Pere Ortín, director de la revista Altäir

“A mí me fascinan los viajes como una herramienta para conocer el mundo y contar historias. No me interesa demasiado el viaje por el viaje, y creo que hoy el viaje ha acabado secuestrado por la gran industria del turismo. Aunque no tengo demasiado interés en las diferenciaciones entre turista y viajero, todos somos turistas y viajeros, sí creo que hay determinadas maneras de viajar y de mirar que nos acercan a la vida y a la realidad y de las que es muy difícil escapar si vas en un viaje lúdico y programado de carácter turístico. Salvada esta especificación, sí creo que hay una forma de viajar para compartir, y con conciencia de viaje, que significa desarrollo personal y que tiene mucho que ver con la manera en que uno se va construyendo como ser humano, que te enseña a ser generoso, a compartir, a intentar entender al que no es como tú. Para mí eso es la cultura viajera: la cultura y el viaje forman parte de lo mismo, porque un viaje es una buena novela, una poesía, un ensayo; una pieza de arte contemporáneo, o leer la declaración de independencia del Senegal o ver documentales históricos… me parecen todos ellos grandes viajes”.