Jane Goodall: “No voy a dejar que los tipos como Donald Trump y los bolsonaros me golpeen y me hagan callar”

Desde la finca familiar de Bournemouth, donde soporta el confinamiento al que nos ha obligado el Covid-19, Jane Goodall, la primatóloga y ahora activista de 86 años, no deja de darnos lecciones de perseverancia y amor por la naturaleza y sus hijos más desvalidos y peligrosos, nosotros. La Dra. Goodall no tiene pelos en la lengua y suele llamar a las cosas por su nombre, sin cortapisas: para esta abanderada de la lucha por un mundo mejor la esperanza es el único motor que nos queda para salir airosos de los efectos de las pandemias que hemos contribuido a crear.

Les dejo la entrevista que acaba de publicar el diario El País a propósito de La Gran Esperanza, el documental que acaba de filmar para National Geograophic. Tenemos que cambiar de una vez por todas la forma en la que comemos y la manera cómo tratamos a los animales, advierte, porque la voracidad de nuestra especie en convertir la fauna del planeta que habitamos en comida o en algo que se parezca está precipitando cambios dramáticos en los ecosistemas y la profusión de virus y epidemias letales. Y, claro, estamos también en la obligación de llenarnos de toneladas de esperanza, el último antídoto que nos queda para empezar a sanar lo que hemos destruido con tanto afán e indiferencia.

Escuchar a la doctora Goodall, leerla en este caso, es un privilegio: hacerlo con cuidado y siempre asegura una dosis impresionante de optimismo y confianza en el futuro. Es una maestra, cuánto bien nos hace tenerla a nuestro lado. Sí se puede, #otromundoesposible, escúchenlo bien trumps y boslonaros…

Leer más