Después de cien años encuentran crías de tortugas de las Galápagos

Tomado de Posta, Ciudad de México

271112-tortugas-bebe-1

Hace unos días dimos cuenta del hallazgo en isla Santa Cruz, archipiélago de las Galápagos de Chelonoidis donfaustoi, de una especie de tortuga que no había sido reportada por la ciencia. Ahora les entrego esta nota celebrando la presencia en libertad en las cercanías de isla Pinzón de numerosas de crías de Chelenoidis nigra, un quelonio que solo se reproducía en cautiverio, Que gusto saber que las Encantadas siguen siendo un refugio para la ciencia y el descubrimiento. Saludos desde San Bartolo a mis amigos galapagueños.

La especie encontrada, Chelonoidis nigra es una especie de tortuga gigante, la de mayor tamaño en las Islas Galápagos. Son los más longevas de todos los vertebrados, con promedio de vida de más de 100 años. La tortuga más vieja que se conoce llegó a vivir 152 años

Luego de 100 años, investigadores marinos encontraron tortugas bebés en las Islas Galápagos.   Las crías encontradas corresponden a la especie Chelenoidis nigra, la cual ha sobrevivido gracias a los ejemplares que están en cautiverio.

Son los más longevas de todos los vertebrados, con promedio de vida de más de 100 años. La tortuga más vieja que se conoce llegó a vivir 152 años.  la cual ha sobrevivido gracias a los ejemplares que están en cautiverio.

Las tortugas fueron encontradas en la Isla Pinzón, una de las más pequeñas del archipiélago, por el investigador James Gibbs. Y aunque sólo ubicaron 10 crías, confían en que existan más en toda la isla.

Y es que, en todo el viaje, pudieron observar 300 tortugas, lo que sugiere que hay al menos, 500 viviendo en las islas.   En la década de los sesenta había sólo 100 tortugas gigantes viviendo en las Islas Galápagos, así que este crecimiento en la población es una excelente noticia, permite saber que se logró corregir el daño hecho a la naturaleza.

Cuando Charles Darwin llegó a estas islas vivían 15 clases de tortugas gigantes y hoy sólo quedan 11 debido a la presencia humana y la llegada de animales como cerdos, perros, gatos y ratas, entre otros. Así que la preservación en los últimos años de estos animales ha dependido del esfuerzo humano por cuidar a las tortuguitas, desde que nacen, hasta que son suficientemente  grandes para no ser cazadas por sus predadores.

Los investigadores creen que la erradicación de ratas en la isla que han realizado diferentes organizaciones es uno de los factores más importantes para que las tortugas pudieran reproducirse y nacer fuera de cautiverio.

5/11/2015

271112-tortugas-bebe-2-640x413 271112-tortugas-bebe-3-640x360