Entrevista
Por

Joan Martínez Alier: “Es retrógrado pensar en una sola manera de entender progreso”

untitled (7)

El catedrático del Departamento de Economía e Historia Económica de la Universidad Autónoma de Barcelona y especialista en Economía ecológica y políticas ambientales visitó la Universidad Católica para dictar la conferencia “Economía ecológica y políticas ambientales”, organizada por la Facultad de Ciencias Sociales y la Diplomatura de Industrias Extractivas, Vigilancia y Desarrollo Sostenible.

Después de Kioto los intentos por acordar cambios mundiales en las políticas ambientales no han tenido buenos resultados ¿Por qué se da esta situación?
Los presidentes de las grandes potencias le dan más importancia a la economía que a la ecología. Yo creo que Obama, si por él fuera, prometería un cambio, pero no puede porque no tiene mayoría en el Senado. Incluso hay gente en EEUU que dice no creer en el cambio climático, lo niegan.

¿Se podría pensar que tienen intereses particulares sobre el tema?En los años 30 y 40, cuando ya se hablaba del cambio climático, se llegó a la conclusión de que si se seguía aumentando el nivel de CO2 en la atmósfera se generaría el efecto invernadero. Los rusos dijeron que eso estaba muy bien porque por fin podrían sembrar en Siberia. Lo que no tuvieron en cuenta es que si se calientan las tundras siberianas, lo que saldrá es gas metano que tiene efecto invernadero y terminaría por empeorar la situación.

 Se ha acusado a muchas empresas extractivas de contaminar el medio ambiente. ¿Qué se está haciendo sobre estos casos?
En muchos lugares del mundo, la sociedad civil o el Estado toman acciones en contra de estas empresas. Por ejemplo, en la India, la etnia Dongria Kond tiene un conflicto con la empresa Vendata, que quería extraer bauxita (un mineral del cual se obtiene aluminio). de una montaña sagrada para esta etnia. Al final, los Dongria Kond ganaron y el Gobierno le quitó el permiso a esta empresa, aduciendo que se trataba de un territorio sagrado.

 Aquí se acusaría al Estado de retrógrado.
Lo que es retrógrado es esta idea del “progreso uniformizador”, como si tuviéramos una única manera de entender el progreso. Incluso los ilustrados franceses del siglo XVIII criticaban muchísimo este pensamiento; el caso de Diderot es emblemático. Yo creo que la mejora de las condiciones de vida es absolutamente necesaria y urgente si se toma en cuenta que la quinta parte de la población mundial tiene como preocupación principal saber si va a comer durante el día.

 ¿Los conflictos socioambientales se están reproduciendo en todo el mundo?
En Brasil hay protestas por una represa que se llama Belo Monte que está en el río Xingú, en la Amazonía. Hay movimientos de los grupos indígenas afectados por las represas. Estos movimientos de justicia ambiental protestan más allá de sus ideologías o sus filiaciones partidistas protestan porque son indígenas y viven de la tierra y esa tierra se verá afectada por la construcción de una represa. En Nigeria, en los manglares del río Niger, la empresa Shell ha estado sacando petróleo y contaminando muchísimo. Y ahora, le están haciendo un juicio en Holanda por ello. Es muy parecido a los juicios que se están haciendo en Ecuador a Chevron – Texaco, que hace poco tuvo una sentencia favorable para los demandantes y se obligó a la empresa pagar 9 mil 500 millones de dólares por la contaminación que produjo desde los años setenta. Esta es otra manera de solucionar estos conflictos. Estas empresas tiene deudas ecológicas, pasivos ambientales que la ley debería obligar, primero, a evitar y, luego, a pagar.

En el Perú se acusa a las comunidades nativas y campesinas de detener el crecimiento del país al proteger sus territorios.
La tierra es simbólica no solo para las comunidades campesinas, sino para los que viven en ciudades. Si les dijeran que sobre la Catedral de Lima vendría bien poner un hotel de ocho plantas, con un McDonald’s y un Saga Falabella, porque es sitio céntrico, la gente se opondría totalmente. Incluso creo yo, gente que no es católica porque allí hay un valor histórico y cultural. No toda la tierra vale lo mismo o tiene el mismo significado. Hay que respetar esa diferencia. Doe Run, en La Oroya, ha dejado a muchos niños con plomo en la sangre. La Cerro de Pasco en los años 20 contaminó muchísimo y la Southern contaminó con dióxido de azufre. ¿Quién paga esto? Los economistas lo llaman“externalidades”, aunque es más grave que eso. Debería incluirse estas externalidades en los gastos internos como parte de la contabilidad de las empresas.

Pero se dice que crecemos…
Se dice que el PBI del Perú ha crecido en siete u ocho puntos, pero esa es una cifra ficticia porque no se restan las pérdidas o las afectaciones al medio ambiente, la desforestación, la calidad del agua, la contaminación. Debería hacerse. El crecimiento es ficticio porque se trata de recursos agotables que se están vendiendo de prisa y ustedes se están quedando sin ellos.

¿Qué estamos haciendo como sociedad globalizada para solucionar esto?
Los humanos estamos haciendo experimentos irremediables con nuestro clima. Si estos experimentos fallan ¿a dónde nos vamos a ir? Mantengamos el clima, que es una suerte que se haya dado así; con cuatro o cinco grados más, la vida sería imposible. La solución es reducir las emisiones de CO2; y ni siquiera hemos llegado al pico, las emisiones siguen subiendo año tras año.