Arturo Rozas, un llanero solitario en los bosques de Kosñipata

Arturo Rozas, de Patria, sabe muy bien lo que significa conservar, cuidar los bosques de la selva alta del Cusco. Lo sabe porque en otros tiempos, él, como muchos de los hombres de su generación, anduvo dedicado a talar sin cuidado los árboles más grandes de unas selvas que consideraban inacabables, infinitas.

Él y su familia, también los demás miembros del colectivo de prestadores se servicios turísticos del distrito de Kosñipata, se han convertido en los guardianes de estos bosques todavía llenos de vida y, lamentablemente, de amenazas, de peligros inminentes. El extractivismo no se detiene y prosigue en el intento de clavar sus garras en estos paraísos rebozantes de recursos naturales.

Ojalá que sus esfuerzos por detener la destrucción de la naturaleza prosperen y que su incursión en el negocio del turismo sea rentable. El camino del pos-textractivismo está lleno de historias como las suyas.

Leer más

Colonos en tierra firme. La historia de los Jilahuanco, defensores de los bosques de Kosñipata

En el territorio comprendido entre Acjanaco, allí donde acaba el páramo andino y comienza la selva del departamento del Cusco, y la frontera con Brasil y Bolivia, en Madre de Dios, las iniciativas de conservación y los econegocios se hacen fuertes y se consolidan tiñendo de verde una región, en apariencia, solo en apariencia, rendida a la minería ilegal y los despropósitos extractivistas.

En uno de mis últimos reportes para La Mula sobre este paisaje insólito y lleno de vida natural les presenté al entomólogo José Vicens, artífice de la creación de la Reserva Tierra Linda, iniciativa de conservación privada en los bosques de Chontachaka, en el distrito de Kosñipata, ahora le toca el turno a estos otros protagonistas del postextractivismo que debemos impulsar: Teodosio Jilahuanco y su familia, empresarios y conservacionistas de Pillcopata, puerta de ingreso al Parque Nacional Manu, uno de los paisajes más biodiversos del planeta.

Esta es su historia…

Leer más

José Vicens, cazador de sueños

Acabo de recorrer los rincones más promocionados del distrito de Kosñipata, en el Cusco, gracias al impulso de Conservación Amazónica – ACCA, una organización peruana comprometida con el cuidado y la adecuada gestión de la cuenca amazónica. Con sus técnicos visité las magníficas estaciones biológicas que gestionan en el corredor Acjanaco-Pilcopata y pude conocer también a los protagonistas más relevantes de un destino auspicioso y lleno de posibilidades: hombres y mujeres de todos los talantes y nacionalidades trabajando por el desarrollo local y el impulso del turismo responsable y la ciencia. Uno de ellos, José Vicens Bordoy, mallorquín y terco defensor de lo nuestro. Les dejo su historia, seguimos #EntreCuencas2018.

Leer más

Marc Dourojeanni, una mirada a Kosñipata: aprovechamiento sostenible de recursos versus minería ilegal

Tuve la suerte de escuchar al maestro Dourojeanni en el Cusco, primero y luego encontrarme con él en la Estación Biológica de Wayqecha, en el bosque de nubes de Kosñipata. Un honor para este cronista cruzar palabras y estrechar afectos con un estudioso impenitente y muy actualizado de los bosques tropicales del planeta y en especial de la Amazonía.

Dourojeanni visitó el Cusco, entre otras cosas, para llamar la atención de la opinión pública y las autoridades locales de la importancia que tiene para el futuro la protección y adecuada gestión de un bolsón de más de cincuenta mil hectáreas de biodiversidad que permanecen en el limbo ambiental en el Área Clave de Biodiversidad Kosñipata-Carabaya.

El artículo que les presento, tomado del portal de noticias Actualidad Ambienta, Dourojeanni desarrolla los fundamentos de la propuesta que Pro Naturaleza intenta desarrollar en el Cusco sobre este tema tan importante y de urgente abordaje. Acabamos de volver de Kosñipata, he recorrido el área y, por tanto, suscribo todas las afirmaciones y conclusiones de maestro Dourojeanni. Vamos a seguir muy atentos a este tema, abrazos por Fiestas Patrias.

Leer más