Logro histórico: la mayor reserva de África celebra un año sin caza furtiva de elefantes

Mi opinión

La noticia no es nueva: se hizo pública a mediados de año justamente cuando Botsuana, el país con la mayor población de paquidermos en el mundo, anunciaba la suspensión de la prohibición para cazar elefantes en su territorio. La protección de especies emblemáticas como las de esta historia es posible si es que los estados se comprometen a velar por su conservación y las poblaciones que habitan los espacios comunes hacen lo propio. Hay muchos ejemplos de esta relación virtuosa; éste de Mozanbique es uno de ellos. No todo está perdido, es importante por ello celebrar las buenas noticiar para mantener enhiesta las banderas del optimismo. Lindo primer fin de semana de este nuevo año.

Los elefantes de la reserva natural de Niassa en Mozambique, una de las más grandes de África, llevan todoun año sin ser asesinados por los cazadores furtivos. Los menos 2.000 animales de esta especie con los que contaban han aumentado hasta 4.000, una drástica recuperación que hoy celebra todo el personal del centro.

Las políticas promulgadas por el gobierno de Mozambique han surtido efecto. La introducción de una fuerza policial centrada en esta labor, el aumento de las patrullay la suma de una respuesta aérea, según la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre con sede en Nueva York, han posibilitado este notable logro, informa la CBS.

La nueva fuerza policial de intervención rápida es una unidad de élite que está mejor armada que los guardabosques normales de la reserva y tiene reputación de ser bastante dura. Sus miembros están autorizados para arrestar a presuntos cazadores furtivos, organizar un caso dentro de las 72 horas siguientes y enviarlo al fiscal local.

La última vez que un elefante en la reserva de Niassa fue captado por un cazador furtivo fue el 17 de mayo de 2018. Aunque los expertos dicen que la tasa actual de pérdidas sigue superando a la de natalidad, esta noticia da a los animales una oportunidad de luchar para continuar sobreviviendo en esta región.

Se cree que quedan alrededor de 350.000 elefantes en África, pero aproximadamente entre 10.000 y 15.000 son asesinados cada año por los cazadores furtivos.

Botsuana es  el país con más elefantes del mundo: se calcula que se desplazan por su territorio 135,000 individuos. En junio pasado el Ministerio de Medio Ambiente, Conservación y Turismo de Botsuana anunció que se levantava la  prohibición de cazar estos animales en el país.