[NOTICIÓN] Gobierno del Cusco y comunidades de Acomayo, Canas y Espinar plantan un millón de árboles

Tomado de Noticias Cusco

Mi opinión

Que el ejemplo cunda y que las campañas de reforestación se multipliquen por todas partes y se conviertan en una contagiosa costumbre. Ese es mi deseo de fin de año y estoy seguro que el de ustedes también. A las iniciativas reforestadoras de ECOAN en la Cordillera de Vilcanota y de los muchachones de la recientemente creada plataforma Valle Sagrado Verde que hemos reportado por aquí, me alegra sumar la que acaban de poner en práctica los amigos del gobierno regional del Cusco a través de la gerencia de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente que capitanea la bióloga María Ysabel Cazorla y la participación de veintinueve comunidades campesinas de las zonas altas de las provincias de Acomayo, Canas y Espinar.

De acuerdo a las declaraciones dadas por el gobernador del Cusco Jean Paul Benavente los cusqueños buscan plantar treinta y tres millones de árboles en toda la región. Maravilloso, tenemos que lograrlo. Se trata de una campaña que involucra a los pobladores de las tres provincias mencionadas que agrupados en cuadrillas han empezado a sembrar plantones de queuñas, qolles, chachacomos, molles, pinos y capulíes.

Que las lluvias de esta temporada fructifiquen las tierras de las laderas reforestadas y que los participantes, ellos y sus familias, se esmeren en cuidar a las criaturas que colocaron en sus campos para que soporten las adversidades y la casa de todos reverdezca para siempre. Buen año para todos, que la el próximo nos encuentre con una pala en la mano, un arbolito a buen recaudo y todas las ganas de sembrar de vida nuestro planeta, el único que tenemos para soportar el invierno que se nos viene.

  • Redención forestal: un millón de árboles para reverdecer Acomayo, Canas y Espinar
Hace poco, en las faldas de la montaña Chicón (Urubamba), se dio inicio a la plantación de un millón de árboles en 41 comunidades campesinas situadas a lo largo del Valle Sagrado de los Incas. Ahora, siempre bajo el lema “Reforestar para respirar”, se suma otro millón de plantones de especies nativas en las provincias de Acomayo, Canas y Espinar.
 
El Gobierno Regional del Cusco, a través de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, mediante el proyecto “RECUPERACIÓN DE SERVICIOS ECOSISTÉMICOS DE CONTROL DE EROSIÓN DE SUELOS EN LOS DISTRITOS DE CHECCA, LAYO, ACOMAYO, POMACANCHI, RONDOCAN Y OCCORURO DE LA REGIÓN DEL CUSCO ”, inició la campaña forestal 2020-2021 en el distrito de Layo (Canas) con la plantación de diversas especies forestales como queuñas, qolles, chachacomos, molle, pinos y capulíes.
 
El Gobernador Regional, Jean Paul Benavente García, resaltó la importancia de este trabajo de forestación y reforestación en zonas con alta vulnerabilidad ecosistémicas. “Tenemos que luchar contra los efectos del cambio climático, por ello la principal tarea es sembrar árboles para proteger nuestras tierras vulnerables.
Queremos plantar 33 millones de árboles en toda la región y hoy continuamos con otro millón en 29 comunidades campesinas”, precisó la autoridad.
 
La campaña beneficiará a 13 mil 508 pobladores de los distritos de Acomayo, Rondocan y Pomacanchi (Acomayo), Checa y Layo (Canas) y Occoruro (Espinar) con una inversión de 14 millones 568 mil soles. Previamente, todos ellos, fueron capacitados en acciones de manejo y conservación de bosques.
 
Personal técnico de la gerencia regional de recursos naturales, instaló cuatro viveros forestales. Así, en Acomayo y Rondocan se producen 240 mil plantones, en Pomacancachi, otros 460 mil y en Layo 300 mil plantones.
 
La gerente de Recursos Naturales, María Ysabel Cazorla Palomino, precisó que en los próximos tres años, se recuperarán 3 mil 100 hectáreas de bosques. “Al final, serán más de tres millones de plantones forestales, además construiremos 139 hectáreas de franjas cortafuegos para evitar la propagación de los incendios forestales”, precisó.
De igual manera, se construirán 264 kilómetros de zanjas de infiltración y varios diques rústicos de almacenamiento para la cosecha de agua que servirán para proveer del elemento líquido a los bosques. El proyecto se denomina: “Recuperación del Servicio Ecosistémico de Control de Erosión de Suelos en las Comunidades Campesinas Priorizadas de los distritos de Checca, Layo, Acomayo, Pomacanchi, Rondocan y Occoruro del Departamento Cusco”.