Quinta Rústica / Patria

La historia de la señora Olarte es como la de tantos emprendedores provincianos de este país inacabable. Un día cualquiera la profesora del colegio fiscal del centro poblado de Patria, en el distrito cusqueño de Kosñipata, Marina lo recuerda como si fuera ayer, le pidió que le preparara algo para comer. En Patria, entonces, no habían restaurantes ni nada parecido. De eso hace diez años o tal vez un poco más…

La sorprendida Marina, que entonces se dedicaba a su chacra y a pasarla mal, mató una gallina, preparó lo que pudo e increíblemente el éxito no tardó en llegar.

Leer más