Periodista Joseph Zárate gana premio Ortega y Gasset por crónica sobre Máxima Acuña

Tomado de El País de España

Mi opinión

Me gustan mucho los perfiles de Joseph Zárate, el joven cronista de las filas de la revista Etiqueta Negra que acaba de obtener el premio Ortega y Gasset de Periodismo por su crónica “La dama de la Laguna Verde versus la laguna negra”, que reprodujimos hace unos días en esta revista. De él hemos colgado antes un reportaje sobre Ruth Buendía y disfrutamos mucho con su relato sobre Edwin Chota, el ambientalista peruano presumiblemente asesinado por las mafias de la madera. Todos nuestros parabienes a tan brillante periodista. De verdad, de verdad dignifica el oficio.

Máxima Acuña, una campesina peruana que nunca aprendió a leer y escribir, ha impedido con tesón y coraje que una compañía minera la expulse de su casa y convierta la Laguna Azul en un depósito de desechos tóxicos. “¿Vale más el oro de todo el país que la tierra y el agua de una familia?”, se pregunta el periodista Joseph Zárate Salazar al comienzo del reportaje “La dama de la Laguna Azul versus la laguna negra”, publicado en abril de 2015 en la revista peruana Etiqueta Verde. El trabajo refleja la lucha de Máxima Acuña contra un proyecto que ha generado un acalorado debate en Perú entre políticos y líderes de opinión que apoyan el proyecto e ingenieros y ecologistas que lo rechazan por motivos de salud pública.

“Es una historia que no solo tiene que ver con una campesina que lucha a muchos kilómetros de distancia, sino que habla también de nosotros y de nuestra visión del progreso”, dice el periodista. En este reportaje, galardonado con el premio Ortega y Gasset en la categoría de mejor historia o investigación periodística, el jurado ha valorado “una historia local que se hace universal”, “un relato de lucha que hace partícipe al lector”.

Zárate, de 29 años, se interesó por la historia de Máxima Acuña hace varios años. La revista puso a su disposición tiempo y recursos suficientes para trasladarse al interior de la sierra peruana, a ese lugar “lejano y de difícil acceso” que Acuña defiende con tesón y arriesgando su vida. Allí convivió con la protagonista de su historia durante dos semanas. “Fue una experiencia muy triste: por todo a lo que tiene que enfrentar la mujer y también por el trato que recibe de los medios de comunicación”, cuenta el reportero. Hace una semana la empresa minera se plantó de nuevo ante la casa de la campesina para destruirla y un dron sobrevuela su territorio, lo que da muestra del acoso sistemático al que se ve sometida la familia día y noche.

Desde la revista Etiqueta Verde Zárate trabaja perfiles e historias de personajes de la selva o la sierra peruana que se enfrentan a grandes poderes para “defender su tierra y su identidad”. Quiere dar voz a quienes nunca son escuchados. “El reto del periodismo”, dice, “es que aquello que a mí me interesa como cronista le interese a un público más amplio. Que lo que le ocurre a una campesina que vive a 4.000 metros de altitud en Perú genere empatía con un español, un italiano o un guatemalteco. No se trata solo de hacer el ejercicio de informar. También hay que comprender, emocionar y conmover”. Aspira a que tras leer el reportaje de la campesina, que como única joya luce un diente de platino, la gente se pregunte de dónde ha salido el oro con que el que se ha fabricado ese anillo que reposa en el escaparate de la joyería.

Más sobre el premio Ortega y Gasset

El País. Los Premios Ortega y Gasset de Periodismo, que cada año desde hace 33 concede EL PAÍS, han reconocido en esta edición historias de resistencia y coraje y también de tragedia y esperanza: las historias de la lucha de una mujer contra una compañía minera en Perú, el drama de los desaparecidos en México y Colombia, una imagen de la desesperación de los refugiados y el estandarte del periodismo que luchó por las libertades en Polonia se han hecho merecedores de los galardones más prestigiosos del periodismo en español. Joseph Zárate (Etiqueta Verde), Lilia Saúl y Ginna Morelo (El Universal y El Tiempo), Samuel Aranda y Adam Michnik recibirán sus galardones el próximo 5 de mayo en una ceremonia que se celebrará en el Palacio de Cibeles de Madrid, a la que asistirán los Reyes, que servirá además para celebrar el 40º aniversario de este periódico.

1461076661_331836_1461079314_noticia_normal

Presidido por la catedrática de Ética y Filosofía Política Adela Cortina, el jurado que ha otorgado los galardones este martes ha estado compuesto por la actriz Elena Anaya, la arquitecta Benedetta Tagliabue, el escritor y periodista Juan José Millás, el director de EL PAÍS, Antonio Caño, y los anteriores directores del diario: Juan Luis Cebrián, Joaquín Estefanía, Jesús Ceberio y Javier Moreno.

En la categoría de mejor historia o investigación periodística, el premio ha recaído en  Joseph Zárate Salazar, por La dama de la laguna azul versus la laguna negra, publicado en la revista Etiqueta Verde, del Perú. El reportaje narra la historia de Máxima Acuña, una campesina que habita frente a un lago que el Gobierno y una empresa privada quieren convertir en depósito de desechos tóxicos. El jurado ha valorado que “se trata de una historia local que se hace universal. Es un relato de lucha que hace partícipe al lector. Integra muy bien la información con el relato y se acerca a un tema que ha generado un importante conflicto social en el Perú. Plantea, además, el debate entre el bien individual y el de la mayoría”.

El premio  a la mejor cobertura multimedia lo ha obtenido Lilia Saúl (39 años) y Ginna Morelo (43), por el especial Desaparecidos, publicado por El Universal de México y El Tiempo de Colombia. Desaparecidos es un proyecto que busca contar el número de personas desaparecidas en México y Colombia a lo largo de la última década, mostrar el incremento de las estadísticas y narrar las historias de los desaparecidos. El jurado ha destacado que se trata de “un gran trabajo de denuncia” y ha valorado “la gran cantidad de información, la técnica narrativa y las soluciones gráficas que incluye este trabajo sobre un drama social como el de las desapariciones”.

El jurado también ha acordado hacer una mención especial a Ángelo Attanasio, de El Periódico de Catalunta  por Connecting África.

El fotógrafo Samuel Aranda ha sido galardonado con el premio a la mejor fotografía por una imagen de la serie Llegando al paraíso, publicada en el diario Ara. La fotografía, en blanco y negro, muestra a una madre abrazada a su hijo en el agua en la costa de Lesbos. El jurado ha resaltado “la fuerza y el dramatismo de una imagen que representa el drama de los refugiados que intentan cruzar el Mediterráneo”.

El premio a la más destacada trayectoria profesional ha recaído en  el periodista polaco Adam Michnik, fundador y director del diario Gazeta Wyborcza, en reconocimiento de su labor periodística, que inició en 1965. El jurado ha calificado a Michnic como un “periodista extraordinario, que ha jugado un papel muy importante en el periodismo polaco y europeo y ha elogiado su contribución al desarrollo de la democracia y la libertad de expresión en Polonia”.

Más info en: