Cazadores furtivos matan a Rafiki, uno de los gorilas de montaña más famosos de Uganda

Como para no creerlo, la insania humana no tiene cuando acabar, pareciera ilimitada. En febrero cazadores furtivos abatieron a una jirafa blanca y su cría, las únicas en el planeta, en la reserva de Ishaqbini Hirola, Kenia y ahora otros bárbaros acaban de hacer lo mismo con Rafiki, uno de los gorilas de montaña más famosos de Uganda.

El Parque Nacional del Impenetrable Bosque de Bwindi, hogar del célebre Rafiki, amigo en suajili, se encuentra en una frontera compartida por Uganda, Ruanda y la República Popular del Congo. En abril, en el Parque Nacional Virunga, Congo, trece guardaparques al cuidado de la misma población de gorilas de montaña fueron asesinados por la guerrilla que opera en la zona. No digo más: mientras algunos soñamos, todavía, con un mundo mejor después de la pandemia que continúa haciendo estragos entre los terrícolas, otros se ensañan con la poca vida silvestre que nos queda y con los que la cuidan con tanto esmero y a costa de sus propias vidas. Patético.

Leer más

Logro histórico: la mayor reserva de África celebra un año sin caza furtiva de elefantes

La noticia no es nueva: se hizo pública a mediados de año justamente cuando Botsuana, el país con la mayor población de paquidermos en el mundo, anunciaba la suspensión de la prohibición para cazar elefantes en su territorio. La protección de especies emblemáticas como las de esta historia es posible si es que los estados se comprometen a velar por su conservación y las poblaciones que habitan los espacios comunes hacen lo propio. Hay muchos ejemplos de esta relación virtuosa; éste de Mozanbique es uno de ellos. No todo está perdido, es importante por ello celebrar las buenas noticiar para mantener enhiesta las banderas del optimismo. Lindo primer fin de semana de este nuevo año.

Leer más

El ranger que se juega la vida por los gorilas de Virunga en el Congo

Hace unos días les pasé por aquí una nota que daba cuenta del trabajo de las akashingas de Zimbabue, en África, un vigoroso ejército de mujeres enfrentadas a la caza ilegal. Ahora les propongo esta otra historia: la de Innocent Mburanumwe, guardaparque –ranger- como su padre y también su tío en los bosques del Parque Nacional Virunga, en la República Democrática del Congo, el lugar en el mundo con la mayor concentración de gorilas de montaña.

Mburanumwe, como miles de rangers en todas partes, se enfrenta cotidianamente a las huestes, muy bien armadas, de uno de los negocios más viles y rentables de este, a veces, incomprensible planeta. Ciento treinta guardaparques han sido asesinados en Virunga en los últimos veinte años. Increíble, la cifra es de espanto y grafica por sí misma la situación en una región del continente africano extremadamente violenta y rica en recursos naturales. No digo más para no caer en simplificaciones. África sigue siendo un enigma para los que vivimos fuera de sus entornos.

Acabo de leer la crónica del escritor senegalés Boubacar Boris Diop sobre su terruño en el especial “Contar(nos) el mundo” que acaba de publicar Altaïr. Allí comenta: “Me ha ocurrido que un europeo, después de saber que soy senegalés, me diga con una gran sonrisa que su yerno vive en Chad, pareciendo creer que por fuerza debo conocerlo”. Trataré de ser más cuidadoso cuando me toque hablar de África, un continente que apenas conozco y apetezco recorrer. Quiero ir al Congo, lo estoy anotando en mi cuaderno de viajes. Y quiero hacerlo por Mburanumwe, las akashingas de Zimbabue y por los tantos yerros que vamos cometiendo en función a nuestra supina ignorancia ante una de las geografías más subyugantes de la Tierra.

Lindo fin de año, nos vamos despidiendo; les dejo por aquí la crónica de José Naranjo para El País, me ha encantado. Quiero volver a África.

Leer más

Ejército de mujeres se enfrenta a la caza ilegal en Zimbabue

Me encantó esta nota: en estos tiempos de empoderamiento femenino y lucha frontal contra el machismo secular y la discriminación, que estas bravas mujeres den batalla en primera línea contra la cacería ilegal es alentador. Las akashingas, valientes en la lengua local, de las selvas de Zimbabue, el país donde fue abatido el famoso león Cecil hace algunos años, han logrado detener las escandalosas cifras de un negocio que no tiene cuando acabar y se expande por todos lados. En fin, a seguir en la brega, hay mucho por hacer.

Leer más

Tippi Degré, la niña blanca que vivió entre animales salvajes en la sabana africana

Alguna vez les he contado la fascinación que sentí, de niño, al leer el best seller “La leona de dos mundos”, un relato fantástico que encontré en el librero de mi casa en Lima que narraba la vida de Elsa, una leona de las sabanas de Kenia salvada de morir por Joy y George Adamson, una pareja de extranjeros que se toman el trabajo de cuidarla con esmero antes de liberarla en el mundo salvaje de donde nunca debió salir.

El libro publicado por la señora Adamson a mediados de la década del cincuenta se convirtió en poco tiempo en un suceso editorial. La historia fue llevada al cine con el sugestivo nombre de “Nacida libre” y sirvió de luminoso pretexto para llamar la atención sobre la necesidad de preservar la fauna africana, entonces solo conocida por sus presas tan apetecidas por los cazadores deportivos.

Todavía recuerdo la desgarradora escena en la que Joy Adamson, asesinada hacia 1980 por cazadores furtivos, vaya paradoja, ve partir del refugio familiar a Elsa, la leona que había crecido entre dos mundos y que en ese momento debía volver a los peligros de la selva.

África soñada, dura y real, sin duda. Lo que les cuento tiene que ver con esta nota que acabo de recoger de la blogósfera sobre Tippi Degré, la niña blanca criada entre animales salvajes en esos mismos paisajes. Notable historia de comunión con la naturaleza y amor por el futuro en pleno siglo XXI, estoy seguro que les va a gustar. Leyéndola me acordé de esa lectura iniciática y de lo mucho que me hizo soñar…

Lindos días para todos, hay que seguir tercos en la lucha por salvar escenarios tas extraordinarios como los de esta pequeña historia.

Leer más

Turismo sostenible: un futuro para el África rural

Desde hace algunos meses vengo colaborando con el Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS), una aguerrida ONG boliviana empecinada en construir las herramientas que se necesitan para vigorizar los espacios rurales de nuestra región, esos territorios tan poco valorados por quienes detentan el poder en esta parte del continente y donde viven, hay que recordarlo siempre, nuestros compatriotas más pobres. El IPDRS a través del Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio está tratando de recopilar mil historias de poblaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes que con sus luchas y sacrificios han consolidado la propiedad de sus tierras.

Para los investigadores del instituto visibilizar esas conquistas resulta fundamental si es que se quiere construir desarrollo fuera de las ciudades y ordenas la casa de todos.

Cuatro de los casos que ha publicado el movimiento en su web han sido desarrollados por mí: el de los compañeros de la Asociación Mabosinfron, en la provincia de Purús, en Ucayali; el de Ema Tapullima y el comité de turismo de Puerto Prado, en Loreto; el de los shiringueros de la empresa Ecomusa, en Madre de Dios y el de los comuneros de Santa Catalina de Chongoyape, en Lambayeque. Precisamente de este último caso hablé en el coloquio que convocó el IPDRS en La Paz el lunes pasado aprovechando mi presencia en territorio boliviano.

Debo decir que el convite organizado por Karen Gil del equipo del instituto me encantó. Fue una linda oportunidad para compartir con los amigos bolivianos algunas impresiones que he ido recogiendo durante mis últimos viajes por el Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia sobre el turismo, una actividad desdeñada por los teóricos que tanto bien está ocasionando, precisamente, en los espacios rurales que se pretende impulsar.

Me ratifico, a la distancia, en lo que dije al terminar la conversa respondiendo a algunas atingencias muy razonadas de los participantes: Pese a lo ideologizado que está el tema del Turismo Rural (o como quiera llamársele: turismo étnico, TRC, turismo sostenible, etc.), los modelos que se vienen implementando en Sudamérica rural son muy importantes para la recuperación y puesta en valor de los territorios en manos de las poblaciones en el campo. Eso me queda claro. El turismo rural en casi todas sus manifestaciones ha servido para construir ciudadanía, mejorar las economías locales, levantar la autoestima colectiva y, sobre todas las cosas, generar los puestos de trabajo que se necesitan para complementar los que producen las actividades tradicionales.

Les dejo esta breve revisión del caso africano hecho por una inteligente periodista española. Quienes quieren complicar las cosas fanfarroneando con teorías cargadas de ideologías decimonónicas no toman en cuenta que el turismo, según cifras últimas de la OMT, representa el 10 % del PBI mundial, el 7 % del comercio internacional y el 30 % de las exportaciones de servicios en el planeta. Uno de cada once empleos en el mundo depende de esta industria. Que los capitanes del sector y las tribus viajeras se estén interesado en los cada vez más golpeados territorios rurales es una bendición, una oportunidad que no se debe desperdiciar.

Leer más

La vida es una pasta de maní. Una postal del Sudán del Sur

Les dejo la nueva postal de Martín Caparrós para Altaïr Magazzine, está buenísima. Por si todavía no conocen al argentino: Caparrós estudió historia en París, vivió en Madrid y Nueva York, dirigió revistas de libros y de cocina, recorrió medio mundo, tradujo a Voltaire, Shakespeare y Quevedo, recibió el Premio Planeta Latinoamérica, el Premio Herralde de Novela y el Premio Rey de España. Es autor de relatos como A quien corresponda, Los Living y Comí; también de libros de viaje como El interior, y de crónicas como Una luna y Contra el cambio, El hambre y Lacrónica. Su último libro es Echeverría.

Leer más

África vive. Una travesía entre Salvador de Bahía y Ciudad del Cabo (2da. parte)

Les paso la segunda entrega de este reportaje viajero de Eduardo Larrañaga, biólogo peruano y amante de la aventura por el mundo. Los parques nacionales de África concentran la mayor variedad de especies emblemáticas del planeta y siguen siendo el destino obligado para cualquier fanático de la naturaleza y la efusión de la vida. Eduardo tuvo la suerte de cruzar el Atlántico, en un velero, para internarse en el Parque Nacional Kruger y registrar sus maravillas.

Leer más

En velero para llegar a África. Una travesía entre Salvador de Bahía y Ciudad del Cabo (1ra. parte)

Iniciamos con esta primera crónica la publicación de una bitácora viajera que los va a sorprender. Su autor, Eduardo Larrañaga, es un biólogo peruano, aventurero y fotógrafo de naturaleza que ha empezado hace un buen tiempo un viaje inacabable por los confines del planeta. Acompáñenos a conocer los entretelones de una navegación alucinante entre Salvador de Bahía y Ciudad del Cabo, en velero y con los binoculares bien puestos. ¡Qué vivan la aventura y los sueños!

Leer más

Zimbabue, la patria del león Cecil

Sin comentarios. Mientras nos rasgamos las vestiduras por la muerte del león más famoso de Zimbabue, los derechos humanos de los habitantes de esa nación son pisoteados por un gobernante que reina a su antojo. África sigue siendo el continente de los absurdos y los extremos.

El comentario es de Sergio Ramírez, escritor nicaragüense que alguna vez fue uno de los más connotados líderes del sandinismo en su país.

Leer más