Proyectos de inversión privada en Madre de Dios evitarán deforestación de sus bosques

Prensa Sernanp

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La noticia es alentadora y nos alegra. Lo que necesita la Amazonía peruana -y a gritos- son planes de negocios bien hechos y que tengan la capacidad y los formatos necesarios para involucrar en su ejecución a los actores económicos que más saben de estos avatares. Verbigracia y pese a quien le pese, a los empresarios privados. Seguir recelando en extremo y cerrar con doble llave los candados que alguna vez se pusieron para evitar la destrucción de nuestras riquezas naturales resulta anacrónico.

Los bosques amazónicos están siendo deforestados a vista y paciencia de todos por los extractivismos formales e informales que hace mucho tiempo aterrizaron y se han hecho fuertísimos, aterradoramente poderosos, Es imprescindible empezar a armar propuestas de desarrollo que involucren a la gente local y a sus posesiones (la mayoría de las veces tierras degradadas o por degradar); al Estado y a los gobiernos locales, a la academia y a las organizaciones de la sociedad civil, no nos queda mucho tiempo antes de que el pandemónium se imponga sobre el sueño de una Amazonia sostenible y para todos.

En ese sentido saludo desde esta esquinita el esfuerzo del SERNANP y de AIDER, conozco a sus directivos y sé de los esfuerzos que vienen haciendo para derribar mitos y construir desarrollo.

En Madre de Dios se está desarrollando un novedoso modelo de conservación de las áreas naturales protegidas (ANP), gracias a la alianza del sector público y privado, la sociedad civil y las comunidades, donde la inversión privada y el desarrollo económico sostenible se logran en armonía con la naturaleza.

Este tipo de iniciativas se desarrollan en el Perú en áreas de mayor biodiversidad del mundo, en este caso, la Reserva Nacional Tambopata y el Parque Nacional Bahuaja Sonene en Madre de Dios. Siendo los actores principales de este innovador modelo de conservación el SERNANP (Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado, la entidad del Estado responsable de la conservación de las ANP; AIDER (Asociación para la Investigación y Desarrollo Integral), ejecutor del contrato parcial de administración de la Reserva y el Parque; el Fondo Althelia, inversionista del proyecto, y las poblaciones locales a través de una Cooperativa de Agricultores.

El objetivo del proyecto es promover el manejo adecuado del suelo, evitando entre ambas áreas la deforestación de casi 12,000 has de bosque, y la recuperación de 4,000 has de tierras degradadas de sus zonas de amortiguamiento. Esta iniciativa busca realizarse a través de sistemas agroforestales diseñados para producir cacao fino y de aroma, lo cual evitaría la emisión de alrededor de 4 millones de toneladas de carbono durante los próximos 7 años.

 AIDER, como parte de su compromiso con el Estado Peruano, recientemente presentó ante representantes de SERNANP – Lima, los jefes y presidentes de los comités de gestión de ambas ANP, los avances en la implementación de las actividades y cumplimiento de las operaciones para alcanzar las metas del contrato de administración.

 “Se ha observado que la iniciativa agroforestal ha generado el interés de su actividad debido a que se trata de un proyecto con amplio beneficio para las comunidades, desde la plantación de cacao hasta la seguridad del mercado. Su avance se ve reflejado en la conformación de la cooperativa que agrupa más de 140 agricultores, la cual cumple  las metas que tiene este proyecto para el año 2015”, sostuvo Vladimir Ramírez, Jefe de la Reserva Nacional Tambopata.

Por su parte, el presidente de la Cooperativa agraria de Servicios Múltiples Tambopata  Candamo “COOPASER”, Odeón Sánchez, mencionó durante su visita a las parcelas agroforestales: “El éxito del proyecto es porque es el único que asegura el acompañamiento en todas las etapas de producción, con mercado asegurado y, de esta manera, se cierra todo el círculo comercial”.

Finalmente, el Gerente del Contrato de Administración de RNTAMB / PNBS y Director Ejecutivo de AIDER, Jaime Nalvarte mencionó, “Con esta iniciativa demostramos que las prioridades económicas y financieras de las ANP pueden estar alineadas perfectamente  con la conservación y el desarrollo sostenible y ambiental de las zonas de amortiguamiento”.

20/07/2015