Descubren en el Parque Nacional Madidi de Bolivia 124 especies nuevas para la ciencia

La prensa de Bolivia viene dando cuenta en los últimos días de los hallazgos y descubrimientos realizados durante la ejecución del proyecto Identidad Madidi, una iniciativa auspiciada por la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS) cuyo objetivo fue determinar la riqueza biológica y estado de conservación del Parque Nacional Madidi, un área natural protegida de 1,8 millones de hectáreas en la frontera con Perú.

Fantástico. Conocía el esfuerzo e importancia de Identidad Madidi por Guido Miranda, uno de los científicos a cargo de los estudios temáticos que se han venido realizando en estos últimos dos años. Guido, especialista en peces, me comentó en octubre pasado durante nuestro encuentro en la cuenca del río Ichilo, en Cochabamba, que los datos reportados hasta entonces indicaban que el área natural protegida podía ser la más biodiversa del planeta.

Los resultados que han empezado a circular le están dando toda la razón. Enhorabuena, el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Madidi y la contigua Reserva de Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen Pilón Lajas, en los departamentos del Beni y La Paz, forman parta de un espectacular corredor biológico binacional de más de treinta millones de hectáreas que estamos en el deber de proteger para el uso de las futuras generaciones.

Eso explica, creo, nuestra obstinada oposición al proyecto de construcción de las cuestionadas represas de El Bala y El Chepete en el río Madidi. Desde aquí, al otro lado de los Andes, nuestras felicitaciones al equipo dirigido por Dr. Robert Wallace del Programa Amazonía de WCS.

Leer más

Comunidades quechuas plantan 25 mil plantones de árboles nativos en bosques amenazados del Parque Nacional Madidi

Dejemos por un momento los preparativos del Global Big Day de este año para celebrar y aplaudir la campaña de reforestación con Polylepis que acaba de realizarse en las zonas altas del Parque Nacional Madidi, una de las áreas naturales protegidas más biodiversas y bellas del planeta.

En este portal nos hemos referido varias veces a los problemas que acechan al Madidi; entre los muchos, a los relacionados con la propuesta de construcción de dos represas en las proximidades de Rurrenabaque, una localidad donde tenemos grandes amigos, todos alineados en la defensa de la intangibilidad del parque nacional.

La destrucción de los bosques andinos es una calamidad que nos negamos a ver preocupados como estamos por la deforestación que está destruyendo las tierras bajas, sobre todo en la Amazonía. Sin embargo, es en las tierras altas, por llamarlas de alguna manera, donde nacen los ríos que hacen posible la existencia de la insuperable Amazonía. Cuidar los bosques de altura es de vital importancia y no lo estamos haciendo.

Desde este rinconcito del ciberespacio un abrazo fraterno a los impulsores de esta campaña de reforestación con árboles nativos en las cumbreras del Madidi. Ojalá que el buen ejemplo se convierta en viral.

Leer más

[BOLIVIA] Jungle, el filme del Madidi protagonizado por Daniel Radcliffe no se verá en cines del país

Conozco el Madidi, el famoso parque nacional boliviano que compite en biodiversidad con el Manu y con las áreas naturales más extraordinarias del planeta. En marzo de este año visité Rurrenabaque, la puerta de ingreso mejor referenciada del Parque Nacional Madidi, con la intención de reportar para Mongabay Latam sobre los afanes del gobierno de Evo Morales de construir dos represas que han sido impugnadas por científicos y, sobre todo, por las comunidades indígenas de la zona.

En Rurre, así en chiquito, como llaman los bolivianos a la localidad a orillas del río Beni que se hizo famosa a inicios de los años 80 debido a la aventura vivida por el expedicionario israelita Yossi Ghinsberg, perdido en la jungla durante 21 días, tuve el privilegio de conocer a Alex Villca, empresario y ambientalista indígena, dirigente en funciones de la combativa Mancomunidad de Comunidades del río Beni y Quiquibey.

Gracias a su ayuda y al cariño de la familia de Alfredo y Benito Nay, indígenas uchupiamonas de la localidad de San Miguel de Bala, pude recorrer algunos parajes del sensacional Madidi y conocer de cerca la historia y las proyecciones de una comunidad que ha construido una ejemplar propuesta de turismo rural y de naturaleza amenazada en la actualidad por los arrestos extractivistas de un gobierno decidido a convertir el bosque en tierra fértil para los desarrollos agroindustriales y el progreso entendido en bolsas de cemento y fierro de construcción.

En Rurre, debo admitirlo, conocí la historia del israelita perdido en el bosque virgen. Me la contó el propio Alex. Conseguí como pude el libro de Ghinsberg y de un porrazo me enteré de los detalles de la aventura del mochilero intrépido. Ávido de más detalles de la odisea ubiqué a Tico Tudela, explorador y dueño de una agencia de turismo muy conocida en el Madidi y el Pilón Lajas, que me contó lo inimaginable.

Guardo su testimonio para elaborar un nuevo reportaje sobre el parque nacional.

La historia de Ghinsberg se convirtió en icónica en los ochenta precipitando sobre Rurrenabaque y el Madidi una estampida turística sin precedentes. La pequeña aldea en las estribaciones cordilleranas se convirtió en una suerte de Aguas Calientes del Beni boliviano. Los ecos de aquella estampida mediática se sienten todavía. Este año Hollywood ha convertido en filme el relato del israelita interpretado en la película por el archiconocido Daniel Radcliffe, el actor inglés que protagonizó la saga de Harry Potter.

El film fue filmado en Colombia y ya se estrenó en diferentes países. En San José de Uchupiamonas el propio Ghinsberg se encargó de pasar la película en pantalla gigante con gratísima aceptación de la población local. El israelita es muy querido en territorio uchupiamona por su compromiso militante con la causa de las comunidades indígenas. Como me lo dijo por Skype Alex Villca, Ghinsberg es un embajador en el mundo de su pueblo.

Lo curioso del caso, por decir lo menos, es que Jungle, el filme dirigido por Greg McLean, aún no se estrena en Bolivia. Villca estuvo hace unos días en La Paz indagando por los motivos y no encontró una respuesta apropiada. Es como si nadie supiera nada de la película, me comento. ¿Estará el gobierno de Evo detrás de esta evidente auto-censura? No lo sabemos pero sin duda la película hubiera sido un aliado visual de primer orden para los colectivos que se oponen a la construcción de las represas de El Bala y el Chepete, las dos megainversiones que obsesionan a Morales y sus allegados.

Les dejo esta nota recogida de un diario de La Paz.

Leer más

Bolivia: ¿Acabarán las represas de El Bala y El Chepete con el turismo comunitario en el Madidi y en Pilón Lajas?

El turismo étnico de base comunitario y el convencional de naturaleza son las dos actividades que generan más ingresos en el municipio de Rurrenabaque y en la vecina localidad de San Buenaventura, en el noroeste boliviano, una región de biodiversidad sorprendente donde se alinean dos de las áreas naturales protegidas más importantes de Bolivia: Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Madidi y la Reserva de Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen Pilón Lajas.

En ese pulmón de la tierra y refugio de vida silvestre, lamentablemente, el gobierno del presidente Evo Morales está decidido a construir un polo energético de primer orden que, de acuerdo a los testimonios que recogimos durante nuestra visita, pondría en peligro los territorios indígenas en resguardo y la supervivencia del destino de naturaleza que sorprende al mundo.

Estuvimos en el Madidi, fuimos testigos de excepción de la impresionante diversidad biológica que se esconde en sus bosques, ríos, páramos y punas, nos sorprendió el carácter eminentemente amazónico de sus pobladores y nos impresionó la molestia regional que se siente a cada paso contra un gobierno que no entiende la manera cómo sus hijos han logrado sobrevivir en medio de tanta lujuria natural. El reportaje que preparé acaba de aparecer publicado en Mongabay Latam, les dejo esta versión que tiene muy pocos añadidos.

Seguimos con atención y solidaridad los sucesos del Madidi.

Leer más