Panamá creó una reserva marina casi tan grande como su territorio

Panamá cumplió: hace una semana su gobierno anunció la creación en aguas del Pacífico de una reserva marina de 67,742 km2 que le permite alcanzar las metas de protección ambiental establecidas en el Convenio de Diversidad Biológica que el país firmó. Ubicada en la llamada cordillera de Coiba, una cadena montañosa de carácter submarino cuyas profundidades superan los tres mil metros, la nueva reserva permitirá a los panameños conservar un ecosistema marítimo considerado estratégico para la alimentación y reproducción de tortugas marinas, peces vela, tiburones y ballenas, así como importantes especies ictiológicas consideradas vulnerables o en peligro de extinción.

La decisión tomada por el presidente de Panamá Laurentino Cortizo se suma a la que tomó en la misma fecha el gobierno peruano cuando decidió crear la Reserva Nacional Dorsal de Nasca, un área protegida de 62,392 km2 que le permite a nuestro país aumentar en casi un 8 por ciento la superficie de mar bajo protección que ha sido, lamentablemente, cuestionada por un sector de la opinión pública que se opone a los permisos de pesca de mayor escala y la captura de bacalao de profundidad que la norma emitida por el Ejecutivo permite.

Leer más

[TRAVESÍAS] Evocación de Portobelo, un puerto colonial en el Atlántico panameño

Los panameños acaban de entregarle al mundo otra obra monumental y están ñatos de risa. Nuevamente el nombre del país ha ocupado los titulares de la prensa internacional; a pesar de las quejas de ambientalistas y políticos de oposición. Hace unos años, cuando todavía se discutía la naturaleza de la mega construcción, visité el istmo y recorrí algunos de sus parajes más renombrados. Uno de ellos, Portobelo, fortín de las milicias coloniales y magnífica feria donde se exhibieron los productos emblemas de dos mundos que se empezaban a conocer. Les dejo este pequeño relato de un viaje revelador y gratificante por una de las tantas ciudades patrimonio de América Latina.

Leer más