Parque Nacional Huascarán y Wrangell-St. Elias National Park, de los Estados Unidos, estrechan relaciones para enfrentar cambio climático

Como lo mencioné hace unos días, 62 áreas protegidas de los 241 patrimonios de la humanidad, advierte la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se encuentran en peligro debido a la crisis climática. Los disturbios antrópicos, el desarrollo de grandes infraestructuras, la contaminación o la ineficiencia en la gestión de estos lugares, agravan la situación. Idear modelos de manejo, entonces, resulta indispensable para contrarrestar una amenaza que afecta a todos los países del planeta.

Las cooperación entre las agencias a cargo de la gestión de las áreas protegidas es un buen punto de partida para empezar a construir una agenda compartida. Saludo desde San Bartolo las buenas nuevas que nos trae esta nota de la oficina de comunicaciones del Sernanp. Hemos caminado el Parque Nacional Huascarán durante muchos años, conocemos a una buena legión de sus protagonistas, estamos convencidos que el trabajo colaborativo dará buenos frutos.