Perú fortalecerá conservación y monitoreo del oso de anteojos en áreas naturales

Agencia Andina

Mi opinión

En las redes de la Agencia Andina de Noticias acaban de colgar un video mostrando a dos robustos osos de anteojos –al parecer una madre con su cría- paseándose de lo más orondas por el interior del sitio arqueológico de Machu Picchu, la joya de la corona del turismo y la cultura del Perú. Maravilloso, a pesar de tanta presión humana sobre el santuario las poblaciones del único úrsido sudamericano parecieran estables en los entornos del enclave turístico, qué buena noticia. Aprovecho la oportunidad para contarles que el SERNANP y la Alianza para la Conservación del Oso Andino acaban de sellar una alianza estratégica para fortalecer la gestión de la especie en nuestro país. Les dejo la nota sobre la iniciativa que involucra también a Cleveland Metroparks de Estados Unidos y un dato para tener en cuenta: los osos de anteojos, Tremarctos ornatus en la jerga científica, habitan 30 de las áreas naturales protegidas de nuestro sistema nacional.

Con el objetivo de fortalecer el monitoreo del oso de anteojos en el ámbito de las áreas naturales protegidas (ANP), Perú y Estados Unidos se unen para promover la generación de estrategias, acciones y conocimiento que permitan llevar a cabo la conservación efectiva de una de las especies más emblemáticas de nuestro país.

Para ello el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) y la Alianza para la Conservación de Oso Andino (ABCA, por sus siglas en inglés), iniciativa cooperativa del el zoológico Cleveland Metroparks de Estados Unidos y otros socios, suscribieron un acuerdo de voluntades que busca fortalecer la gestión e información sobre esta especie.
 
Mediante este acuerdo se promoverá el intercambio de información científica a lo largo de los próximos cinco años con expertos de Colombia y Ecuador.
 
También se desarrollarán capacitaciones técnicas teóricas y prácticas dirigidas al personal guardaparque y especialista de las áreas protegidas sobre metodologías que permitan conocer el estado de conservación del hábitat y las poblaciones de oso andino.
 
Estas capacitaciones tienen como objetivo establecer protocolos de monitoreo de esta especie como los que se han elaborado en áreas protegidas emblemáticas como el Santuario Histórico de Machu Picchu y el Parque Nacional del Manu. El oso de anteojos está presente en más de 30 áreas naturales protegidas.
 
De igual manera, el acuerdo busca desarrollar guías orientadoras para el trabajo que efectúa el Sernanp y sus aliados estratégicos como parte de la conservación del oso andino, generando información sobre su estado de conservación, sitios prioritarios con escenarios con huella antrópica o climáticos.