[ARGENTINA] Puerto Madryn, ballenas y fauna marina a un ladito de la ciudad

Indira Palomino, especial para Solo para Viajeros

Foto Gustavo Ríos

OTROS DESTINOS:

Hace algunos meses, mientras navegábamos hacia las islas del Callao, tuve la oportunidad de conversar largo con Indira Palomino de lo mucho que se había avanzado en otras latitudes en regular una actividad, la del avistamiento de ballenas, compleja y sumamente delicada. Le comenté lo que sabía de este tipo de turismo a través de los relatos de Alejandro Balaguer, en Panamá y de lo que había visto, muy de paso, en Península de Valdés, Argentina, uno de los litorales más fantásticos de Sudamérica.

Bueno, Indira, viajera entusiasta e hiperactiva, acaba de volver de Madryn, en la provincia de Chubut, y nos ha dejado esta nota sobre su paso por este paradero del turismo de naturaleza que se debe conocer ahora que las ballenas de este lado del continente se están convirtiendo en vacacionistas obligadas del invierno peruano. Buena semana para todos…

En la mayoría de mis viajes para ver fauna en su hábitat natural siempre he tenido que alejarme de la ciudad. En los lugares que he visitado, los animales silvestres tienden a huir del hombre. Saben que la presencia humana es peligrosa para ellos. Pero en Puerto Madryn, en el sur de Argentina,  descubrí que ver fauna nativa silvestre cerca a la ciudad es usual. Aquí no huyen de las personas, por el contrario comparten el mismo espacio.

‌Indira en Puerto Madryn. Foto

Indira en Puerto Madryn. Foto Gustavo Ríos

 Madryn es una ciudad cuya actividad principal es la industrial por la fábrica de aluminio, una de las más grandes de Sudamérica. También es pesquera, a gran escala y artesanal. Y a la vez viven en sus costas la ballena Franca Austral De junio a diciembre), pingüinos (de setiembre a marzo), elefantes marinos (casi todo el año), orcas (de setiembre a abril), lobos marinos (todo el año). Animales que atraen a visitantes de todo el mundo generando una constante actividad turística de avistamiento de fauna marina así como buceo y nado con lobos.

Tuve la oportunidad de visitarla a principios de agosto y quedé maravillada por la facilidad y cercanía con que se observan las ballenas. Pero ¿no estamos invadiendo su hábitat? Vienen para el apareamiento, entonces ¿no estamos interrumpiendo su ciclo reproductivo? ¿no estamos generando impactos negativos? Por otro lado se ha registrado un ritmo de crecimiento de 7% anual de la población de ballenas.

Foto Gustavo Ríos

Foto Gustavo Ríos

 Investigación y Reglamentación

La Provincia de Chubut (a la que pertenece Puerto Madryn) cuenta desde el 2008 con un reglamento de la Técnica de Avistaje Patagónico y el Código de Buenas Prácticas para el Avistaje de Ballenas. Se realizó con la asesoría de expertos en fauna marina. En Puerto Madryn se encuentran varias instituciones que realizan constantes estudios científicos y monitoreo de las ballenas, como el CENPAT (Centro Nacional Patagónico) y el Instituto de Conservación de Ballenas, entre otras.

 Creo que la investigación constante de la población y comportamiento de los animales con respecto a la actividad turística es la herramienta principal para establecer un reglamento adecuado. Actualmente solo se permiten seis operadores turísticos habilitados para la navegación. No pueden perseguir a las ballenas y deben mantener una distancia de 50 metros al aproximarse. A partir de allí, dependerá del comportamiento de las ballenas, si ellas deciden acercarse. Los motores de las embarcaciones deben ser silenciosos.

Foto Gustavo Ríos

Foto Gustavo Ríos

Cuando hice la navegación, la embarcación se acercaba a un grupo lentamente y manteniendo cierta distancia. De pronto ya no se escuchaba el ruido del motor, no sé si lo apagaba o simplemente disminuía la velocidad. Veíamos si las ballenas salían y varias veces algunas se acercaban, incluso llegaron a nadar al costado del bote.

Concientización

El Ente Mixto de Puerto Madryn no solo promociona el destino para atraer más visitantes; sino también se enfoca en los niños de escuela primaria. Realizan charlas de concientización sobre la conservación de las ballenas y fauna de la localidad, y luego una visita guiada para observarlas en su hábitat natural en el Área Natural el Doradillo. De esta forma permiten a los niños de familias de bajos recursos tener la experiencia de compartir un día de playa viendo a estos gigantes marinos.

Creo que es la mejor forma de concientizar y de democratizar el turismo. Que no solo los turistas sean quienes mayoritariamente pueden realizar estos avistamientos.

Foto Gustavo Ríos

Y como viajeros ¿qué podemos hacer para contribuir al turismo sostenible?

Seguir las indicaciones del guía. No exigirles que se acerquen a un grupo de ballenas. De ellas dependerá. Claro que uno quiere estar lo más cerca posible y hasta tocarlas si es posible (se han visto fotos de pasajeros que lo intentan). Pero sabemos que esa conducta solo las afectará negativamente. Entonces aprendamos a disfrutar de verlas de la forma que las ballenas lo deseen.

Finalmente, si bien hay varios esfuerzos por realizar una actividad turística sostenible, es una tarea constante. Se siguen haciendo investigaciones sobre el comportamiento de las ballenas. Se sigue enfrentando situaciones donde se prioriza la experiencia turística antes que la reglamentación. Se continua enfrentando problemas de tratamiento de residuos. En general, creo que Puerto Madryn tiene muchos retos que enfrentar dia a dia en este sentido y varios que desconozco. Pero ver como las ballenas, entre otros animales marinos, conviven tan cerca de la ciudad, me da esperanza que toda urbe puede convivir con su entorno natural sin destruirlo. Creo que nos muestra que hay un camino, que se ve factible.

Organiza tu viaje:
Observación de ballenas: chequear operadores autorizados en www.Madryn.travel
Alojamiento: Chepatagonia Hostel
Kayak y alquiler de bicicletas: Napra Club

Más sobre Puerto Madryn en SPV:
Puerto Madryn: reserva de vida

Más sobre Indira Palomino en SPV:
Aprendiendo a viajar. Indira Palomino ama el camino

30/8/2016