión con empresas madereras formales que aprovechan cualquier vericueto legal para obtener beneficios propios. El caso de la conversión de los algarrobos del bosque seco del norte en carbón para pollerías lo acabo de señalar hace unos días en Inforegión a propósito de la posible inclusión de los delitos de tráfico de flora y fauna silvestre en la Ley Contra el Crimen Organizado. Ojalá que el parlamento nacional concluya la tarea iniciada por el congresista Javier de Belaunde: de haber estado aprobada esa ley, la cárcel hubiera premiado a estos delincuentes de saco y corbata que han tratado de exportar nueve toneladas de una especie arbórea en o peligro crítico. ¡Nada de sanciones administrativa, cana para los destructores y listo!

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), con el apoyo del Gobierno Regional del Ucayali, logró intervenir 9220 kilos de la especie forestal palo santo (Bursera graveolens) de procedencia ilegal, que iban a ser exportadas a Canadá, Estados Unidos y Turquía.

El cargamento fue incautado de los almacenes Neptunia y DHL del Puerto y aeropuerto del Callao y formó parte de las acciones de control de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Lima. Además, se inspeccionó el Centro de Transformación Primaria en Los Olivos, donde el producto también fue incautado.

Según la guía de transporte forestal (GTF) presentada, el producto procedía de la comunidad campesina Porvenir, ubicada en el distrito de Padre Márquez, provincia Ucayali (Loreto). Pero, la especie (palo santo) no está distribuida en la llanura amazónica, sino, a lo largo de la costa. Por ello, el personal de la ATFFS Lima solicitó al Gobierno Regional de Ucayali (GRU) los demás documentos que acrediten el origen de este cargamento.

En ese sentido, la Gerencia Regional Forestal y de Fauna Silvestre del GRU informó que el uso aprobado a la comunidad es de aprovechamiento de uña de gato (Uncaria tomentosa) y que la GTF amparaba el transporte y comercio legal de esta especie forestal. No obstante, la guía presentada en Lima tenía la misma numeración, pero consignaba un cargamento de palo santo. De esta forma se comprobó que este documento de verificación fue presuntamente falsificado o adulterado.

El Serfor informó que, tras el cruce de información y la constatación, funcionarios de la ATFFS Lima realizaron la incautación del cargamento que estaba distribuido en cajas y sacos. Luego, se inició el proceso administrativo sancionador contra la empresa propietaria del producto forestal. La empresa intervenida y presuntamente responsable sería plausible del pago de una multa.

Foto: Serfor

Demanda del palo santo

El palo santo tiene un importante valor comercial local e internacional para uso como sahumerio, elaboración de aceites, perfumes y artesanías. La creciente demanda y extracción ilegal pone en riesgo su crecimiento y regeneración. Por ello, se le considera en “Peligro Crítico”, según el Decreto Supremo 043-2006-AG que aprueba la categorización de especies amenazadas de flora silvestre.

El Serfor solo autoriza el aprovechamiento formal y sostenible de los árboles caídos o muertos (ramas y rastrojos) de manera natural; y prohíbe la tala de árboles vivos en pie. Del mismo modo, la Ley 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, sanciona con el pago de una multa a quienes talen, adquieran, transporten y comercialicen recursos forestales sin autorización.