ACR Bosque Montano de Carpish: se establece en Huánuco la primera Área de Conservación Regional del 2020

Nota de prensa SERNANP

Mi opinión

Comenzamos el año celebrando. La oficina de prensa SERNANP acaba de hacer pública una noticia que nos llena de alegría: el establecimiento del ACR Bosque Montano de Carpish, un área de conservación de carácter regional de más de 50 mil hectáreas en la región Huánuco, justamente en una zona próxima al Parque Nacional Tingo María, las Áreas de Conservación Privada San Marcos, Jirishanca y Panguana, el Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal El Sira.

Maravilloso, como para empezar a soñar en la protección y adecuada gestión de los bosques del flanco oriental del norte peruano, una región golpeada inmisericordemente por la deforestación y la inadecuada ocupación humana. Las ACR –se acaban de establecer dos nuevas: una en Lima y otra en el Cusco- son un modelo de conservación ambiental y desarrollo sostenible en el que confiamos a pesar de la poca promoción que tienen y la falta, muchas veces, de voluntad política en los gobiernos subnacionales a la que pertenecen.

Confiamos en que el ACR Bosque Montano de Carpish se convierta en un ejemplo a seguir: los huanuqueños se lo merecen. Felicitaciones al SERNANP y a las instituciones comprometidas en el proceso. Vamos por más.

El Gobierno peruano estableció desde hoy la primera Área de Conservación Regional del departamento de Huánuco: Bosque Montano de Carpish, una iniciativa que busca asegurar la protección del corredor Carpish – Yanachaga que simboliza la puerta de entrada de la sierra hacia la selva, en la zona central del Perú.

Área de Conservación Regional (ACR) Bosque Montano de Carpish, en la región Huánuco. ANDINA/Difusión

El establecimiento de esta nueva ACR fue aprobado durante sesión del Consejo de Ministros y oficializado mediante Decreto Supremo N° 014-2019-MINAM publicado el 1 de enero en el diario oficial El Peruano.

Con una extensión de 50,559.21 hectáreas, esta ACR se ubica en el distrito de Monzón de la provincia de Huamalíes, el distrito de Mariano Dámaso Beraún de la provincia de Leoncio Prado, el distrito de Chinchao de la provincia de Huánuco y en el distrito de Marías de la provincia de Dos de Mayo.

Su objetivo es conservar los bosques montanos de los Andes Centrales, que almacenan el recurso hídrico de las quebradas que desembocan en el río Jarahuasi y Chinchao, garantizando así la provisión de este servicio ecosistémico en beneficio de 338,327 habitantes de las cuatro provincias que abarca esta área.

La iniciativa de conservación de los bosques de una parte de la cordillera de Carpish nace por iniciativa del Gobierno Regional de Huánuco en respuesta a las amenazas de deforestación que enfrentan estos ecosistemas. Para la elaboración del expediente técnico de creación, el Minam y el Sernanp brindaron apoyo técnico en todo el proceso de la elaboración de la propuesta.

El establecimiento de esta ACR asegura la conectividad biológica que integran el Parque Nacional Tingo María, las Áreas de Conservación Privada San Marcos, Jirishanca y Panguana, el Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal El Sira; garantizando los procesos ecológicos de las especies existentes en la zona, así como para incrementar la resiliencia frente al cambio climático.

En esta ACR se registran aves endémicas del Perú como el colibrí cobrizo, la tangara de bufanda dorada y el cucarachero peruano, por lo que se le considera como centro de una gran diversidad de aves (Important Bird and Biodiversity Areas – IBA). Además, esta área es hábitat de especies registradas en categorías de conservación nacional e internacional como el oso de anteojos, la pava andina y el hormiguero. En esta zona se han hallado también 78 especies de flora endémicas para el Perú, así como una importante variedad de orquídeas que han despertado el interés de especialistas en todo el mundo.

Asimismo, el establecimiento de esta ACR fortalece la gestión participativa e involucramiento de los actores locales (comunidades campesinas, caseríos y centros poblados), mediante el desarrollo de actividades económicas sostenibles orientadas al turismo rural comunitario.