Huevos de taricaya cosechados en grupos de manejo de la Reserva Nacional Pacaya-Samiria empiezan a comercializarse con éxito

La revolución amazónica tiene que ser productiva, lo acabo de mencionar en una nota que escribí en esta misma plataforma a propósito de la liberación de taricayas impulsada por la Municipalidad de Maynas en consorcio con un grupo grande de empresas privadas. Y debe ser una revolución productiva porque estamos en la obligación de preservar la Amazonía y sus ingentes recursos naturales a pesar de la obstinación del extractivismo cutre y la explosión demográfica que agota a sus ciudades y villorrios. Parece una contradicción, pero no lo es: la utilización sostenible de los recursos de sus suelos, bosques, cochas y ríos amazónicos dentro de la lógica de la conservación-productiva que venimos defendiendo por aquí ya tiene ejemplos para mostrar: el de los comités de manejo de las poblaciones de tortugas en la Reserva Nacional Pacaya-Samiria es uno de ellos. Otro, no quiero ser redundante, el que viene desarrollando el Grupo AJE a través de su marca BIO Amayu, una bebida hecha a base de “frutos del bosque”, el oro verde de nuestra exuberante Amazonía, obtenido por las propias comunidades respetando los ciclos ecosistémicos de la tierra que habitan. Les dejo esta nota que da cuenta de un nuevo aporte de la alianza productiva entre el SERNANP, el servicio nacional de áreas protegidas del Perú y las comunidades de la reserva nacional: a partir de este año podremos consumir en las ciudades huevitos de taricayas envasados al vacío gracias al trabajo de las instituciones académicas, en este caso el Instituto Tecnológico del Perú, que se vienen sumando a la revolución natural que queremos. Buen fin de semana para todos.

Leer más

Nueve destinos turísticos del Perú son reconocidos entre los más sostenibles del mundo

Perfecto, esa es la idea: convertir cada destino de los muchísimos que tenemos en el Perú en sostenible. Y no solo con el propósito de enfrentarnos con éxito al calentamiento global que ya nos cayó encima, sino también para empezar a captar a ese turista que la pandemia y todo lo que nos ha significado ha convertido en un consumidor responsable, atento a su seguridad y al cuidado que le damos al planeta. Saludo desde esta tribuna a los responsables de haber hecho bien su parte en nueve territorios que he tenido la suerte de recorrer y gozar: la Reserva Nacional Tambopata; el Alto Mayo, en San Martín; la Reserva Nacional Pacaya Samiria; Gocta y Kuelap, en Amazonas, el Santuario Histórico Bosque de Pómac; el Parque Nacional Tingo María; el lago Titicaca; el Parque Nacional Bahuaja Sonene y el cañón del Colca. A seguir porfiando, #otromundoesposible

Leer más

Los guardianes del Perú natural en tiempos de la COVID-19, un artículo de Enrique Ortiz

De acuerdo con Enrique Ortiz, los guardaparques vienen combatiendo en primera línea los efectos de la pandemia global que nos agobia así que estamos en la obligación de visibilizar su titánica y sacrificada labor. Son heroicos y se enfrentan cotidianamente a mafias poderosas y muy peligrosas: en el Perú la tala ilegal, el narcotráfico, la minería aurífera y el sempiterno olvido estatal; en el Congo, como lo hemos comentado en nuestras redes sociales, con los remanentes de la guerrilla que produjo el genocidio de Ruanda, la misma que la semana pasada asesinó a doce rangers del Parque Nacional Virunga, el área de conservación que protege la mayor población de gorilas de montaña del planeta.

Lo acaba de mencionar Kris Tompkins, el confinamiento urbano en el que andamos y la crisis económica que empieza a hacerse visible estimulan la presión sobre los recursos de las áreas protegidas para ponerlas nuevamente en peligro. En Argentina, donde opera Tompkins Conservation, los esfuerzos en la reintroducción de especies silvestres en zonas de conservación vienen sufriendo contratiempos enormes y retrocesos peligrosos.

“Mientras que el Perú, comenta Ortiz en el artículo que publicó en El Comercio hace unos días, se encuentra en cuarentena, la ilegalidad no ha descansado. Por ello, durante este tiempo cerca de 400 guardaparques permanecieron en sus puestos de trabajo en las 75 áreas protegidas de nivel nacional”, un territorio que alcanza el 17,5 de nuestro país. Tremendo esfuerzo por proteger lo que es de todos. Ha llegado el momento de valorar el trabajo de estos guardianes de nuestra riqueza natural y volver a discutir los temas que puso en agenda meses atrás Marc Dourojeanni a propósito del proyecto de ley 2854 que promueve la carrera del Guardaparque presentado en el 2017 por la bancada de Nuevo Perú.

Recuerdo haber coincidido con él en la necesidad de proveerles de un seguro especial, mejores equipos, facilidades para sus desplazamientos, teléfonos satelitales en las áreas remotas, entre otras cosas. Hemos empezado a hablar con entusiasmo de las inmensas posibilidades que ofrece el sistema nacional de áreas naturales protegidas para activar un modelo de turismo respetuoso del ambiente en que vivimos y la gente de sus entornos, incluyamos en ese sueño a los guardaparques del Perú. Celebro que Enrique Ortiz se haya ocupado de ellos en la nota que les dejo. Vamos a seguir insistiendo en este tema, es de extrema justicia y seguridad nacional.

Leer más

Liberan 500 mil taricayas en Reserva Nacional Pacaya Samiria

Me hubiera encantado participar en la campaña de liberación de las taricayas de la Reserva Nacional Pacaya Samiria de este año, una de las jornadas conservacionistas más saludables del calendario ambiental peruano. Qué importa, será para el próximo año, lo anoto entre los pendientes. Lo digo siempre que festejo el acontecimiento: el camino que hay que transitar a como dé lugar es el de la conservación productiva. No hay otro si es que de verdad queremos el compromiso de las poblaciones locales y la salvación del planeta que estamos destruyendo a pasos agigantados. Saludos a los amigos de la Reserva, en nombre de los que nos siguen en esta esquina y en las redes grados, gracias eternas por el esfuerzo y la terquedad.

Leer más

Confirman que el Manu es el lugar con mayor biodiversidad del mundo

Estamos tan acostumbrados a las malas noticias que cuando nos llega una como ésta, positiva, extraordinaria, elocuente, las enviamos inconscientemente a la sección variedades, al lado de las notas científicas o de esas que nadie lee. Así que los invito a saborear, a repasar la buena nueva que nos envía la agencia Andina, la que financiamos con nuestros impuestos El Parque Nacional del Manu, la joya de más de un millón y medio de hectáreas de megadiversidad que comparten Cusco y Madre de Dios, es el lugar del planeta con mayor diversidad de vertebrados terrestres, mucho más que los reportados en 17 sitios de extrema biodiversidad en Asica, África y Latinoamérica. Ergo, es el lugar con mayor biodiversidad del mundo.

Qué bueno. Fantástico, a saltar en un solo pie … mucho rato.

Notable esfuerzo el que realiza el SERNANP y las comunidades locales, también los científicos que trabajan en el área, por preservar un espacio de nuestro territorio groseramente apetecido por quienes quieren extraer a toda costa sus recursos, muchos de ellos energéticos. Hace 43 años que este oasis de vida silvestre y tantos sueños compartidos sigue invicto, rebosante de vida.

Como en el Parque Nacional del Manu existen en nuestro país otras áreas de notable biodiversidad, una de ellas el Parque Nacional Alto Purús, muy cerca del lugar que estamos festejando, un espacio amenazado por la construcción de una caprichosa carretera que impulsa el congresista Tubino con el apoyo –oh, qué sorpresa- de doce parlamentarios de su bancada (Castro, Salazar, Andrade, Saavedra, Lizana, Letona, Aramayo, Ramírez, Herrera, Trujillo, Petrozzi, del Aguila), que no entienden, o no quieren entender, que las vías como las que están impulsando solo han servido para destruir paraísos naturales como estos.

En fin, guarda esta información, amable lector, en estos días el Congreso nacional va a debatir el proyecto de ley 75/2016 CR, ley que declara “de necesidad pública y preferente interés nacional el desarrollo sostenible de la provincia de Purús priorizando la conectividad terrestre”. ¿Preferente interés nacional? Pamplinas, lo que hay que cuidar, por qué es de interés universal, son nuestras áreas naturales protegidas. Lo demás son meros caprichos de quienes se quedaron en el siglo pasado. O en el antepasado.

Festejemos, viajeros, este nuevo record de biodiversidad. No todo es color de hormiga, no todo alimenta la depresión.

Leer más

Pedro Gamboa, jefe del SERNANP, recibe importante premio internacional

Me da mucha alegría esta noticia que nos llega desde Fráncfort, Alemania. Pedro Gamboa, lo he dicho más de una vez, ha sabido imprimirle al SERNANP, en lo que va de su gestión, modernidad y renovados bríos. Y eso, en estos tiempos de la profunda crisis en la nave del Estado y de las campañas que pretenden tirarse abajo los avances en materia ambiental logrados con tanto esfuerzo, resulta notable, ejemplar.

Desde esta esquina le hacemos llegar nuestras felicitaciones y nuestra complacencia. A él y a todo su equipo. Da gusto constatar que no todo está pedido en materia de gestión pública. Da gusto tener a la mano ejemplos que mostrar para defender el tino en el cuidado de los bienes comunes.

Leer más

¿Quieres ser un hincha de la conservación? Sernanp lanza interesante convocatoria

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) lanza por segundo año consecutivo el programa “Hinchas de la Conservación”, una original iniciativa que tiene como objetivo conformar una combativa brigada de promotores voluntarios de la conservación del patrimonio que se protege en las áreas naturales del sistema. Están listas las inscripciones, a participar …

Leer más