Cordillera Azul y Amarakaeri ingresan a la Lista Verde de la UICN

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es la mayor red ambiental del planeta, baste mencionar que en su tejido institucional se agrupan 1300 organizaciones y 13,000 expertos de todas las nacionalidades. Fundada en 1948 la UICN es, sin lugar a dudas, la autoridad mundial en cuanto a defensa de la naturaleza y los recursos naturales se refiere.

De manera que el ingreso de dos áreas naturales protegidas del Perú a su selecta Lista Verde es un logro que se debe mensurar en su verdadera dimensión.

Y celebrar, por cierto.

El Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri, las dos áreas admitidas en la Lista, aparte de sus singularidades escénicas y su extrema biodiversidad y diversidad cultural, son dos unidades de conservación en las que se vienen desarrollando mecanismos de gestión novedosos y que desde esta plataforma hemos venido saludando.

Para el caso de Cordillera Azul, la administración y manejo del área está en manos de una ONG –CIMA Cordillera Azul- en alianza con el Estado a través del SERNANP.

En la Reserva Comunal Amarakaeri, en el departamento de Madre de Dios, la gestión del área protegida, que es un santuario del pueblo harakbut, es compartida por diez comunidades nativas y el Estado.

En ambas áreas los pasos que se han dado para recuperar los espacios alterados por la deforestación y el avance de la colonización descontrolada, son notorios y grafican de manera muy clara lo que podría significar para el Perú la activación de modelos de co-gestión novedosos.

Semanas atrás habíamos advertido el riesgo en el que se encontraba el Santuario Histórico Machu Picchu, mencionado por la UICN como uno de los 241 patrimonios de la humanidad en peligro debido a la crisis climática, hoy toca celebrar el ingreso del Parque Nacional Cordillera Azul y la Reserva Comunal Amarakaeri en la lista de las 40 áreas mejor protegidas del planeta, un pool de unidades de conservación donde se están cumpliendo los estándares de buena gestión establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Estándares vinculados, por cierto, a la apropiada gobernanza, buen manejo y resultados de conservación a la vista.

Mis felicitaciones, para el caso del Parque Nacional Cordillera Azul, al equipo de Patricia Fernández-Dávila y CIMA Cordillera Azul, a los técnicos del SERNANP en las cinco regiones por donde se extiende el ANP de más un millón de hectáreas de superficie: San Martín, Ucayali, Loreto y Huánuco y a las poblaciones locales, las directamente responsables y beneficiarias de los esfuerzos de conservación en marcha.

Mis felicitaciones también a la gente del SERNANP en la Reserva Nacional Amarakaeri, en especial al ingeniero Asvín Flórez, el jefe del área e impulsor desde el Estado del co-manejo en las reservas comunales. Y a los amigos del ECA Amarakaeri, Luis Tayori, Jaime Corisepa y los demás comuneros harakbut y yines que viven y sienten el área protegida.

Vamos por más, cumpas, sí se puede…

Leer más

Héctor Sueyo Yumbuyo y el orgullo arakbut

Conocí a Sontone hace unos días en su ranchito solitario junto al río Madre de Dios, en Boca Inambari, pudimos conversar un poco a pesar de las dificultades propias de la cita –él sin saber un ápice de mis intenciones periodísticas; yo, pensando que lo iba a encontrar rodeado de los suyos y en compañía de Héctor, su hijo y autor del libro sobre su juventud lejos de occidente. Aun así, el diálogo fluyó, nos entendimos como se pueden comprender dos extraños al borde de una orilla de un río mágico e inabarcable.

Luego, en Puerto Maldonado, pude reunirme con Héctor Sueyo Yumbuyo, el hiperactivo responsable de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Madre de Dios, para conversar de este magnífico trabajo al alimón con Sontone y también de su pueblo, el pueblo harakbut. Conversamos sin prisas, como dos viejos camaradas, repasando con atención los puntos más importantes del trascendental estudio antropológico que ambos han pergeñado y que acaba de presentar en Lima el Instituto de Estudios Peruanos (IEP,2018).

Consíganlo pronto, su lectura es imprescindible para comprender un poco más la vida de los pueblos amazónicos que empezamos a conocer.
Les dejo esta entrevista de Andrea Cabel que he recogido de La Mula, me gustó mucho.

Leer más