El encuentro anual de Conservación Voluntaria y Comunal en la Amazonía peruana será en Chachapoyas

Qué buena noticia y qué ganas de darme una vuelta por Chachapoyas para conocer de cerca las historias de tantos peruanos alineados en el mismo partidor e idéntica ilusión: salvar los bosques amazónicos de la depredación para convertirlos en despensas de futuro. La nota que me envían los amigos de Amazónicos por la Amazonía (AMPA) me alegró la mañana. De verdad.

Sucede que hace unos minutos me comuniqué con los compañeros de ECOMUSA, la empresa comunal que administra siete mil hectáreas de bosques en Tahuamanu, Madre de Dios, quienes me fueron contando, uno a uno, los golpes arteros que reciben todos los días de una legión de invasores -agricultores y madereros- que se meten en el predio que el Estado les entregó con la intención de destruir el sueño de de vivir de los shiringales que los veintidós asociados heredaron de sus padres y abuelos.

Nefasto. Los guardianes de esa porción del bosque maternitano no pueden vivir tranquilos y hacer negocios lícitos por el asedio de un grupo de buscapleitos profesionales que están a punto de obtener su condenable objetivo: que los concesionarios abandonen la concesión para que esta revierta al Estado. O sea, a ellos, que se convertirán en dueños,al minuto siguiente de consumada la tragedia, de miles de hectáreas de bosques llenos de shiringa.

Por eso es que confío, aplaudo e impulso desde esta humilde trinchera la construcción de redes de solidaridad y compromiso como las que han tejido los compañeros que vienen construyendo de a poquitos y con tanta alegría el magnífico sueño de la conservación privada y comunal en la Amazonía peruana.

Palmas de pie para ellos.

Leer más

Marañón sin represas. Ambientalista Robert Kennedy Jr. se suma a la conservación del río

En julio del año pasado los muchachos de Conservamos por Naturaleza, con Bruno Monteferri a la cabeza , navegaron el Marañón, el río que inmortalizara el escritor Ciro Alegría en “La Serpiente de Oro”, para llamar la atención sobre la inminente y desatinada construcción de ocho represas a lo largo de su cauce. Represas puestas al servicio de la obtención de energía para la exportación y, seguramente, jugosas ganancias a cambio de la destrucción de una de las cuencas más extraordinarias del planeta, según lo que cuentan el propio Bruno y el documentalista Rocky Contos en un video que circula por YouTube y que también les estoy copiando.

El caso es que la construcción de la megaobra sigue en pie a pesar de que no se han levantado las observaciones que colectivos tan importantes como Marañón Waterkeeper y la propia Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) hicieran en nombre de una opinión pública distraída en otros menesteres. Nosotros nos hemos plegado a la causa, conocemos la zona y somos conscientes de su extraordinario potencial turístico –Contos llega a comparar el cañón del Marañón con el del Colorado- y económico.

Esta semana visitó Lima el influyente ambientalista Robert Kennedy Jr. quien se ha sumado a la campaña “Marañón sin represas”. En nuestra ciudad logró reunirse con los ministros Zavala, Galarza (Ambiente) y Tamayo (Energía y Minas) para trasladarles las preocupaciones que su institución y otras organizaciones conservacionistas tienen al respecto. Esperamos una pronta reacción del nuevo gobierno; como lo ha comentado a la periodista Gabriela Machuca, de Somos, el abogado Kennedy, no hay razones de peso que justifiquen el apuro de los inversionistas en empezar a ejecutar la megaobra como se pretende. Vamos a estar muy alertas a lo que se viene.

Buen domingo para todos.

Leer más

Se crean cuatro Áreas de Conservación Privada para proteger la biodiversidad de Piura

Se siguen multiplicando las áreas de conservación privada por todo el país, qué buena noticia, ya llegan casi a cien y amenazan con ser mucho más, síntoma evidente de que el sistema funciona y que tiene la virtud de entusiasmar a pobladores de todas las regiones de nuestro país.

Justamente de este tema estuve hablando el lunes que pasó con Pedro Solano, de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, la institución que ha acompañado este proceso desde el año 2001 cuando se crea la primera ACP del Perú en la comunidad campesina de Santa Catalina de Chongoyape, en Lambayeque.

Pedro me refirió que su organización, que si bien es cierto estuvo detrás de casi todos los expedientes técnicos que posibilitaron la admisión de los primeros predios al sistema de ACP que maneja el SERNANP, hace un buen tiempo que ha ido dejando que el proceso camine solo debido a que los expedientes empiezan a ser preparados y tramitados por los propios interesados debido a los aprendizajes que tanto el Estado como los propietarios privados, muchas veces comunidades, han obtenido en estos quince años de éxitos resonantes.

Qué bueno, la conservación voluntaria es uno de los grandes logros del movimiento ambiental peruano, felicidades para todos.

Leer más