Ernesto Ráez Luna

“Hay quien propone que caminamos hacia un narco-estado; pero yo creo, con base en lo que veo ocurrir con la minería ilegal y otros delitos extractivistas, que estamos pariendo un novísimo Perú, furioso y estridente. Con mayor o menor desasosiego, ya nadamos en una matriz social entusiasmada con la venalidad y el meretricio. Es una especie de decadencia romana sin monumentos; pero con escándalo. Así, sobre la ola de su propia desfachatez, funcionarios que incumplieron sus encargos aspiran a presidir la República.”