En Brasil ya es carnaval: cinco destinos clave para disfrutar de la fiesta

Mi opinión

Los brasileños empiezan a palpitar el carnaval desde los primeros minutos del primero de enero: lo que para millones de personas en el mundo es el comienzo de un nuevo año, en Brasil es más bien la cuenta regresiva para la fiesta más animada de su calendario. Les dejo estas cinco opciones para sumarse al carnaval más extenso y bello del planeta.

Belo Horizonte

Días de carnaval de Belo Horizonte
 
La capital de Minas Gerais se ha consolidado como uno de los carnavales más animados del país y según especialistas es uno de los que más crece: el año pasado se sumaron unos cuatro millones de personas a la fiesta callejera, al ritmo de comparsas (blocos) y 65 shows distribuidos en cinco áreas de la ciudad. El pre-carnaval empieza en diciembre con la elección de los reyes y tiene su momento cumbre en los desfiles de “blocos caricatos” y escolas de samba, en el centro de la ciudad. Las fiestas del pre-carnaval son los fines de semana, y los más fiesteros recomiendan los blocos “Mamá na Vaca” y “Banda Mole”; y durante el carnaval los blocos “So Brilha” y “Baianas Ozadas”.

São Paulo

Alegría desbordante en São Paulo
 
La fiesta ya comenzó -con decenas de comparsas los fines de semana- aunque las autoridades determinan que el carnaval empieza oficialmente el 15 de febrero y culmina el 1 de marzo. La realidad es que la corte carnavalesca (el Rey Momo, la reina de carnaval y las princesas) están coronados desde enero, y el ambiente ya se prepara para que la mayor ciudad de América del Sur abra paso a las más de 800  comparsas que concentran por toda la ciudad, que deben estar por ley registradas y autorizadas por la prefeitura (gobierno municipal). De resto está el desfile de lujo en el sambódromo de Anhembí, con 14 escolas compitiendo por el premio mayor, y entradas a partir de los 90 reales por persona los días viernes 21 y sábado 22.

Salvador

Bahianos para todo el mundo…
 
Conocida como la “Roma Negra”, la capital de Bahía celebra uno de los carnavales más cotizados de Brasil. Estrellas como Anitta, Ivete Sangalo y Daniela Mercury suelen ser parte del menú de shows del circuito de una fiesta que tiene componentes de sincretismo cultural más que atractivos y originales. El Barrio histórico del Pelourinho es el epicentro de ensayos y shows de pre-carnaval desde fines de enero. La fiesta comienza oficialmente el 21 de febrero con los blocos “Fuzuê” y “Furdunço” y millones (sí, millones) de personas se suman a la música de los tríos eléctricos que desfilan por los circuitos de Barra-Ondina y Campo Grande-Avenida Sete, centro histórico y vecindario donde desfilan grupos tradicionales como Ilê Aiyê y organizaciones. El desfile del “afoxé” Filhos de Gandhi -una mezcla de escola y organización religiosa- es una síntesis imperdible del sincretismo bahiano.

Recife y Olinda

Carnaval de Olinda
 
Es, sin dudas, el carnaval mas animado del nordeste. Ni samba, ni candomblé: el frevo es el ritmo que manda, animado por trompetas y trombones. El circuito Recife-Olinda (la segunda a siete kilómetros de la capital de Pernambuco) constituye una de las fiestas más plurales e intensas de Brasil. Aunque las festividades ya se celebran por varios puntos de ambas ciudades durante los fines de semana, la movida empieza formalmente la noche del 21 de febrero con el desfile del Hombre de la Medianoche, un muñeco gigante que sale a pasear en hombros de la multitud por las pendientes de Olinda. La alegría y el baile continúan en la ciudad histórica durante las mañanas y las tardes, con desfiles de blocos y música en vivo. Por la noche, la fiesta se desborda en la Praça do Marco Zero en Recife, donde tienen lugar los grandes espectáculos con artistas de renombre nacional. Uno de los momentos cumbres es el desfile de la megacomparsa “Galo da Madrugada”, que convoca multitudes danzantes el sábado 22 por la mañana.

Río de Janeiro

Carnaval de blocos en Copacabana.
 
El mas glamoroso carnaval de Brasil se lleva a cabo en Rio de Janeiro, donde ya la movida comenzó gracias a las fiestas, comparsas y ensayos de las escolas de samba que son el símbolo global de la fiesta carioca. Este año el Carnaval de Río tendrá una duración de 50 días, de forma oficial; empezó el 12 de enero con la coronación de Djeferson Mendes da Silva como nuevo Rey Momo, y Camila Aparecida da Silva como la reina del carnaval 2020.
 
El carnaval del sambódromo es un show transmitido a escala global. Los desfiles son una especie de campeonato, con reglas inflexibles, que convoca a los principales artistas, coreógrafos, escenógrafos y vestuaristas del país. El lado B del carnaval carioca es el que se celebra en las calles. Es completamente gratuito y representa una de las tradiciones más entrañables de la “cidade maravilhosa”. La organización gira alrededor de los blocos (comparsas) –alrededor de 500 – algunas multitudinarias y otras más íntimas, siempre bajo la consigna de disfrazarse, bailar y cantar al ritmo de los tríos eléctricos, camiones donde van orquestas o equipos de sonido. Para todos los gustos, este año los blocos arrancan a las 7 de la mañana, buen horario para disfrutar en familia, pero otros empiezan más tarde y se extienden hasta primeras horas de la noche.
 
Más información:
riocarnaval.com
Imágenes: Embratur, RioTur, Secretaría de Turismo de Salvador, Fotos Públicas, Agencia Brasil
 
 
Belo Horizonte: corte momesca
Salvador vibra…