Municipalidad de Inambari cuenta con el primer Vivero Tecnificado de la región Madre de Dios

Nuevamente la misma vaina. Los diarios de Lima dando cuenta de los megaoperativos en Madre de Dios realizados por la policía para poner KO a las mafias que controlan el runrún en los campamentos de la minería ilegal que se arman (dicen) desde La Pampa. El Comercio de hoy abunda en detalles que ponen en evidencia las acciones de inteligencia emanadas del Ministerio del Interior. Tengo todos esos recortes en una carpeta con el rótulo “Desmadre en Madre de Dios”, allí guardo las noticias, los reportajes que grafican el infierno en la capital de la Biodiversidad del Perú.

Les cuento que estoy armando otra, menos gruesa por ahora pero en camino de engorde, la he titulado “Buenas noticias MDD”: allí voy a ingresar ésta que les propongo para que se relajen durante el fin de semana. Los pongo al tanto rapidito. En el municipio de Inambari, cuya capital Mazuko nació al compás de la explotación del oro y la madera muchos años antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, funcionarios ediles, empresarios mineros y técnicos apoyados por la cooperación internacional y la academia –en este caso la Universidad de Wake, Carolina del Norte- vienen trabajando a todo ritmo para empezar a restaurar lo que el extractivismo alentado desde el primer mundo produjo (y seguirá produciendo si es que seguimos creyendo que la solución a un problema económico y social tan delicado como éste es solamente policial).

Por ahora han puesto en marcha un vivero donde crecerán los plantones que irán borrando las cicatrices que dejó la barbarie y la ignorancia.

Son estas las iniciativas, digo, que deberían engalanar las páginas del Decano. El file de las buenas noticias tiene que seguir creciendo, no hay otra salida.