MORIR EN LA PAMPA, SEGUNDA PARTE

San Bartolo. Hace unos días me ocupé en esta misma esquina del triste destino de Aimee Pillaca, la boxeadora desaparecida en febrero último en La Pampa y el de sus ocasionales acompañantes. Todos testigos, al parecer, de una violación múltiple en contra de una menor de quince años en un prostibar de este infierno en el fin del mundo.

Los amigos del SERNANP-RN TAMBOPATA acaban de postear unas fotos y un texto que dicen más que mil palabras. Tremendo.

”…en el sector denominado A7, del rio Malinowski, este sábado 19 de marzo del 2016, se encontraron tres cadáveres, los cuales ante la indiferencia de las AUTORIDADES REGIONALES están siendo devorados por los gallinazos. ESTA ES LA REALIDAD MINERA INFORMAL E ILEGAL señoras y señores que se pintan de incredulidad e indiferencia, donde la vida de las personas no es respetada por la impunidad del día a día de esta actividad”.

Posiblemente sean los cuerpos de estos desdichados. Ojalá. No voy a decir mucho más, sobran los comentarios. Solo recordarles un párrafo de mi comentario de la semana pasada:

“Si quieres encontrar el cuerpo de tu hija, espera que alguien lo tire a la carretera”, le dijeron unos matones de La Pampa a los desesperados padres de la boxeadora”.

!Qué espanto!

Pobre país nuestro.