Hallazgo científico: descubren nueva especie de palmera en Parque Nacional Cordillera Azul

El Parque Nacional Cordillera Azul – Sernanp, el área natural protegida que se extiende por cuatro departamentos andino-amazónicos que está a punto de cumplir 20 años de creación, sigue dándonos muestras de su infinita biodiversidad. Si hace unos días comentamos por aquí el hallazgo en el interior del parque de dos especies de plantas nuevas para la ciencia, hoy nos toca celebrar con sus autoridades el insólito registro de una palmera que no había sido reportada científicamente hasta la fecha.

Magnífica noticia, la necesitábamos: no han sido días felices para la ciencia en el Perú a juzgar por el tráfico de influencias y las sinvergüencerías que se dieron en el contexto de los ensayos clínicos de la vacuna china contra el Covid-19. Felicitaciones al equipo de investigadores del proyecto “Diversidad de la flora y sus relaciones con el suelo, en la zona silvestre del Parque Nacional Cordillera Azul” por su insistencia en hacer bien las cosas. Eso es lo que se necesita el país a gritos.

Leer más

Dos nuevas especies de plantas para la ciencia son descubiertas en el Parque Nacional Cordillera Azul

La pandemia no solo ha golpeado con dureza actividades económicas claves para las poblaciones cercanas a las áreas naturales protegidas como el ecoturismo, también se ensañado con la ciencia, esa actividad silenciosa de la cual depende el futuro del planeta. Así de claro. Preparo un reportaje sobre el impacto de la crisis del Covid-19 en los proyectos científicos que se venían desarrollando en Madre de Dios y los datos que voy recogiendo desnudan una situación grave: la presencia de los investigadores se contrae al tiempo que crece la actividad ilegal y el cambio de uso de la tierra. De hecho, el último reporte del Proyecto de Monitoreo de los Andes Amazónicos (MAAP) indica que se perdieron durante el 2020, 170 mil hectáreas de bosque primario por el incremento de la actividad agropecuaria y la apertura de caminos forestales ilegales, una cifra mayor a la del 2019.No hay que bajar la guardia, tenemos la obligación de reponernos para seguir cuidando lo que es de todos.

Saludo desde aquí el tesón de los investigadores del proyecto “Monitoreo de Áreas Naturales Protegidas en el Perú para incrementar la resiliencia de los bosques ante el cambio climático” quienes acaban de hacer público el hallazgo de dos especies botánicas nuevas para la ciencia en el formidable Parque Nacional Cordillera Azul, un emporio de biodiversaidad en los departamentos de Loreto, San Martín, Huánuco y Ucayali. Noticias como esta nos alegran el día, felicitaciones a los equipos involucrados en estos descubrimientos.

Leer más

Cordillera Azul y Amarakaeri ingresan a la Lista Verde de la UICN

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es la mayor red ambiental del planeta, baste mencionar que en su tejido institucional se agrupan 1300 organizaciones y 13,000 expertos de todas las nacionalidades. Fundada en 1948 la UICN es, sin lugar a dudas, la autoridad mundial en cuanto a defensa de la naturaleza y los recursos naturales se refiere.

De manera que el ingreso de dos áreas naturales protegidas del Perú a su selecta Lista Verde es un logro que se debe mensurar en su verdadera dimensión.

Y celebrar, por cierto.

El Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri, las dos áreas admitidas en la Lista, aparte de sus singularidades escénicas y su extrema biodiversidad y diversidad cultural, son dos unidades de conservación en las que se vienen desarrollando mecanismos de gestión novedosos y que desde esta plataforma hemos venido saludando.

Para el caso de Cordillera Azul, la administración y manejo del área está en manos de una ONG –CIMA Cordillera Azul- en alianza con el Estado a través del SERNANP.

En la Reserva Comunal Amarakaeri, en el departamento de Madre de Dios, la gestión del área protegida, que es un santuario del pueblo harakbut, es compartida por diez comunidades nativas y el Estado.

En ambas áreas los pasos que se han dado para recuperar los espacios alterados por la deforestación y el avance de la colonización descontrolada, son notorios y grafican de manera muy clara lo que podría significar para el Perú la activación de modelos de co-gestión novedosos.

Semanas atrás habíamos advertido el riesgo en el que se encontraba el Santuario Histórico Machu Picchu, mencionado por la UICN como uno de los 241 patrimonios de la humanidad en peligro debido a la crisis climática, hoy toca celebrar el ingreso del Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri en la lista de las 40 áreas mejor protegidas del planeta, un pool de unidades de conservación donde se están cumpliendo los estándares de buena gestión establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Estándares vinculados, por cierto, a la apropiada gobernanza, buen manejo y resultados de conservación a la vista.

Mis felicitaciones, para el caso del Parque Nacional Cordillera Azul, al equipo de Patricia Fernández-Dávila y CIMA Cordillera Azul, a los técnicos del SERNANP en las cinco regiones por donde se extiende el ANP de más un millón de hectáreas de superficie: San Martín, Ucayali, Loreto y Huánuco y a las poblaciones locales, las directamente responsables y beneficiarias de los esfuerzos de conservación en marcha.

Mis felicitaciones también a la gente del SERNANP en la Reserva Nacional Amarakaeri, en especial al ingeniero Asvín Flórez, el jefe del área e impulsor desde el Estado del co-manejo en las reservas comunales. Y a los amigos del ECA Amarakaeri, Luis Tayori, Jaime Corisepa y los demás comuneros harakbut y yines que viven y sienten el área protegida.

Vamos por más, cumpas, sí se puede…

Leer más

Cordillera Azul: comunidad cacataibo firma importantes acuerdos de conservación

Seguimos en Cordillera Azul, el parque nacional que conserva la mayor cantidad de selva alta en buen estado que nos queda, un área protegida del sistema nacional que comparten los departamentos de Loreto, San Martín, Huánuco y Ucayali.

A los esfuerzos del gobierno regional de San Martín, el SERFOR y un grupo significativo instituciones públicas y privadas por concluir un proceso de zonificación forestal en una zona sumamente importante del Parque Nacional Cordillera Azul, se suma el esfuerzo del SERNANP y CIMA, la organización que administra el área, por impulsar acuerdos de conservación –en este caso “acuerdos azules”- que garanticen el manejo apropiado del parque y se detenga la deforestación, un cáncer que resulta imprescindible detener.

Les dejo esta nota que me acaban de enviar desde la oficina de prensa del SERNANP donde se detallan las actividades que se han desarrollado en la comunidad nativa de Yamino, provincia de Padre Abad, Ucayali, para que cuarenta 40 familias cacataibas puedan elaborar sus “planes de vida” y promocionar sus actividades económicas sostenibles. Bien jugado, triunfo peruano.

Leer más

San Martín podría convertirse en el primer departamento en tener sus bosques en orden

Hay que decirlo en voz alta: la destrucción de los bosques amazónicos del Perú, más allá de las buenas noticias de las agencias que indican que el ritmo anual de deforestación ha venido decreciendo en los últimos cinco años, no se detiene.

De acuerdo a las cifras del Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Peruana (MAAP), solo el año pasado se perdieron 143 425 hectáreas de bosques en toda la Amazonía, siendo los departamentos de Ucayali, Huánuco, Madre de Dios, Amazonas y San Martín los más impactados.

El siguiente reportaje publicado en la agencia de noticias Mongabay Latam pasa revista al interesante proceso de Zonificación Forestal que inició la región San Martín que de no mediar cambios bruscos en la agenda regional concluirá este año.

Leer más

Descubren en Cordillera Azul dos especies de aves nuevas para la ciencia

Comparto con ustedes estas notas que dan cuenta del hallazgo en los departamentos de San Martín y Loreto de dos especies de aves nuevas para la ciencia: el Hormiguero de Cordillera Azul (Myrmoderus eowilsoni) y un saltarín de canto muy particular -Machaeropeterus eckelberryi- cuyo nombre vernacular no conocemos.

Ambos registros, siguiendo el relato que hace Pino Rubio en su cuenta de Facebook y la lectura del artículo que acaba de publicar Mongabay Latam, se produjeron en las inmediaciones del Parque Nacional Cordillera Azul (PNCAZ), un área natural protegida cuyo gigantesco territorio se extiende sobre cuatro departamentos severamente impactados por el cambio de uso de la tierra y la migración que llega de la sierra peruana: San Martín, Loreto, Huánuco y Ucayali.

Acabo de recorrer la zona norte del P.N. Cordillera Azul acompañando a los brigadistas convocados por el Gobierno Regional de San Martín para terminar un proceso de zonificación forestal que viene apoyando la cooperación internacional. Durante ese recorrido tuve la oportunidad de visitar las localidades de Selva Andina, Puente Juanita, El Challual y Las Palmas, las zonas por donde seguramente aletea el Hormiguero de Cordillera Azul registrado por el equipo de la Universidad Estatal de Louisiana.

Impresionante: se trata de un rincón de la Zona de Amortiguamiento del PNCAZ de una belleza fulgurante ubicado en medio de un proceso de ocupación humana desolador, que pareciera no tener fin.

Llamo la atención sobre lo paradójico que significa seguir hallando especies desconocidas para la ciencia en los campos deforestados de nuestra Amazonía para que agotemos los esfuerzos que detengan la destrucción de hábitats tan desconocidos para los que vivimos en las ciudades.

Y para que se conozca un poco más la riqueza que atesoramos, para que detrás del entusiasmo que supone enterarse de noticias tan estimulantes como éstas se vaya construyendo el tejido que sirva para promocionar estas geografías de cara al desarrollo de actividades económicas saludables como el ecoturismo y el turismo de avistamiento aviar.

También, obviamente, para felicitar a los pajareros peruanos por el esfuerzo que hacen por apreciar/conocer/preservar/gestionar lo nuestro.

Leer más