Reintroducción de ñandúes en la Patagonia chilena: Tompkins Conservation a la vanguardia del rewilding

Sigo con atención el trabajo de rewilding o asilvestramiento que viene realizando Tompkins Conservation en la Patagonia y en la región del Chaco, bastante más al norte de su zona de intervención inicial. El esfuerzo de los equipos que ha convocado Kris Tompkins para perpetuar el legado de su esposo, el filántropo Douglas Tompkins y el suyo propio es inspirador en estos tiempos de tantos desánimos y poco que mostrar en materia de cuidado natural.

Sus programas de conservación y monitoreo de poblaciones de huemules (o tarucas), pumas, cóndores y ñandúes en el Parque Nacional Patagonia, en Chile, merecen ser estudiados en el Perú para replicarlos en zonas donde la urgencia es perentoria. Pienso en los suris, los ñandúes que todavía nos quedan en Moquegua, Tacna y Puno. Según el censo del 2016 en esos tres departamentos se reportaron solo 350 individuos de Rhea pennata, el nombre científico de la especie altiplánica.

En la región de Aysén, Tompkins Conservation ha logrado reintroducir más de 35 ñandúes de Magallanes (Pterocnemia pennata pennata), una de las dos especies que habitan Chile, en un área que durante muchos años venía siendo utilizada como estancia ganadera. Les dejo una nota sobre este sobrecogedor esfuerzo de sanar lo que destruimos. Mañana, domingo, vamos a subir un largo reportaje sobre los trabajos de los Tompkins al sur del continente. Buen fin de semana.

Leer más

Kris Tompkins: “El planeta no puede sostenerse en este modelo de crecimiento infinito”

Kris Tompkins, la viuda del filántropo estadounidense Douglas Tompkins, el aventurero y defensor de la naturaleza y la vida al aire libre muerto en el sur de Chile en el 2015 mientras creaba parques nacionales, es, no me cabe ninguna duda, una de las voces más lúcidas contra el cambio climático y la sinrazón de un planeta que sigue considerando que la economía es más importante que la salud y el bien estar de sus habitantes.

Kris y su obra, que es inmensa, valiosísima y ejemplar, acaban de ser retratados en el especial de mayo de la revista National Geographic, que por cierto hemos reposteado desde esta plataforma. Su trabajo en la Patagonia y en los esteros de Iberá, en la región el Chaco argentino, de rewilding, léase asilvestramiento, el proceso por el cual se reintroducen en los hábitats que alguna vez ocuparon especies emblema de los bosques y descampados de Sudamérica, es sencillamente extraordinario: una ilusión y una esperanza para los que venimos sosteniendo el #otromundoesposible. Lo hecho y por hacer desde Tompkins Conservation al sur del continente es inspirador. Tienen que conocer el trabajo de los equipos de milicianos de esta organización conservacionista.

La señora Tompkins apunta en la entrevista que le acaban de hacer en Clarín que son tres las crisis ambientales que penden sobre nosotros: el cambio climático, la extinción de especies y la aparición de pandemias… y que resulta francamente iluso, por decir lo menos, creer que una cuarentena va a tener el poder de hacerle frente con éxito. Para Kristine McDivitt Tompkins las inequidades sociales se agudizarán como consecuencia de la crisis sanitaria y la presión sobre las áreas naturales se incrementará. También el apetito de las transnacionales por recuperar los que perdieron mientras duró el aislamiento social.

La CEO de Tompkins Conservation advierte que la tala de los bosques y la explotación irracional de los recursos de la naturaleza crecen en la medida que abandonamos el campo para huir del virus de marras.

“La aparición de animales insólitos, si bien es una noticia simpática, es anecdótica, acota. Los animales volverán a retraerse ni bien la cuarentena cese”. Pero su aparición nos debe mostrar el camino a seguir: “más vida silvestre significa ambientes mejor conservados y también más calidad de vida y empleo para las personas”. Genial, en esta plataforma militamos con firmeza y mucha emoción en ese convencimiento. Abrazo para todos desde San Bartolo.

Leer más

La historia de Douglas y Kris Tompkins, guardianes del sur de Chile, la Patagonia y los esteros de Iberá

National Geographic magazine acaba de dedicar su especial mensual al trabajo de Kristine McDivitt Tompkins, la filántropa estadounidense al mando de la fundación que su esposo el recordado Douglas Tompkins echara en el sur de Chile para salvar de la destrucción los bosques del extremo sur de nuestro continente.

El trabajo que está liderando la conservacionista californiana es de primera, me atrevo a decir que extraordinario. Seis parques nacionales en territorio chileno y en el norte de Argentina y numerosos equipos de investigación actuando en las áreas donde la fundación ejecuta sus programas de rewilding,. entre otros, dan cuenta de una labor que desde aquí aplaudimos y de pie. Felicitaciones a los técnicos y colaboradores de Fundación Tompkins, #otromundoesposible, les dejo por aquí la historia de los Tompkins en esta parte del fin del mundo, buen fin de semana para todos. Disfrútenla.

Leer más

Gobierno de Chile y Tompkins Conservation aliados para conservar los parques de la Patagonia

El presidente Piñera y Kristine Tompkins, presidenta de Tompkins Conservation, acaban de firmar en Santiago un importante acuerdo de colaboración para proteger el sistema de parques patagónicos que el filántropo Douglas Tompkins ayudó a crear en vida.

En este portal somos fans del trabajo del estadounidense y su esposa: mecenazgos como el que vienen impulsando desde hace mucho tiempo resultan indispensables para mantener viva la fe en el futuro. Y que el Perú sea citado por los firmantes del compromiso por la Patagonia como uno de los países líderes en el mundo en conservación patrimonial nos llena de satisfacción.

Saludos desde aquí a los amigos de Profonanpe, en especial a Alberto Paniagua, ex presidente de la institución que ha sido un pivote fundamental en la construcción del modelo peruano de asociatividad público-privado que ha posibilitado la recaudación de fondos para la conservación y manejo de importantes áreas naturales protegidas de nuestro sistema. Ejemplo que por cierto van a replicar en Chile.

He tenido la fortuna de viajar por el sur chileno, uno de los paisajes naturales más extraordinarios del planeta, prometo seguir con atención el avance de los esfuerzos que se vienen haciendo desde el Estado y la sociedad para salvaguardarlo.

Leer más

Jaguares y rewilding en la Patagonia. El legado de Douglas Tompkins sigue vivo

Douglas Tompkins, el polémico conservacionista estadounidense muerto en Chile en el 2015 sigue vivo en sus obras, me queda claro.

A los parques naturales que él y las organizaciones que creó en el extremo sur del continente, se suma ahora el establecimiento de una unidad de conservación en los Esteros del Iberá, una gigantesca zona húmeda formada por los meandros del río Paraná, en Argentina, donde se van a reintroducir especies que desaparecieron de sus hábitats primigenios.

Buena noticia, es posible revertir tendencias y sanar lo que hemos dañado.

Este caso lo confirma: el equipo a cargo de mantener el sueño del fundador de The North Face y otras marcas está trabajando a fondo en el proceso de reintroducción de una pareja de jaguares (Panthera onca) en Iberá, los primeros de un grupo de yaguaretés -como llaman a los jaguares en Argentina- que repoblaran el humedal austral.

Reintroducir especies silvestres a sus lugares de origen no es asunto sencillo; por el contrario, se trata de un ejercicio complicado en extremo que implica mucha ciencia y conocimientos.

Pero en eso andan los seguidores del filántropo que dedicó su vida a amar y proteger el sur de nuestro maravilloso continente.

Les dejo la nota aparecida en el diario El País.

Leer más

[ARGENTINA] Iguazú, Península Valdés y Machu Picchu amenazados por el cambio climático

Península de Valdés, en el sur argentino, recibe en un mes tantos visitantes como los que llegan a la Reserva Nacional Tambopata, en Madre de Dios, en un año. Es uno de los destinos de naturaleza y observación de ballenas más notables del continente y como Machu Pachu o el Pantanal, un área protegida a punto de perder la condición de patrimonio mundial otorgada por la UNESCO debido al deterioro de sus ambientes como consecuencia del cambio climático que nos ha caído encima.

Sesenta y dos áreas protegidas de los 241 patrimonios de la humanidad se encuentran en peligro debido a la crisis climática, advierte la la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Gravísimo.

El turismo insostenible, los disturbios antrópicos, el desarrollo de infraestructuras, la contaminación o la ineficiencia en la gestión de estos lugares, agravan la situación. La nota que les propongo nos ha llegado desde Buenos Aires, Argentina y nos la envían dos activistas de la conservación, Norberto Ovando y Adalberto Álvarez, presidente y vicepresidente de la Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN , una institución fundada en 1943. Vamos a estar muy atentos a las medidas que se tomen para abordar la crisis. Las más de las veces se trata de aportar soluciones regionales a problemas tan complejos como el del cambio climático. O el que supone la conversion del turismo en un fenómeno de masas.

Leer más