Cámaras trampa siguen descubriendo impresionante riqueza de la Reserva Nacional Tambopata

Qué buena noticia: a la sinrazón de la delincuencia que intenta ingresar a nuestros refugios naturales para imponer su barbarie hay que responderle con más trabajo, con más investigación científica, con más promoción de lo que se ha logrado en tantos años de darle duro el monte.

En ese cometido ando aquí, en Puerto Maldinado y también La Pampa, tratando de visibilizar iniciativas como la del proyecto Wired Amazon que se lleva a cabo en los albergues de Rainforest Expeditions.

Conozco a Juan Diego Shoobridge, el biólogo a cargo del trabajo de campo del proyecto que menciono. Converso regularmente con él de lo que nos apasiona a ambos: la vida silvestre en uno de los refugios naturales más extraordinarios del planeta.

Eso es la Reserva Nacional Tambopata, el maravilloso santuario amenazado por la minería ilegal y el avance de una colonización que ya es tiempo de encausar.

Hace unos días hablé con Juan Diego a propósito de los últimos acontecimientos de violencia en el departamento que ha elegido para trabajar y vivir con su familia. Como muchos de mis amigos en la región, el accionar de la delincuencia y la inacción de las instituciones encargadas de brindar seguridad, los ha golpeado duramente. Y no es para menos.

Es necesario estar al lado de estos guardianes de la Amazonía, su trabajo es indispensable para seguir creyendo en el futuro.

Les dejo esta nota que acaba de publicar Mongabay Latam sobre la fauna del Tambopata retratada por las cientos de cámaras instaladas en el bosque. La información que están arrojando es de suma importancia para la conservación de la vida silvestre en estas selvas prístinas y encantadoras.

Salud, Juan Diego, gracias por tanto…

Leer más