Redescubriendo Tingo María, un sendero por la paz en la Amazonía

Tomado de placeOK

Mi opinión

Me encantan estas proezas de la imaginación, el buen sentir y la osadía. Me encanta que el mundo, sobre todo el mundo rural, se llene de ilusiones como las que están enhebrando en Tingo María, muy cerca a la Laguna de los Milagros, los comunicadores sociales Isabel Guerra, peruana y Jose Enrique Molina, catalán. Como lo comenta la nota que les paso, tomada del portal de placeOk, estos tercos soñadores decidieron sentar raíces en las proximidades de Aucayacu, una localidad otrora sinónimo de narcotráfico y violencia exasperada, para restaurar un bosque y soñar con tiempos mejores, que de hecho van a volver, tienen que volver.

Como ellos, otros, y espero que muchísimos creyentes más, se están llenando de entusiasmo para poblar, como plántulas que se resisten al hastío, el bosque de Gaia con nuevos bosques, con mejores ideas, con ganas de sacarle la mugre al despropósito y la manía (tan estúpidamente humana) de destruirlo todo. Muchas luces y buenas alas al Refugio Selvático Fundo El Aventurero y a su inspirador proyecto Senderos por la Paz. Con más lucecitas como las suyas en el firmamento #otromundoesposible, de verdad.

Un nuevo proyecto de viajes con sentido en el Perú se viene gestando. Se trata de un Sendero por la Paz en la Amazonía, el tercero en el mundo, el cual se materializa gracias a la fórmula “la unión hace la fuerza“.

Bajo el acompañamiento de placeOK Mindful Travel & Studio, la pareja de eco-emprendedores María Isabel Guerra y Jose Enrique Molina, ejecutarán el proyecto “Senderos por la Paz: Redescubriendo Tingo María”, como parte del proyecto internacional “Trails for Peace” de la Asociación Mindful Travel Destinations (España), aliados deplaceOK.

Esto será posible gracias al financiamiento del Programa Turismo Emprende del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo de Perú (edición 2020-1).

Viajes con sentido en el Perú

Cuando María Isabel Guerra y Jose Enrique Molina llegaron juntos a la Laguna de los Milagros (entre Aucayacu y Tingo María) en el año 2015, se enamoraron de la zona por lo que hoy en día tienen un pequeño fundo allí.

Sus sueños fueron el desarrollar un proyecto turístico diferente a la oferta convencional, enmarcado en la necesidad de conservación del bosque húmedo, la filosofía de los viajes responsables, y la construcción de una cultura de paz. Es por ello que cuando se enteraron de la convocatoria de Turismo Emprende, aceptaron gustosos la propuesta de placeOK para diseñar un proyecto “mindful” en su fundo.

Jose Enrique, fotógrafo catalán y montañero de toda la vida, ya había estado en la zona hace muchos años en una comisión editorial, y regresó hace cinco años de vacaciones con María Isabel (su esposa peruana).

La zona  estaba pacificada y se enamoraron de ella, especialmente Jose Enrique, a quien le pareció increíble encontrarse con estas tropicales y brumosas montañas verdes llenas de exuberantes bosques de selva alta, con una flora y fauna tan distintos de aquellos de las nevadas montañas de su tierra natal.

De modo que hoy son propietarios del “Refugio Selvático Fundo El Aventurero”, ubicado a 15 km de la ciudad deTingo María (por la carretera Fernando Belaunde Terry o Marginal de la Selva). Desde la carretera hasta el fundo se llega andando por una trocha (30 minutos), pero en la estación seca se puede acceder directamente en vehículo 4×4. Cuando se sube caminando se atraviesa el Caserío Los Milagros, pudiéndose interactuar con sus pobladores.

senderos por la paz peru
Parte de la biodiversidad del fundo El Aventurero.

Nuevo concepto “mindful travel”

En Perú, la propuesta de turismo “mindful” la incorporó placeOK Mindful Travel & Studio, aliado de la Asociación Mindful Travel Destinations de España. placeOK también es ganador de Turismo Emprende en la edición 2019 y viene ejecutando el primer proyecto “mindful travel” de Perú.

Como parte de su expansión, busca identificar aliados seriamente comprometidos con la conservación del planeta, el respeto por las poblaciones locales y el interés en la transformación positiva de los seres humanos. Con dichos aliados co-diseña proyectos y actividades mindful, como es el caso de este proyecto en particular, el cual se convertirá en la segunda iniciativa mindful travel en Perú.

Este nuevo segmento de viajes coincidió con la motivación de Isabel y Jose Enrique para elaborar una alternativa turística sostenible. Iniciativa que además se preocupa en salvaguardar los bosques de la cuenca amazónica que  aportan el 20% del agua dulce del planeta en los océanos. 

Hoy los esposos empiezan una ardua tarea; ejecutar el proyecto: “Senderos por la Paz; redescubriendo Tingo María”. Emprendimiento turístico de carácter holístico e integrador, que promueve la desconexión digital evitando el estrés para reconectarnos con nosotros mismos y nuestros semejantes. Experiencias que están orientadas al bienestar de los viajeros y las comunidades que visitan, a la vez que busca contribuir a la construcción de una cultura de paz facilitando el equilibrio entre cuerpo, mente y alma.

Viajes con sentido a través de Senderos por la Paz

Nos dimos cuenta de que el modelo convencional de viaje, que trata de maximizar la cantidad de destinos visitados a costa de pasar muy poco tiempo en cada uno de ellos, no permite que el viajero conecte con el destino ni que aprenda de él. En lugar de relajarlo lo hiperconecta más a la tecnología y a las redes sociales, con lo cual no tiene tiempo de procesar conscientemente e interiorizar las experiencias del viaje, y además termina destruyendo lugares y espantando a los pobladores locales. Ese modelo debe superarse, y nuestro proyecto se enmarca en esa dirección” señala María Isabel.

El proyecto de Isabel y Jose Enrique operará los primeros Senderos por la Paz en Perú, bajo los lineamientos del proyecto internacional Trails for Peace (España) y con el acompañamiento técnico de placeOK Mindful Travel & Studio. 

En el fundo, cuando el proyecto esté culminado y operativo, se desarrollarán actividades mindful. Entre estas destacan: caminatas y acampadas conscientes, baños de bosque, fotografía consciente, retiros de transformación humana, reforestación, observación de flora y fauna, coaching, gastronomía local, toma de contacto con pobladores locales, etc… Las actividades estarán dirigidas a grupos reducidos. “El mundo post-covid nos obligará a todos a realizar adaptaciones y grandes cambios, y las maneras de viajar no serán la excepción” apunta Jose Enrique. 

Si desea formar parte de la primera comunidad de viajeros mindful de Latinoamérica puede ingresar al grupo de Facebook. Para co-diseñar viajes con sentido puede ponerse en contacto con nuestro equipo escribiendo a info@placeok.com.