Reportan presencia de vigorosa bandada de flamencos en Pantanos de Villa

He sido villano y por mucho tiempo: lo he contado por aquí muchas veces. Desde el 94, por lo menos, hasta hace unos años, mi refugio limeño estuvo en Villa, frente al mar y al lado de los últimos cuerpos de agua de lo que alguna vez fue el humedal más importante del departamento que cobija a la metrópoli más poblada de este lado del Pacífico.

De allí que celebro la noticia que reproduce La República – tomando como referencia, casi literalmente, una nota de prensa de Prohvilla, la autoridad encargada del área natural protegida- sobre la presencia de una nutrida bandada de flamencos en el Refugio de Vida Silvestre Pantanos de Villa. Lo que me parece un tanto exagerado es que el suceso esté relacionado, como dice el suelto periodístico, al “paulatino éxito en las políticas de conservación y mantenimiento de los ecosistemas en la capital”.

Vamos, no hay que pecar de triunfalistas: los ecosistemas de la tantas veces maltratada villa –me refiero esta vez a Lima- siguen estando a la buena de dios, abandonados a la mala por sus propios habitantes a pesar de la lucha de ciertos colectivos sociales por su preservación y adecuada gestión.

Hay que poner las cosas en su sitio. En materia de conservación de la flora y fauna capitalina y de los ecosistemas que las cobijan estamos hasta la cangallas.

Que ha habido avances: siempre los hay. Uno de ellos, la aprobación del expediente técnico del Área de Conservación Regional (ACR) Sistema de Lomas de Lima a solicitud –ahora sí al César lo que es del César- de la Municipalidad de Lima (DS 011-2019-MINAM). Otro: el hallazgo, estudios científicos de por medio, cito otra vez a la oficina de prensa de la muni, del primer caso de albinismo en un ejemplar de poronccoy o cuy silvestre (Cabia tschudii) en el mismo humedal chorrillano.

Pueda ser que me equivoque y que no esté al tanto de los avances que se vienen dando en materia de gestión ambiental en la metrópoli. Me excuso de forma anticipada: sucede que hace mucho vivo fuera de Lima. Y que, en el caso de mi antiguo barrio, mi matatonismo tiene ver con un hecho concluyente: aún no me recupero de la conversión de la berma central de la avenida Prolongación Defensores del Morro (ex Av. Huaylas) a su paso por los pantanos en un típico jardín samborjino poblado de infinitos farolitos colonial-republicanos y luz como cancha (ingeniosa obra gestada por el anterior alcalde de Chorrillos, Miyashiro padre, en medio de un humedal RAMSAR con el visto bueno, por omisión, del Sernanp y casi todos los limeños).

Y eso que no digo nada del absoluto silencio de esos mismos vecinos ante a la cotidiana presencia en Villa de dos elefantes blancos repletos de harto cemento y toneladas de oprobio: el alguna vez cuestionado edificio de la fábrica Lucchetti (el caso está consignado hasta en Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Lucchetti) y el llamado Centro de Interpretación de los Pantanos de Villa, obra interrumpida hasta donde se supo por no contar con el permiso de la autoridad municipal local.

En fin, larga vida a los flamencos de los Pantanos de Villa. La última vez que los vi en el humedal de mi ex barrio anoté en una de mis libretas de campo: “En la laguna artificial, individuo solitario. Pequeño y menos plumaje blanco, en apariencia, que todos los registrados anteriormente, 21 de junio 1998”.

Leer más

Registran en Villa especie de pato que no había sido vista en Lima desde el siglo XIX

Vamos por partes. La noticia me parece fantástica, de esas que uno ya no espera sobre todo si se trata del registro de una especie nueva en un área natural tan perturbada por el caos de una ciudad sinsentido como Lima. El Refugio de Vida Silvestre Pantanos de Villa, aquicito nomás, es una de las ANP de nuestro sistema nacional que más amenazas recibe. Para empezar en su gestión confluyen el SERNANP, la Municipalidad Metropolitana de Lima(MML) y la de Chorrillos.

Aclaro, eso que podría ser entendido como una fortaleza, finalmente lo contemporáneo en materia de gestión es el abordaje de los problemas de manera multisectorial, se convierte en un problema de magnitudes siderales debido a la intemperancia de los alcaldes que les toca cumplir su parte en el manejo de lo que alguna vez se llamó “el último refugio de vida silvestre de Lima”.

Los desatinos edilicios desde la gestión del alcalde Andrade pasando por los que en su momento se cometieron en las administraciones de Castañeda y la señora Villarán, han sido tantos que mencionar uno solo resulta ocioso. Baste mencionar que hace unos días El Comercio de Lima de Lima publicó un reportaje denunciando el abandono de las obras del Centro de Interpretación que se estaba construyendo en Villa por no contar con el permiso municipal respectivo debido a lo inapropiado de los materiales en uso. Plop, la municipalidad de Chorrillos enmendándole la plana a Prohvilla, la autoridad de la MML encargada del área y al propio SERNANP.

Pese a ello, Villa sigue siendo un gabinete científico de primerísimo orden y no solamente para ornitólogos y/o birdwatchers; meses atrás el SERNANP anunció el hallazgo de cinco especies de mamíferos silvestres en la zona. He tenido la suerte de vivir en el área de amortiguamiento del Refugio de Vida Silvestre Pantanos de Villa, he sido un vecino más de los miles que habitan las urbanizaciones y centros poblados de sus contornos. Mi aprendizaje aviar se lo debo a ese escenario donde alguna vez tuve la suerte de toparme con una espléndida espátula y he visto de cerca flamencos y aves de todos los plumajes. En mi checklist tengo reportadas más de cien especies de las 206 que viven y moran en el humedal. Y aunque no la hallé dentro de su perímetro, frente a mi casa de hace unos años, en Las Brisas de Villa, registré pingüino de Humboldt.

Voy a ir en estos días tras los pasos de los patos silbón de cara blanca (Dendrocygna viduata) que han registrado los guardaparques del SERNANP y que con tanto orgullo anunciaron en la cuenta de FB Los Pantanos de Villa. Me da gusto saber que la nueva administración de Prohvilla y ahora SERNANP anuncian con orgullo el avistamiento del seis de abril pasado y cuelgan las fotos que tomó el guía Nick Davila.

Espero que este sea el inicio de un replanteo en la gestión del Refugio de Vida Silvestre y se empiece a valorar la importancia que tiene como gabinete de ciencias, lo acabo de mencionar, como aula abierta para chicos y grandes del curso aún pendiente de ecología peruana y como resort gratuito para los limeños de todas las sangres que todavía nos resistimos al desbole y los guetos para pocos.

PD: espero que la noticia no genere una afluencia masiva de visitantes que termine por espantar a los emplumados. Espero que los que vayan sean respetuosos de las distancias y no impongan sus condiciones. Que no pase lo que ha ocurrido en El Ñuro y en otras partes.

Leer más

La magia de los humedales

Buen domingo para todos. Aprovecho la oportunidad para pasarles este artículo de Ramiro Escobar que me acaban de enviar los amigos de @avesplayeras a través de su cuenta en Twitter dedicada a promover el avistamiento y cuidado aviar en litorales y mares del planeta.

Me alegra que de vez en cuando Ramiro vuelva al tema ecológico y se anime a ilustrarnos con su sapiencia de periodista cazurro y bien informado. Se los dejó allí, disfrútenlo, vivimos en un país atiborrado de humedales de todo tipo. Un país que nos refriega en la cara -todos los días- la necesidad de conocerlos y cuidarlos.

Ahora que retorna a Lima – o a Chimbote, o a Puno, o a Pucallpa- después del feriado de Semana Santa estiré un poco el cuello, abra bien los ojos y goce del espectáculo de vida silvestre que se aglutina en alguno de los diez mil espejos de agua que todavía respiran y permiten la generación de la vida.

Leer más

Gallinazos en el humedal, una grata presencia artística

Ayer pasé una de las horas más ingratas de lo que va del año atorado en una congestión vehicular en la avenida Huaylas, a un cantito, como se dice, del humedal chorrillano. Y mientras pensaba en lo absurdo de seguir viviendo en una ciudad que no se soporta me puse a pensar en la nota que enseguida les paso sobre la linda intervención de la artista plástica Cristina Planas. ¿Ya la vieron? Tienen que hacerlo y si es al caer la tarde, mejor todavía.

Leer más