Leyda Rimarachín, la bióloga peruana que refugia a un simio en extinción en su jardín

¿Sabrá Leyda cuánto inspira su trabajo, su infatigable tarea en los bosques que cuida al lado de su familia?, ¿será consiente del alcance que tiene su prédica silenciosa en medio del pesimismo nacional y el tirar la toalla rapidito? No lo creo, ella, finalmente, solo es una dulce muchacha que ama la naturaleza y quiere vivir de acuerdo a los mandatos de su corazón y de su estirpe. Leyla Rimarachín, bióloga cajamarquina viviendo desde siempre en las proximidades de Bagua Grande, departamento de Amazonas, un territorio arrasado por la colonización y el olvido de los gobiernos nacionales que sigue siendo una esperanza, es una luz, bien prendida, en medio de las oscuridades propias del amanecer que va llegando.

Conozco su historia por Bruno Monteferri de Conservamos por Naruraleza, otro miliciano de la conservación y como tiene que ser, se la paso a Sadi y a Jaqi, en los bosques de Aguaytía, dos habitantes de esta aldea global dispuestos a reconstruir de a poquitos una tierra arrasada también por la desfachatez humana y sus desvaríos. Estoy seguro que ellos, conociendo la historia de los Rimarachín y las tantas otras que prosperan en el país, sabrán tomar lecciones para avanzar sin desmayos y podrán, ojalá, vincularse con más peruanos y peruanas que han decidido dar batalla por el cambio convencidos de que #otromundoesposible y solo nos queda guerrear, juntos, para lograrlo. Hagan lo propio, compartan la historia de la muchacha decidida a salvar de la extinción al mono choro cola amarilla del Perú, que las noticias que nos hablan del futuro que queremos, de éxitos como el de Leyla , sean más que las que traen el aderezo de las desgracias y la fatalidad. Buen martes para todos, sí se puede…

Leer más

Reconocen la primera área de conservación privada en Lima Metropolitana

La noticia de la creación del Área de Conservación Privada Lomas de Quebrada Río Seco la dio a conocer en su cuenta de Twitter el ministro Gabriel Quijandría, un funcionario a punto de dejar la cartera del Ambiente después de haber hecho bien su tarea. Si bien es cierto es la número 115 del sistema de áreas de conservación privada de nuestro país, se trata de la primera que se establece en Lima Metropolitana, la región con más habitantes del Perú y seguramente la que más problemas ambientales tiene. Enhorabuena.

Desde aquí nuestro agradecimiento a los involucrados en este difícil proceso, en especial a los directivos de Unión Andina de Cementos, UNACEM, el consorcio propietario del predio de casi ochocientos hectáreas que ha puesto bajo protección privada y la supervisión del Estado. Seguimos creyendo y confiando en las empresas comprometidas con el desarrollo con responsabilidad social y ambiental. La fórmula empieza a cobrar fuerza en nuestro país, tenemos que hacer lo que esté en nuestras manos para que el modelo gane adeptos y se perpetúe. Ojalá que así sea. Buen domingo para todos.

Leer más

Juliane Diller: la bióloga que cayó en la Tierra. Se cumplen 50 años de la muerte de Maria Koepcke

Era un niño cuando un avión de la compañía de aviación Lansa con destino a Pucallpa desapareció en medio del bosque amazónico dejando como única testigo del drama vivido por sus ocupantes a la adolescente Juliane Koepcke, la hija de dos científicos alemanes cuya valía y enorme compromiso con el Perú recién pude valorar años después.

Como tantos peruanos me tocó seguir con angustia el desenlace de la tragedia vivida por la muchachita de 17 años y celebré su milagrosa aparición luego de once días de sucedido el accidente en la navidad de 1971.

Se van a cumplir muy pronto cincuenta años del suceso que acabó con la vida de 92 desafortunados pasajeros, uno de ellos la Dra. María Koepcke, la madre de Juliane, zoóloga por la universidad de Kiel y sin duda la ornitóloga más notable que se ha ocupado del estudio de las aves de nuestro país. El libro que publicó en 1964 “Las Aves del Departamento de Lima”, lo he dicho muchas veces, fue el compañero más preciado que hemos tenido varias generaciones de pajareros peruanos.

Tanto ella como su esposo, el ecólogo Hanz-Wilhelm Koepcke, que laboraba en nuestro país desde 1946, se dedicaron con ahínco al estudio de la biodiversidad del Perú. La obra de la pareja es inmensa y ha servido de cimiento para el trabajo de muchísimos investigadores de la naturaleza del territorio que ambos amaron con inocultable pasión.

En mis apuntes sobre los científicos alemanes que guardo en mis aljabas menciono que la Dra. Koepcke, Maria Emilie Anna von Mikulicz-Radecki su nombre de soltera, a cargo desde principios de la década del cincuenta del departamento de Historia Natural del Museo Javier Prado de Lima, había sufrido un aparatoso accidente de tránsito que estuvo a punto de cegarle la vida a ella y también a Hanz-Wilhelm mientras se movían por las montañas de nuestro país detrás de sus pesquisas científicas.

“Las consecuencias de nuestro accidente ya han sido vencidas por suerte casi por completo y estamos contentos de que no obstante toda la desgracia, todo ha terminado tan bien. Verdad es que yo misma he perdido, debido a la conmoción cerebral (los médicos creen que hasta he tenido una rotura en la base del cráneo) el sentido del olfato, pero por lo demás me va otra vez muy bien”, le cuenta Maria a un condiscípulo suyo en su natal Alemania.

Hacia mediados de la década siguiente los Koepcke instalan su base de operaciones en una de las márgenes del río Yuyapichis, un afluente del río Pachitea . Fue precisamente en una de esas idas y venidas a la estación científica que hoy conocemos como Panguana cuando sucede el fatal acontecimiento que le quitó la vida a la notable científica nacida en Leipzig.

Les dejo este interesantísimo reportaje del experimentado periodista Franz Lidz que acaba de publicar The New York Times con la promesa de seguir contándole más del trabajo de Juliane Diller en la actual Área de Conservación Panguana, sin duda alguna, su lugar en el mundo.

Leer más

Conservando el mar de Cabo Blanco a través del cultivo de perlas, una nueva propuesta de Inkaterra

Del hotel de Inkaterra en Tambopata, que visité hace unos días, pasemos ahora a otro de los emprendimientos del consorcio que lidera Joe Koechlin: la Reserva Marina Cabo Blanco-Banco de Máncora, en el norte del país, el sueño de un área de conservación que evitaría la depredación de uno de los mares más ricos del planeta para convertirse al mismo tiempo en una despensa de trabajo y bienestar económico para los hombres y mujeres que viven en una de las regiones más promisorias y al mismo tiempo abandonadas de nuestro país.

En Cabo Blanco los artífices de la iniciativa han seguido en lo suyo, batallando para que el Estado establezca de una vez por todas el área protegida y capacitando a la población en un negocio muy rentable si se trabaja de manera apropiada: la perlacultura de ostras de labios arcoíris, un bivalvo que habita las aguas del Pacífico desde Baja California hasta el mar piurano. Y que de acuerdo a los comentarios del proyecto que impulsa Inkaterra, transformada en fino artículo de joyería, puede alcanzar precios que oscilan entre los ciento cincuenta dólares y los dos mil.

La nota que les dejo da mucha más información al respecto. Ojalá que el proyecto prospere y se cree la reserva marina que impulsan Koechlin y su gente: convertir de manera sostenible recursos naturales que tenemos en riqueza para la gente es un imperativo de estos tiempos, de allí la necesidad de actuar con premura y responsabilidad. Manos a la obra.

Leer más

Se crea nueva Área de Conservación Privada en los bosques secos de Lambayeque

Es la ACP número 144 de un sistema peruano de áreas de dominio particular que cada vez se hace más sólido y esperanzador. Comparto con ustedes esta alegría doble: primero, porque el establecimiento del ACP Bosque Urum confirma que el modelo de conservación privada que se gestó a inicios de este milenio funciona y, segundo, porque al establecerse la nueva zona protegida crecen los corredores biológicos para que rewilding –o resilvestrar, volver a sanar lo que destruimos- en el que creemos sea un éxito.

Voy a tratar de comunicarme con Carrasco Fernández Juan de Dios, líder en Chongoyape de la conservación privada, para que me cuente más detalles sobre la nueva ACP lambayecana. No es que sea un desconfiado pero la familia Wong, los dueños de la empresa privada detrás de la iniciativa conservacionista, ha venido perdiendo prestigio por estos lares y como dice el Quijote en todas partes se cuecen habas. Ojalá que mis dudas tengan más de prejuicio que de realidad. Si fuera lo primero, bienvenidos al futuro señores Erasmo y Efraín Wong. Les dejo la nota para que la disfruten.

Leer más

Pava aliblanca: el regreso de una ave emblemática que se creyó extinta por 100 años

Uno de los proyectos más notables de rewilding –o reintroducción de especies silvestres- en nuestro país es el que se empezó a ejecutar en Chaparrí, la primera área de conservación privada en el Perú, luego de los resonantes éxitos reproductivos de la pava aliblanca en el recordado Zoocriadero Bárbara D’Achille, el centro de investigación que fundó en Olmos, departamento de Lambayeque, el empresario agrario Gustavo del Solar, el mismo que fuera dirigido con éxito por Fernando Angulo, el líder de CORBIDI y amigo de toda la vida.

A ambos, dicho sea de paso, los conocí allí, venciendo obstáculos propios de gesta tan singular y acopiando convicciones que veinte años después, con seguridad en el caso de Fernando, el buen Gustavo nos abandonó pronto, siguen vigentes. En un artículo auroral escrito para la revista Viajeros, Angulo comenta que “la reintroducción de individuos reproductivos en cautiverio al hábitat silvestre es una herramienta común usada para el rescate de especies en peligro de extinción”. Y claro que tenía razón: como lo menciona Talía Lostaunau, otra exalumna como él de la Universidad Nacional Agraria, el proceso de reintroducción de la emblemática pava aliblanca lambayecana ha sido tan exitoso que cuarenta años después de iniciado el esfuerzo por salvarla de la extinción, la especie dejó de ser considerada en Peligro crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y sus individuos en estado natural, 400 según la nota de Talía que publica Mongabay Latam , se desplazan a sus anchas por los bosques secos de Lambayeque y Cajamarca. Fabuloso.

No digo más, la historia del redescubrimiento en 1977 de la hasta entonces enigmática pava y los éxitos de su recuperación poblacional los pueden conocer en la siguiente nota. Alas y buen viento para todos (es especial para las especies de nuestra amenazada avifauna local).

Leer más

Tambopata: incendio afecta el ACP K’erenda Homet y el refugio de fauna silvestre Amazon Shelter

Pudo haber sido peor. Felizmente el incendio que el domingo último afectó a varios predios del Corredor Tambopata, a quince minutos de la ciudad de Puerto Maldonado, no destruyó por completo el trabajo de dos conocidos milicianos de la conservación amazónica: Víctor Zambrano y Magali Salinas.

A ellos mi solidaridad y respeto. Es hora de ordenar en la capital de Madre de Dios la ocupación humana del sector de La Joya, un arrabal citadino en medio de un bosque que se estaba recuperando desde donde se presiona los emprendimientos del Corredor Tambopata como los de Víctor, Magali y otros defensores ambientales. Mano dura y orden para seguir avanzando, #madredediospuede…

Leer más

Buenas noticias desde el Alto Mayo: ronderos y pobladores locales protegen el Gran Mirador de Juningue

Debo admitirlo: mantengo una conexión especial con la región San Martín y el trabajo de sus defensores ambientales más notables, que son muchísimos y no han dejado de dar batalla, tercos como son, durante los más de veinticinco años que recorro sus bosques y quebradas repletas de nubes y bellezas incontrastables.

Hago memoria. De la mano, primero, del inolvidable Cacique de Kanchiscucha, Carlos González Henríquez, fundador del turismo en ese oriente del Perú tan próspero y tantas veces olvidado y después en compañía de Walter Silvera, fundador de la revista Viajeros y enamorado de su gente, me he ido introduciendo de a poquitos en sus rincones más hermosos: Ahuashiyacu y Huacamayllo, Chazuta, San Roque de Cumbaza, Cordillera Escalera, Lamas, Cordillera Azul, el Sauce, Lago Lindo, el río Huallaga, Chambira, Juanjuicillo, las comunidades quechualamistas, Solo, Macedo, San Miguel de Mayo, Cacatachi, Cuñumbuque…

Tremenda navegación…

Túpac Amaru, Achinamisa, Ancashyacu de Achinamisa, pongo de Aguirre, Bellavista, Selvandina, Plataforma, El Challual, Las Palmas, muchísimos paisajes más.

Tarapoto fue mi base de operaciones por buen tiempo. De esos primeros escarseos, atesoro amigos inolvidables: César Rengifo y la gente de Cedisa, Rina Rubio, César Reátegui y familia, Yolanda Rojas, el recordado Mario de Col y Antonieta, su esposa. Casualmente fue en esa ciudad, en el célebre local del Stonewasi, donde conocí a una jovencísima Karina Pinasco, de vuelta en la región que la vio nacer y convencida como hasta ahora de la riqueza natural y cultural que estamos en la obligación de conservar. Con ella y con Miguel Tang, otro miliciano de la conservación y después con la infatigable Norith López me aventuré a descubrir el resto del departamento: los ríos Avisado, Tioyacu y Serranoyacu, el fabuloso Alto Mayo y su Bosque de Protección, Moyobamba, el morro de Calzada, la quebrada Misquiyaquillo y sus orquídeas y aves de mil colores, Tingana, Shampuyacu, Aguas Verdes, Rioja, San José de Sisa, Soritor, Jepelacio, Gera…

En fin, cientos de millas recorridas, incontables bosques admirados, valiosos, valiosísimos amigos en el recuerdo y en la continuidad del camino. Maravillosa región. Por eso es que este fin de semana de tantas muertes en la Amazonía que se enfrenta al Covid-19, me llena de esperanza la noticia que acabo de recoger de mi bandeja de correos: en Moyobamba, la perla del Alto Mayo, la ronda campesina del caserío de Juningue acaba de convertir los cerros y miradores de su jurisdicción en una Concesión de Conservación que se suma a la extensa Red de Conservación Voluntaria y Comunal de un departamento que sigue dando pelea a la deforestación y sus pandemias asociadas.

Inspirador, ¿no? Qué esfuerzo tan extraordinario de las personas e instituciones detrás de esta conquista ciudadana, cuánta batalla la de Karina Pinasco y los técnicos de AMPA, Amazónicos por la Amazonía, la ONG que suele ser vilipendiada por los enemigos del desarrollo sostenible en la región: en ellos he pensado toda la mañana, sonriendo al imaginar las risotadas de Olmedo, el hombre de pocas -o muchas- luces de esos malecones moyobambinos que fue inmortalizado en una estatua en el mirador de Tahuishco. El loco del barrio debe estar, calato como siempre, bañándose de alegría al constatar que sus vecinos de acullá dieron en el clavo: la tierra, que es de todos, debe ser cuidada y festejada siempre, cada día, pase lo que pase.

Congratulaciones y agradecimientos, compas del Alto Mayo y la región San Martín, #otromundoesposible, sí. Prometo visitar pronto sus pagos para seguir creciendo…

Leer más

Se crea nueva Área de Conservación Privada en Loreto. Bienvenida ACP Comunidad Nativa Tibi Playa I Zona Río Ucayali

La noticia me la acaba de dar Karina Pinasco, la directora ejecutiva de Amazónicos por la Amazonía (AMPA), la combativa ONG peruana con sede principal en Moyobamba: el gobierno nacional a través de una resolución ministerial con la firma de Fabiola Muñoz, ministra del Ambiente, acaba de autorizar el establecimiento del ACP Comunidad Nativa Tibi Playa I Zona Río Ucayali en uno de los bordes de la Reserva Nacional Pacaya Samiria, en Loreto.

Magnífica noticia, a saltar en un solo pie…a festejarla con todo nuestro entusiasmo.

Con la creación de esta ACP de 1,122.47 hectáreas en territorio kukama kukamiria, la región Loreto logra establecer su vigésima quinta área de conservación privada y el país su ACP número 140. Un récord difícil de imaginar hace algunos años que se ha logrado, entre otros factores, gracias al empuje y determinación de organizaciones de la sociedad civil como AMPA.

Hay que decirlo en voz alta y con todas sus letras porque estas instituciones suelen ser duramente criticadas por personajes que ven en la conservación de nuestro patrimonio natural un obstáculo para el cumplimiento de sus mendaces objetivos particulares. Karina Pinasco y su equipo han sido objeto en las últimas semanas de una ofensiva de demolición muy bien orquestada que felizmente está siendo contrarrestada con éxitos como este y por supuesto con más compromiso con la Amazonía y su futuro.

En el ACP que celebramos habitan especies emblemáticas del bosque amazónico cuyas poblaciones son diezmadas como consecuencia del avance endemoniadamente abusivo de la colonización a la brava y la improvisación como jaguares, vacas marinas, bufeos grises y rosados, huanganas, lobos de río, sachavacas, cotomonos, tucanes de cuello blanco y muchas más.

Tremendo paso adelante, sí se puede. Tenemos que ir por mas…

Leer más

Asesinato en Chaparrí. Desconocidos acaban con la vida de ambientalista Napoleón Tarrillo

Voy a decirlo con claridad y alzando la voz: la muerte de Napoleón Tarrillo es un golpe durísimo para los defensores del Área de Conservación Privada Chaparrí, si no se logran reponer a tiempo de esta asonada de violencia y muerte, el sueño de la reserva ecológica puede desvanecerse. Hay que cerrar filas, no queda otro camino. Toda mi solidaridad con los compañeros de la Comunidad Campesina Muchik Santa Catalina de Chongoyape y que se escuche en todas partes: “¡Cuando un ambientalista muere, NUNCA MUERE!”.

Leer más

Invasores de tierras arrasan más de 25 hectáreas del Área de Conservación Privada Chaparrí

Los compañeros del Movimiento por la Tierra y el Territorio nos llamaron en la mañana desde Bolivia para preguntarnos por lo que viene ocurriendo en Chaparrí, el Área de Conservación Privada que administra desde el año 2001 la comunidad campesina Muchik de Santa Catalina de Chongoyape, en Lambayeque, una de las iniciativas de conservación más exitosas desarrolladas en nuestro país. Ocurre que las imágenes de la feroz golpiza recibida por los hermanos Plenge durante el acto de fiscalización que la policía y el SERFOR realizaron hace unos días en un sector de Chaparrí ocupado por invasores de tierras han dado la vuelta al mundo.

Alexa Vélez Zuazo, periodista de la agencia Mongabay Latam recuenta los sucesos acontecidos en estos últimos días en Santa Catalina de Chongoyaoe tratando de encontrar las respuestas que expliquen este brote de violencia que condenamoss. Desde esta esquina del cyberespacio estamos muy atentos a lo que está ocurriendo en Chaparrí e instamos al Ejecutivo, a la Defensoría del Pueblo y al poder Judicial a tomar cartas en el asunto para acabar con estas agresiones . Y por supuesto, nuestra solidaridad, toda, con los Plenge, padre e hijos, con Juan de Dios y Antero Carrasco y con todos los comuneros que hemos conocido en este andar juntos de tantos años. Fuerza Chaparrí.

Leer más

Se celebra a lo grande primer año de creación de la Reserva de Biósfera Gran Pajatén

Seguimos por San Martín y las regiones de la Amazonía del norte peruano. En esta macro región de nuestro país las iniciativas de conservación –y especialmente las de conservación privada- se multiplican con el objetivo de proteger cuencas y bosques de cara a lo que nuestros amigos de esas regiones han empezado a llamar el binomio Producción – Protección. Precisamente el miércoles saldrá a las calles la última edición de la revista Viajeros dedicada a reseñar los éxitos del programa de Paisajes Sostenibles que empujan la ONG Conservación Internacional, el Gobierno Regional de San Martín, el SERNANP y un numeroso grupo de organizaciones de la sociedad y el Estado dentro de las que destaca Amazónicos por la Amazonía, a la vanguardia del desarrollo sostenible en esta porción del bosque que debemos cuidar.

Estamos muy agradecidos del trabajo de tantas hombres y mujeres de la Amazonía peruana. Verdaderamente los felicitamos. Y vamos a hacer mucha bulla para que los peruanos conozcan lo que significa para el future la creación y Buena gestión en la Reserva de Biósfera del Gran Pajatén, un paraíso de biodiversidad y diversidad cultural del planeta.
Feliz aniversario Perú …

Leer más

[PRIMICIA] Con ustedes el oso dorado de Corosha

Qué suerte la del experimentado fotógrafo Michael Tweddle. Qué suerte la de los comuneros de Corosha, en Amazonas. Qué suerte y qué ganas de hacer las cosas bien la de los investigadores de la asociación Yunkawasi, la institución que fundara la recordada Fanny Fernández Melo. Qué suerte la de todos ellos de vivir tan cerca a un oso de anteojos dorado, único en el mundo. No me cansaré de decirlo, son estas las noticias que hay que celebrar.

En fin…el más reciente safari fotográfico del naturalista Michael Tweddle corroboró un secreto a voces: los osos de anteojos que habitan los bosques achaparrados de Corosha no solo se encuentran en buenas condiciones sino que viven con un individuo formidable, único en el mundo, el oso dorado del ACP Hierba Buena –Allpayacu. Un verdadero milagro.

Leer más

El encuentro anual de Conservación Voluntaria y Comunal en la Amazonía peruana será en Chachapoyas

Qué buena noticia y qué ganas de darme una vuelta por Chachapoyas para conocer de cerca las historias de tantos peruanos alineados en el mismo partidor e idéntica ilusión: salvar los bosques amazónicos de la depredación para convertirlos en despensas de futuro. La nota que me envían los amigos de Amazónicos por la Amazonía (AMPA) me alegró la mañana. De verdad.

Sucede que hace unos minutos me comuniqué con los compañeros de ECOMUSA, la empresa comunal que administra siete mil hectáreas de bosques en Tahuamanu, Madre de Dios, quienes me fueron contando, uno a uno, los golpes arteros que reciben todos los días de una legión de invasores -agricultores y madereros- que se meten en el predio que el Estado les entregó con la intención de destruir el sueño de de vivir de los shiringales que los veintidós asociados heredaron de sus padres y abuelos.

Nefasto. Los guardianes de esa porción del bosque maternitano no pueden vivir tranquilos y hacer negocios lícitos por el asedio de un grupo de buscapleitos profesionales que están a punto de obtener su condenable objetivo: que los concesionarios abandonen la concesión para que esta revierta al Estado. O sea, a ellos, que se convertirán en dueños,al minuto siguiente de consumada la tragedia, de miles de hectáreas de bosques llenos de shiringa.

Por eso es que confío, aplaudo e impulso desde esta humilde trinchera la construcción de redes de solidaridad y compromiso como las que han tejido los compañeros que vienen construyendo de a poquitos y con tanta alegría el magnífico sueño de la conservación privada y comunal en la Amazonía peruana.

Palmas de pie para ellos.

Leer más

Minam reconoció el Área de Conservación Privada más extensa de Madre de Dios

La comunidad nativa ese’eja de Infierno, en Madre de Dios, es ejemplar en muchas cosas. La más conocida de todas, el contrato de asociación que firmaron en 1996 –exactamente hace treinta años- con la empresa Rainforest Expeditions para construir uno de los emprendimientos turísticos de carácter comunitario de más importancia en esta parte del mundo: el albergue Posada Amazonas.

Que ahora hayan logrado que el Estado conceda el título de Área de Conservación Privada a más de mil 600 hectáreas de su territorio no hace más que confirmar el tino y la voluntad de sus pobladores de construir un modelo de desarrollo responsable que esperamos se replique por todas partes. Conozco Infierno, conozco el trabajo de su gente, estoy seguro que el estatus obtenido les va a servir de mucho para seguir creciendo hasta convertirse en una comunidad modelo para el resto de las comunidades amazónicas.

Copio unas líneas del testimonio de Federico Durand, coordinador de proyectos de Posada Amazónica, recogido en el libro Memorial de Turismo Rural Comunitario que publicó Mincetur meses atrás: “El éxito obtenido en Posada Amazónica nos ha animado en la comunidad a trabajar en un nuevo y ambicioso proyecto, para el que hemos logrado conseguir financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo para la construcción de un nuevo albergue que se encuentra relativamente cerca de Posada Amazónica, también a orillas del río Tambopata, que llevará el nombre de Bawaja Expeditions”. ¿Qué les parece? Indígenas amazónicos empoderados, haciendo negocios de igual a igual con los actores del turismo de las grandes ligas. Formidable. Larga vida al ACP Ebio Kiabamene, la segunda ACP de carácter comunal de la Amazonía del Perú.

Leer más

Chaparrí en peligro. Emblemática área de conservación privada invadida por traficantes de terreno

Desde hace varias semanas vienen circulando noticias alarmantes, por no decir tristes, en relación a una supuesta invasión de traficantes de terrenos en el Área de Conservación de Chaparrí, la primera en crearse en el Perú. Esperamos que las autoridades tomen cartas en el asunto y se actúe con sensatez evitando decisiones antojadizas y de grupo. Mucho es lo que se juega en esta emblemática reserva ecológica lambayecana. Vamos a estar muy atentos al tema.

Leer más

Se crean cuatro Áreas de Conservación Privada para proteger la biodiversidad de Piura

Se siguen multiplicando las áreas de conservación privada por todo el país, qué buena noticia, ya llegan casi a cien y amenazan con ser mucho más, síntoma evidente de que el sistema funciona y que tiene la virtud de entusiasmar a pobladores de todas las regiones de nuestro país.

Justamente de este tema estuve hablando el lunes que pasó con Pedro Solano, de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, la institución que ha acompañado este proceso desde el año 2001 cuando se crea la primera ACP del Perú en la comunidad campesina de Santa Catalina de Chongoyape, en Lambayeque.

Pedro me refirió que su organización, que si bien es cierto estuvo detrás de casi todos los expedientes técnicos que posibilitaron la admisión de los primeros predios al sistema de ACP que maneja el SERNANP, hace un buen tiempo que ha ido dejando que el proceso camine solo debido a que los expedientes empiezan a ser preparados y tramitados por los propios interesados debido a los aprendizajes que tanto el Estado como los propietarios privados, muchas veces comunidades, han obtenido en estos quince años de éxitos resonantes.

Qué bueno, la conservación voluntaria es uno de los grandes logros del movimiento ambiental peruano, felicidades para todos.

Leer más