El bosque infinito de Elías León, guía de naturaleza…

Elías León era un buen hombre, un hombre que vivía de su trabajo honradamente y amaba la naturaleza. Sus amigos lo recuerdan así: laborioso, buena gente, dedicado siempre a su pasión.

El 19 de febrero último una gavilla de delincuentes ingresó al albergue donde trabajaba para quitarle la vida malamente. Su muerte nos conmocionó a todos.

En Puerto Maldonado, Madre de Dios, el lugar donde vivía, nadie lo puede creer todavía.

Sus amigos, su familia, los que lo conocieron no pueden entender por qué tanta violencia con un hombre dedicado a proteger lo que nos pertenece a todos.

Les dejo estas dolidas y muy sentidas notas de Sarah Erdman, ex-editora principal de National Geographic Expeditions. Ella conoció a Elías en uno de sus viajes por el Perú y lo recuerda, a la distancia, con inmenso cariño.

Que la pasión no se detenga, cumpas, y que el legado de Elías León, el hombre que amaba el bosque, se perennice. Ojalá que así sea, se lo merece, abrazos fraternos para todos mis amigos guías, para todos los que han hecho de los bosques un cielo infinito, un espacio poblado de seres luminosos que debemos cuidar ahora y siempre…