Piura: Estuario de Virrilá es reconocido oficialmente como sitio Ramsar

Mi opinión

El estuario de Virrilá, en Piura, el humedal más extraordinario del extremo norte del Perú, acaba de ser admitido en la prestigiosa lista Ramsar, la iniciativa intergubernamental que intenta salvar de la destrucción marismas, pantanos y turberas del planeta que con tanto esmero nuestra civilización está mandando al traste. En Perú ya suman catorce los sitios Ramsar de importancia internacional reconocidos por el tratado firmado por más del 90 por ciento de los estados miembros de la Naciones Unidas; en el mundo son más de dos mil quinientos los que se han establecido desde que el convenio se echara a andar en la ciudad iraní de ese nombre en 1975.

En Virrilá se llevan registradas hasta la fecha 132 especies de aves, 12 especies de reptiles, 4 de mamíferos, 27 de peces y 25 especies vegetales. Un oasis en el desierto peruano, un remanso de paz donde fructifican también, como lo señala la nota que les dejo, algarrobos (Prosopis pallida), sapotes (Colicodendrun scabridum) y vichayos (Capparis avicenniifolia).
Y en las orillas del estuario se agrupa la mayor concentración de flamencos de nuestro país. De locos, estamos hablando de una ecozona por donde transitan ballenas y tortugas marinas, esos tesoros que están impulsando la industria de observación de la naturaleza en la que creemos.

Sería un golazo de media cancha que las nuevas autoridades del Mincetur y el Minam, en comunión con las autoridades locales integren el área natural al destino turístico que se ha consolidado en esta frontera. Tendríamos un escenario más, fabuloso y único, para la conservación, el turismo de naturaleza y la educación ciudadana que tanto falta nos hace Y si a este sueño le sumamos la Reserva Nacional Mar Tropical de Grau que seguimos empujando y la Reserva Marina Cabo Blanco-Banco de Máncora que exigen empresarios y pescadores ya-no-ya. Hay mucho por hacer, que no cunda el desánimo. Buen fin de semana para todos…

Un nuevo espacio natural del Perú fue reconocido oficialmente como sitio Ramsar, denominación que reciben los ecosistemas considerados de importancia internacional por su gran biodiversidad y son fuente de recursos hídricos vitales que sirven de refugio a aves migratorias.

Se trata del Estuario de Virrilá, un hermoso espacio natural ubicado en la provincia piurana de Sechura, al norte del Perú. El reconocimiento como sitio Ramsar fue otorgado por la Convención de Humedales de Importancia Internacional, gracias al trabajo conjunto de la población local y la Municipalidad Provincial de Sechura, con el acompañamiento técnico del Ministerio del Ambiente (Minam).
 
 

 
En el certificado de reconocimiento, firmado por la Secretaría General de dicha convención y remitido al Perú el 3 de agosto último, se establece que el Estuario de Virrilá es el sitio Ramsar número 2455e inscrito en la Lista de Humedales de Importancia Internacional. En el Perú se trata del décimo cuarto sitio Ramsar.
 

Alto valor ecológico

El Minam destacó que por su alto valor ecológico, el Estuario de Virrilá es un ecosistema es uno de los humedales más importantes de la costa del Perú. En su territorio se conserva una muestra de la ecorregión del desierto de Sechura y está directamente influenciado por los eventos climáticos asociados al Fenómeno El Niño.
 
Con una extensión de 5,643.797 hectáreas, en este lugar se ha registrado 132 especies de aves, 12 especies de reptiles, 4 especies de mamíferos, 27 especies de peces, 25 de especies vegetales, entre otros. El estuario es un importante paradero de migración de aves del hemisferio norte, cuyo ciclo vital en el hemisferio sur depende de sitios clave como es este humedal.
 
Asimismo,protege especies vegetales como el algarrobo (Prosopis pallida), el sapote (Colicodendrun scabridum), y el vichayo (Capparis avicenniifolia), presentes en el área, que son aprovechadas por los pobladores locales para alimentar su ganado, para la crianza de abejas productoras de miel y como leña a fin de preparar sus alimentos, entre otros usos con criterio conservacionista. Además, dicho estuario es un punto importante de conservación de cinco especies de tortugas marinas.
 
Este ecosistema fue reconocido en el año 2015 como Área de Conservación Ambiental (ACA) por la Municipalidad Provincial de Sechura. Entre los años 2016 y 2017 se impulsaron acciones concretas para a garantizar su protección desde las comunidades locales. Desde el 2019, el Proyecto CFI, ejecutado por el Minam con apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), también apoyó proceso para lograr el reconocimiento como Sitio Ramsar.
 
El Estuario de Virrilá es el décimo cuarto ecosistema natural de Perú reconocido como sitio Ramsar, entre ellos figuran: la Reserva Nacional de Paracas, el Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes, Reserva Nacional Lago Titica, Reserva Nacional Pacaya Samiria y Reserva Nacional de Junín.