Mar de Grau

A riesgo de ser tildado de suspicaz y matatono me animo a expresar un par de comentarios a propósito de lo mencionado por la ministra del Ambiente. Primero: sería bueno que se diga cuál va a ser la categoría del área protegida a establecerse en la zona mencionada. Recordemos que la iniciativa nació con el nombre y el estatus de Zona Reservada Mar Pacífico Tropical; luego, ya en el gobierno de PPK, el ministerio empezó a trabajar la posibilidad de crear la Reserva Nacional Mar Pacífico Tropical. Esa precisión es la que se debe hacer.

Por supuesto que es de interés público saber la categoría que se le va a otorgar al ANP. En estos casos no es lo mismo Chana que Juana.

img_7630

Segundo. ¿Cuál es el sentido de denominar al área por nacer con el nombre de Mar de Grau? Espero que se trate de un gesto audaz que busca ganar los necesarios consensos y no el intento tan peruano, y tan propio de nuestras autoridades, de mezclar las cosas para convertir lo técnico en mercancía política.

Sé que me anticipo a los hechos, pero ya con lo que vamos viendo todos los días, suficiente. En todo caso que se imponga el criterio que se impuso cuando se creó la Reserva Nacional Pampa Galeras – Bárbara D’Achille y se ponga como segunda denominación la icónica mención al máximo héroe patrio: Reserva Nacional Mar Pacífico Tropical – Mar de Grau.

Otrosí Digo: en los textos escolares que utilicé en mis épocas de profesor, el Ministerio de Educación incluía la denominación Mar de Grau para tipificar al territorio marítimo del Perú que correspondía y corresponde a la conjunción del Mar Frío de la Corriente Peruana y al Mar Tropical.

De manera que ponerle el nombre de Mar de Grau a la futura área natural protegida no solo contradice el deseo que se defendió con tanta decisión, también le quita al Héroe de Angamos el papel tutelar que le dimos sobre las dos ecorregiones que conforman el Mar Peruano. Ahora sí que el almirante Tubino salga en defensa de la razón y las conveniencias (esto último en plan de joda).

PD: muy buen arranque, ministra. Sí se puede.

Buen viaje…