Perú: un paraíso para los amantes de la observación de aves

A Thomas Valqui, notable birdwatcher peruano y director de la división de ornitología de CORBIDI, lo he escuchado afirmar que la tarea que tenemos por delante los que estamos en esto de la conservación y el desarrollo sostenible es convertir al Perú en un país de pajareros. “Más pajareros, ha escrito en la revista Avistando, repotenciarán el valor de las aves, fomentarán la investigación, incrementarán el conocimiento y la educación, harán más entendible la conservación y permitirán el despegue del turismo de naturaleza, contribuyendo con el desarrollo del país”.
Suscribo cada una de sus palabras. Por eso es que aplaudo la preocupación del diario oficial por promover el aviturismo en nuestro territorio. Notas como ésta que les estos pasando, sencillas y muy simpáticas, contribuyen a despertar el interés por el “birdwatchismo” y la naturaleza.

(Aprovecho la ocasión para contarles que ayer, mientras disfrutaba el feriado APEC en el histórico Club Náutico de San Bartolo, me gané con el plácido vuelo de un águila pescador, (Pandion haliaetus, oteando desde lo alto el mar de la bahía sur de mi distrito. Interrumpí mi placentero descanso para anotar en mi check list hallazgo tan extraordinario).