“Un niño manchado de petróleo”, la crónica de Joseph Zárate ganadora del Premio Gabo 2018

Les dejo por aquí el reportaje de Joseph Zárate que fue galardonado el día de ayer con el Premio Gabo 2018. Su trabajo fue publicado en la revista española 4W y reproducido ampliamente en internet. Lo había leído, es de una contundencia y belleza notables.

Zárate, periodista de las canteras de la escuela de periodismo de San Marcos y subdirector de la revista Etiqueta Negra, es un cronista que se ha especializado en temas ambientales, sus textos sobre Ruth Buendía, Edwin Chota o Máxima Acuña son una muestra palpable de lo que significa hacer investigación periodística sin renunciar a la buena prosa y la literatura.

El Premio Gabo es convocado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI-, con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez.

Leer más

“No tiene sentido seguir sacando oro”: Eduardo Gudynas

A veces uno pierde la fe en la llegada de los cambios que necesitamos para detener la destrucción acelerada del planeta, se lo comentaba en dos momentos distintos del día a Zacarías de Ugarte, exitoso tour conductor cusqueño y a Talía Lostaunau, la conductora de 2 en Ruta que estuvo en el Cusco después de visitar Kosñipata, en la selva próxima al Manu.

Las evidencias indican con absoluta nitidez que poco es lo que hemos avanzado en detener, por ejemplo, la deforestación y el cambio de uso de las tierras amazónicas. Dos problemas íntimamente ligados al modelo extractivista vigente en nuestro continente desde hace tanto. Difícil entonces mantener el optimismo y seguir chimbando para no zozobrar en medio de la tempestad en la que nos encontramos.

Aun así, hay que mantener la calma, contar hasta diez –o hasta cien- y seguir confiando, como confía Zacarías, en que las transformaciones que esperamos y que parecen una utopía están a la vuelta de la esquina.

Los que vivieron en los años anteriores a la Revolución Francesa, comenta Eduardo Gudynas, el pensador uruguayo que acaba de estar en Colombia hablando precisamente de extractivismos y posextractivismos, no sabían, no eran conscientes, de los grandes cambios que se darían en 1879 y en los años posteriores. Durante los estertores del Antiguo Régimen, antes de la Declaración de los Derechos Humanos y la fundación de la República Francesa, los hombres y las mujeres en general no se imaginaban que el estallido revolucionario iba a parir un tiempo nuevo, mejor, diferente en todo sentido a la época que les tocó vivir y que creían inmodificable.

Les dejo la entrevista que diera Gudynas a El Espectador, el diario de mayor circulación en Colombia. Sus comentarios señalan derroteros clarísimos para ordenar la casa común en esta parte del globo terráqueo donde vivimos. Les dejo dos: Brasil es el país minero más grande de América Latina y sus exportaciones de soya y petróleo lo convierten en el coloso del extractivismo en la región. No es, para nada, esa potencia de la modernidad y el desarrollo que nos vendieron. Y que casi todo el oro que nos esquilman los que dominan el negocio aurífero en el planeta no tiene casi ningún fin industrial. Solo sirve para incrementar la vanidad y los signos de poder de los de siempre y aumentar las calamidades sociales y ambientales que padecemos. Gudynas habla claro, hay que leerlo.

Leer más