Rocío Carrión: “Pensar que casi pierdo la vida por no tener las zapatillas adecuadas”

Rocío Carrión hace tres años estuvo en coma, un terrible accidente durante su debut como ultramaratonista a las afueras de Lima la puso al borde de la muerte. Tuvo que ser trasladada en un helicóptero y operada de emergencia.

De regreso a casa, los médicos que la atendieron le aconsejaron dejar para siempre su pasión por las carreras de larga distancia, pero ella se propuso volver y en poco tiempo lo consiguió. Su historia es apasionante. Rocío es lazarillo de un atleta invidente y una mujer de armas tomar. Cumplidas las dos primeras fechas de la Maratón des Sables que se lleva a cabo por primera vez en Perú, la deportista de treinta años marcha tercera en la general femenina marcándole el paso a las archifavoritas corredoras francesas.

Para esta guerrera no hay imposibles. La estamos siguiendo con renovado orgullo.