Lanzan campaña para fomentar consumo de papa peruana

Agencia Andina

Mi opinión

Me sumo a la campaña “Para estar fuerte hay que papear” que ha lanzado el Ministerio de Agricultura con el objetivo de fortalecer la cadena de valor de un cultivo cuya producción involucra a más de setecientas mil familias campesinas distribuidas en diecinueve departamentos del Perú.

La papa, lo he dicho repetidas veces, es un producto estratégico en la economía del país rural que todavía, felizmente, somos; por ello resulta imperativo enfrentar de una vez por todas la crisis que agobia a los productores de casi toda la República, esa otra pandemia que de tanto sufrirla se ha vuelto crónica. Y, por supuesto, superarla incentivando el consumo per cápita del tubérculo que el año pasado bordeó los 90 kilos.

La producción papera en el Perú, según Agroideas, la oficina del Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) que estimula la competitividad en el agro, superó el año pasado los 5 millones de toneladas, ubicando a nuestro país como líder en América Latina y décimo cuarto en el mundo detrás de China, cuya producción supera los 70 millones de toneladas anuales y de Rusia, India, Polonia, Ucrania, Alemania, los Países Bajos, los productores más notables del peruanísimo recurso.

Estemos atentos a la campaña, hay que sumar entusiasmos para devolverle a las familias campesinas que siguen en primera línea de combate contra el COVID-19 un poco de lo mucho que han hecho –y siguen haciendo- por la salud y la vida de los que habitamos en las ciudades. Sin su esfuerzo esta crisis sí que hubiera sido en balde.

En momentos de pandemia y cuando los peruanos necesitamos alimentarlos con productos sanos y nutritivos, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) inició una campaña con el objetivo de aumentar el consumo de papa peruana y mejorar la dieta alimenticia de los peruanos.

Otro objetivo de esta campaña denominada: “Para estar fuertes, hay que papear”, es brindar todo el apoyo a las más de 711,000 familias agricultoras que siembran este tubérculo nutritivo y sabroso.
La campaña es impulsada desde el Programa de Compensaciones para la Competitividad (Agroideas), unidad ejecutora del Ministerio de Agricultura y Riego que otorga cofinanciamiento no reembolsable para planes de negocio agropecuarios y que, hasta el momento, ha apoyado a más de 1,400 productores de papa en 8 regiones del país, para la mejora de la productividad y comercialización del producto peruano.
 
A través de un video promocional se busca generar un sentimiento de unión entre los peruanos valorando el trabajo de los agricultores de papa para proveernos de este producto saludable. Solo juntos saldremos adelante en este partido tan difícil que nos toca jugar, porque ellos también se la juegan en el campo para alimentar a más de 32 millones de peruanos. “Hoy más que nunca, para estar fuertes hay que papear”.
 
 

Día Nacional de la Papa

La nueva campaña de consumo de papa peruana tiene como marco la conmemoración del “Día Nacional de la Papa” que será el 30 de mayo próximo y que cada año revalora la importancia de este producto con más de 3,000 variedades. También busca destacar la labor de más de dos millones de agricultores a nivel nacional que continúan trabajando en el campo durante el estado de emergencia.
 

 
La iniciativa de consumo de papa propone llevar el producto a la mesa de más peruanos en sus diferentes variedades y presentaciones, resaltando su aporte nutricional de vitamina C, Hierro y Zinc. En el caso de las papas nativas, por su estructura y naturalidad, pueden ser consumidas con cáscara. Su aporte principal es el antioxidante que contiene, 50 veces más que la vitamina E.

¡Somos el país papero número 1 de Latinoamérica!

Agroideas resaltó que en el 2019 la producción de papa alcanzó los 5.3 millones de toneladas, siendo nuestro país líder en Latinoamérica, y que alcanzó la 14ª posición en el mundo.
 
Este resultado anual se ve reflejado en los más de 110,000 puestos de trabajo permanente que ofrece su producción en 19 regiones del país, especialmente en Puno, Huánuco, Cusco, Cajamarca, Huancavelica y Junín.
 

 
Durante el 2018, el consumo de papa se mantuvo en 89 kilos por persona, y se espera que para el 2021 este consumo aumente a 92 kilos.