Cordillera Azul y Amarakaeri ingresan a la Lista Verde de la UICN

EFE - Verde y Ministerio del Ambiente

Mi opinión

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es la mayor red ambiental del planeta, baste mencionar que en su tejido institucional se agrupan 1300 organizaciones y 13,000 expertos de todas las nacionalidades. Fundada en 1948 la UICN es, sin lugar a dudas, la autoridad mundial en cuanto a defensa de la naturaleza y los recursos naturales se refiere.

De manera que el ingreso de dos áreas naturales protegidas del Perú a su selecta Lista Verde es un logro que se debe mensurar en su verdadera dimensión.

Y celebrar, por cierto.

El Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri, las dos áreas admitidas en la Lista, aparte de sus singularidades escénicas y su extrema biodiversidad y diversidad cultural, son dos unidades de conservación en las que se vienen desarrollando mecanismos de gestión novedosos y que desde esta plataforma hemos venido saludando.

Para el caso de Cordillera Azul, la administración y manejo del área está en manos de una ONG –CIMA Cordillera Azul- en alianza con el Estado a través del SERNANP.

En la Reserva Comunal Amarakaeri, en el departamento de Madre de Dios, la gestión del área protegida, que es un santuario del pueblo harakbut, es compartida por diez comunidades nativas y el Estado.

En ambas áreas los pasos que se han dado para recuperar los espacios alterados por la deforestación y el avance de la colonización descontrolada, son notorios y grafican de manera muy clara lo que podría significar para el Perú la activación de modelos de co-gestión novedosos.

Semanas atrás habíamos advertido el riesgo en el que se encontraba el Santuario Histórico Machu Picchu, mencionado por la UICN como uno de los 241 patrimonios de la humanidad en peligro debido a la crisis climática, hoy toca celebrar el ingreso del Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri en la lista de las 40 áreas mejor protegidas del planeta, un pool de unidades de conservación donde se están cumpliendo los estándares de buena gestión establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Estándares vinculados, por cierto, a la apropiada gobernanza, buen manejo y resultados de conservación a la vista.

Mis felicitaciones, para el caso del Parque Nacional Cordillera Azul, al equipo de Patricia Fernández-Dávila y CIMA Cordillera Azul, a los técnicos del SERNANP en las cinco regiones por donde se extiende el ANP de más un millón de hectáreas de superficie: San Martín, Ucayali, Loreto y Huánuco y a las poblaciones locales, las directamente responsables y beneficiarias de los esfuerzos de conservación en marcha.

Mis felicitaciones también a la gente del SERNANP en la Reserva Nacional Amarakaeri, en especial al ingeniero Asvín Flórez, el jefe del área e impulsor desde el Estado del co-manejo en las reservas comunales. Y a los amigos del ECA Amarakaeri, Luis Tayori, Jaime Corisepa y los demás comuneros harakbut y yines que viven y sienten el área protegida.

Vamos por más, cumpas, sí se puede…

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el mayor foro conservacionista del mundo, ha incluido quince nuevos sitios en su prestigiosa Lista Verde, que reconoce las áreas naturales mejor protegidas del mundo.

Los sitios naturales, ubicados en Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Francia, Jordania, Kenia, Líbano, México y Perú, recibieron hoy la certificación en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP14), que se celebra en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij, en la península del Sinaí.

40 lugares de 14 países

Con estas nuevas admisiones, la Lista Verde, creada en 2014 como el primer estándar global para reconocer las mejores prácticas en la gestión de áreas protegidas, cuenta ya con 40 lugares de catorce países.

Entre los nuevos quince inscritos en la Lista Verde, figura la zona marina del Archipiélago de Espíritu Santo, en México; el Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri, ambos en Perú.

Aliciente para las buenas prácticas

El director del Programa Global de Áreas Protegidas de la UICN, Trevor Sandwith, explicó a Efe que la Lista Verde se propone servir de “buen ejemplo” para incentivar a que las áreas naturales protegidas se esfuercen por implantar buenas prácticas de gestión.

“Es fácil ser pesimista y alertar de los peligros. Nosotros creemos que es más poderoso encontrar buenos ejemplos que inspiren a sitios de todo el mundo para que mejoren su gestión”, comentó Sandwith por teléfono.

La UICN evalúa 17 criterios para conceder su certificación, en un proceso que dura entre seis meses y cinco años, y en el que los expertos de la organización asesoran a los responsables de las áreas protegidas para que cumplan metas concretas en aspectos que deben mejorar.

Doscientos cincuenta aspirantes 

Actualmente, la UICN estudia la candidatura de unos 250 sitios que aspiran a integrar la Lista Verde y hay 34 países “directamente implicados en el programa”, según dijo el responsable de la UICN.

“Hay 215.000 áreas protegidas en el mundo. No necesitamos incluir todas en la Lista Verde. A la larga muchas no podrán ser inscritas porque no cumplen uno u otro requisito. Solo necesitamos que un 10 % se inscriba para incentivar a las otras a mejorar sus prácticas”, comentó Sandwith.

El objetivo más inmediato de la UICN es lograr que cerca de 1.000 áreas protegidas se impliquen en el programa para 2020, según Sandwith.

Las nuevas en la lista de la UICN

Sobre las nuevas inclusiones en su lista, la UICN destacó que la reserva Amarakaeri, parque que se encuentra en una de las áreas más ricas en biodiversidad del mundo de la región amazónica, ha mejorado su gestión gracias a prácticas de “gobernanza justa”.

Diez grupos indígenas que viven alrededor del parque conservan de forma eficaz sus ecosistemas y ayudan a evaluar especies raras, entre ellas la amenazada rana venenosa de dardo de Amarakaeri, descubierta en 2017.

La Cordillera Azul, en el centro de Perú, destaca por el perfecto estado de conservación de su bosque y también, por contar con una gestión participativa, en la que colaboran 81 aldeas cercanas al área.

La zona marina del archipiélago de Espíritu Santo cuenta con una colonia de leones marinos y arrecifes que son refugio para varias especies representativas del Golfo de California.

Para proteger el parque, las autoridades locales han prohibido la pesca comercial y permiten la pesca artesanal en determinadas áreas, para no perjudicar a la comunidad.

Entre otros lugares incluidos hoy en la Lista Verde se encuentra el Parque Nacional Ras Mohammed, un sitio marino cercano a Sharm al Sheij, ubicado en el extremo sur de la península del Sinaí, en Egipto.

Esta zona presume de tener entre sus arrecifes algunos con una cobertura de corales vivos del 90 %, en comparación con el promedio de entre el 30 % y el 40 % de los arrecifes no protegidos del mar Rojo.

Asimismo, fue incluida la reserva natural de las Tierras Australes Francesas cerca de la Antártida, donde las autoridades de París han logrado mantener bajo control el acceso y las actividades humanas para proteger la zona de amenazas como la pesca ilegal y las especies invasoras.

Así informó el Ministerio del Ambiente:

Parque Nacional Cordillera Azul y Reserva Comunal Amarakaeri, primeras áreas naturales protegidas de Perú en ingresar a Lista Verde

El anuncio se realizó en la Conferencia de las Partes de la Convención sobre Diversidad Biológica (COP 14)
Standard nota sernanp3

24 de noviembre de 2018 3:16 p.m.

El Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri se convirtieron en las primeras áreas naturales protegidas del Perú en integrar la prestigiosa Lista Verde del Programa Global de Áreas Protegidas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que reconoce los más altos estándares de conservación en estos espacios a nivel mundial.

Ambas áreas naturales constituyen modelos de gestión participativa y desarrollo sostenible donde se promueve la integración con el sector privado a través de los contratos de administración con organizaciones no gubernamentales y con las comunidades indígenas en las Reservas Comunales.

El anuncio de esta distinción se realizó durante la Conferencia de las Partes de la Convención sobre Diversidad Biológica (COP 14) que se realiza en Egipto. Durante su participación en la COP 14, el jefe del SERNANP, Pedro Gamboa Moquillaza, destacó que así se evidencia y se reconoce a nivel mundial el buen estado de conservación y óptima gestión de las áreas protegidas del Perú como aporte al desarrollo sostenible. Añadió que esto simboliza el reto de aplicar el estándar internacional en todas las ANP.

La UICN aceptó la postulación presentada por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), organismo adscrito al Ministerio del Ambiente (MINAM), para el reconocimiento de la eficiencia en la gestión de ambas áreas protegidas en materia de gobernanza, planificación y manejo efectivo.

En el Parque Nacional Cordillera Azul se promueve una alianza público-privada con la ONG CIMA Cordillera Azul, ejecutor del Contrato de Administración, lo cual ha permitido establecer diversas estrategias de conservación como la implementación de un proyecto de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación REDD+ y la promoción de actividades económicas sostenibles como la agroforestería con cacao.

Asimismo, en la Reserva Comunal Amarakaeri, el Contrato de Administración con el ECA Amarakaeri representa un modelo importante de co-gestión que empodera a las comunidades indígenas como aliados estratégicos para la conservación de este espacio, y promueve el desarrollo local mediante el aprovechamiento sostenible de recursos naturales con un enfoque intercultural.

Para el próximo año se tiene proyectado postular con otras áreas naturales protegidas, como las Reservas Nacionales de Paracas y Matsés y el Santuario Nacional Calipuy.

Lista Verde

En Sudamérica el Perú es el segundo país en contar con este reconocimiento. La Lista Verde es una iniciativa global promovida por la UICN que busca evaluar y estimular la eficiencia en la gestión de espacios naturales a través de estándares globales del buen manejo de áreas protegidas, con la evaluación de atributos tales como: la planificación, la efectividad de manejo, los términos legales, la gobernanza y la sostenibilidad en la gestión del área.

Más sobre la Reserva Comunal Amarakeri:

Cuerpos pintados en el bosque de Madre de Dios. Apoteosis harakbut en la Reserva Comunal Amarakaeri