Laura Samaniego, gerente general de Amazon Journeys. Turismo y Conservación: una propuesta novedosa para salvar la Amazonía

Mi opinión

Nos reunimos en Puerto Maldonado, la capital de la Biodiversidad de nuestro país, con Laura Samaniego Mapelli, gerente general de Amazon Journeys, una empresa nueva en el sector que es impulsada por Conservación Amazónica-ACCA, una ONG ambientalista con mucho trajínen el mundo de la conservación de nuestra biodiversidad.

El turismo científico es otro segmento en franco crecimiento. Amazon Journeys apunta a consolidar una propuesta nueva y muy vigorosa para vincular turismo, ciencia y conservación. Una propuesta tan atractiva como pasar unos días en las fabulosas estaciones biológicas que maneja en la Amazonía sur del Perú.

 

El trabajo de ACCA liderando proyectos de protección de la naturaleza, especialmente en los departamentos de Madre de Dios y Cusco, es conocido; sin embargo, ahora se lanzan a la aventura del turismo ¿qué los ha animado a dar ese salto?

Efectivamente, ACCA tiene diecinueve años de presencia continua en la Amazonía, principalmente a través del manejo de las estaciones biológicas de Wayqecha y Villa Carmen, en el Cusco y la de Los Amigos, en el departamento de Madre de Dios, las tres muy reconocidas a nivel mundial por los aportes realizados por los investigadores que han utilizado sus instalaciones al desarrollo de la ciencia en general y a la conservación de los bosques amazónicos en particular.

Esa es nuestra misión: contribuir a generar ciencia de calidad para la conservación del paisaje amazónico y su biodiversidad.

En esa búsqueda y conscientes de los cambios que están sucediendo en el mundo de la conservación es que empezamos a mirar otros mercados turísticos con el objetivo de lograr la sostenibilidad financiera en todas nuestras operaciones.

Canopy en Wayqecha. Foto Chema Fomentí / Conservación Amazónica ACCA
Canopy en Wayqecha. Foto Chema Fomentí / Conservación Amazónica ACCA

¿Incursionar en el turismo para generar sostenibilidad?

Somos una organización de la sociedad civil que ha hecho lo imposible por obtener los recursos económicos que permitan sostener la calidad de la operación en cada una de nuestras estaciones biológicas. Los pagos de los investigadores, el aporte de los voluntarios, el desembolso económico que se hace por los cursos que ofrecemos sirven principalmente para cubrir los costos que genera la permanencia de nuestros visitantes. Esa es nuestra contribución. Sin embargo, se trata de crecer, de sostener en el tiempo el trabajo que hacemos…

Tarea complicada, ¿no?, el mercado turístico peruano es altamente competitivo.

Sí, lo sabemos, para nosotros el turismo es la herramienta que necesitamos para seguir realizando nuestro trabajo, para seguir generando ciencia. Es por ello que decidimos crear, en julio del año pasado, Amazon Journeys, una empresa de propiedad de Conservación Amazónica ACCA cuya finalidad es administrar las tres estaciones biológicas y comercializar nuestra oferta turística.

Una empresa, me imagino, que mire el turismo, tratando de entender la dinámica de sus nichos, segmentos, mercados…

Sí, esa es la idea. El segmento turístico con el que trabajamos es muy específico, muy especializado: avistamiento de aves, turismo de naturaleza, turismo científico, ecoturismo. Lo que queremos ahora es vincular a esos turistas, de la manera más amigable posible, con el trabajo científico que promovemos y desde esa perspectiva enriquecer su experiencia de viaje.

¿Cómo?

Tratando de articular el trabajo que desarrollan los científicos en nuestras tres estaciones con aquello que han venido a buscar los turistas que nos visitan y que este relacionamiento sea respetuoso en todo momento. Que cada uno conozca el trabajo, el interés y la motivación del otro

¿Me imagino que la infraestructura de cada una de las estaciones lo permite?

Sí, por supuesto. Los investigadores tienen trochas de uso exclusivo donde realizan sus estudios y los monitoreos que programan. En nuestras estaciones la relación entre investigadores y turistas se da de manera espontánea, cómoda, tenemos ambientes totalmente identificados para científicos y para turistas.

¿Turistas receptivos o nacionales?

El receptivo es el segmento del mercado que conocemos mejor, tenemos experiencia en manejar grupos que vienen de afuera. Sin embargo, apuntamos también al turista nacional, responsable, a un turista peruano interesado en involucrarse con las actividades de conservación que desarrollamos. Un turista que busca enriquecer su experiencia de viaje con la adquisición de nuevos conocimientos.

Estación Biológica de Wayqecha. Foto Christian Quispe / Conservación Amazónica ACCA
Estación Biológica de Wayqecha. Foto Christian Quispe / Conservación Amazónica ACCA

Cambiar para seguir creciendo

¿Me imagino que el cambio institucional realizado ha sido difícil?

No sé si difícil, prefiero decir que ha sido un cambio organizacional profundo

. Al crear la empresa los que formábamos parte del equipo que veíamos la operación de las tres estaciones biológicas de ACCA hemos pasado a ser parte del staff de Amazon Journeys. La nueva organización tiene su propia dinámica, su gerencia general, su organigrama funcional…

¿Qué están haciendo para convertir las estaciones biológicas en eco-albergues amigables para los turistas que están convocando?

No queremos romper la imagen que se tiene de nuestras estaciones, nos ha costado mucho consolidar nuestra propuesta. Los turistas van a llegar a una estación biológica que tiene ambientes cómodos, que tiene el confort y los atractivos que vino a buscar y que son las motivaciones principales de su viaje. En eso hemos trabajado a lo largo de estos últimos años.

¿De las tres estaciones biológicas que manejan cuál es la que reúne las condiciones más apropiadas para que se desarrolle el tipo de propuesta que Amazon Journeys está impulsando?

Estamos trabajando en un proceso de estandarización de nuestros servicios en las tres estaciones. Empezamos en la Estación Biológica Los Amigos en Madre de Dios, que es la primera que adquirió ACCA y que es reconocida en la comunidad científica internacional por los aportes que ha realizado. Luego hicimos lo propio en las estaciones de Wayqecha y Villa Carmen, ambas en el distrito de Kosñipata, un lugar del Perú privilegiado por la presencia de una gradiente altitudinal con un potencial muy grande de biodiversidad. Estas estaciones cusqueñas, por llamarlas de alguna manera, son las que tienen mayor flujo turístico debido a su ubicación y por la cercanía que tienen al Parque Nacional del Manu, estamos en la zona de amortiguamiento del Parque, un destino de naturaleza muy cotizado por los turistas, sobre todo por los birdwatchings que llegan a nuestro país.

¿Cómo están promocionado las estaciones bajo su responsabilidad?

Por ahora con mucho perfil bajo (risas) porque estamos armando el escenario adecuado donde nos vamos a mover en los próximos años… Estamos participando como Amazon Journeys en reuniones de trabajo con agencias y también en ferias tanto en Perú como en el extranjero. En Estados Unidos, nuestro mercado más fuerte, hemos estado en dos ferias vinculadas a las aves, en el mundo del turismo especializado ese segmento sigue creciendo…

Estación Biológica Villa Carmen. Foto Daniel Huamán / Conservación Amazónica ACCA
Estación Biológica Villa Carmen. Foto Daniel Huamán / Conservación Amazónica ACCA

¿Y el sector turismo?, ¿cómo los ha recibido el sector turismo?

Nos ha recibido muy bien, no te olvides que ACCA siempre ha estado vinculado al sector de una u otra forma, nos hemos caracterizado como institución por nuestro apoyo constante a los emprendedores y a las poblaciones de los entornos donde trabajamos. Coordinamos permanentemente con MINCETUR, con las DIRCETUR tanto del Cusco como de Madre de Dios y ahora somos parte de APTAE, el gremio de los empresarios y empresas vinculado al turismo de naturaleza y el ecoturismo.

Qué bueno, ¿cuáles han sido los objetivos de Amazon Journeys en este primer año de operación?

Nuestro primer objetivo ha sido el de estandarizar los servicios de nuestras estaciones, consolidando nuestros productos turísticos. Eso como comprenderás ha sido una tarea compleja que hemos realizado cuidando el más mínimo detalle. Nos hemos dedicado a incrementar la calidad de los productos turísticos que ofrecemos en las tres estaciones vinculándolos a las propuestas que han desarrollado las comunidades en el ámbito de nuestra intervención. Nos interesa generar más puestos de trabajo alrededor de nuestra operación.

Ciencia y turismo para todos

Una pregunta suelta, ¿los turistas que visitan las estaciones que maneja Amazon Journeys son todos adultos?

Para nada, tenemos que dejar de lado ese paradigma, a nuestras tres estaciones puede venir la familia entera. Los protocolos de seguridad son muy exigentes, hemos trabajado muy duro en asegurarnos que la experiencia para los niños y los adultos sea inolvidable. Enriquecedora.

¿Qué ver en Wayqecha, por ejemplo?

En Wayqecha nuestro canopy es excepcional; tanto niños como adultos la pasan genial en las trochas cercanas y en el puente colgante. Tenemos también un circuito de orquídeas que en época de floración es simplemente fantástico. Y Tres Cruces, estamos muy cerquita al mirador que permite ver la salida del sol sobre el manto de nubes.

¿Tiempo ideal?

El paquete ideal para visitar Wayqecha es de 3 días y 2 noches. Los cusqueños, por ejemplo, podrían hacerlo en un full day, nosotros damos ese servicio, pero también pueden quedarse a dormir una noche (2D/1N), recuerda que nuestra estación se encuentra a cuatro horas de la ciudad del Cusco.

Estación Biológica Los Amigos. Foto Daniel Huamán / Conservación Amazónica ACCA
Estación Biológica Los Amigos. Foto Daniel Huamán / Conservación Amazónica ACCA

¿Y en Villa Carmen?

En Villa Carmen hemos elaborado un programa de agricultura sostenible que permite a nuestros visitantes apreciar cultivos orgánicos y medicinales muy interesantes y una caída de agua de lujo. Paseos en bote por el río Piñi Piñi para verla gran diversidad de flora y fauna de estos bosques mágicos.

El paisaje de Villa Carmen es impresionante, es posible visitar también la comunidad nativa de Huacaria donde los niños pueden pescar su propio paco y llevarlo directamente a la cocina para que nuestro chef les prepare una delicia.

¿Los Amigos?

Allí tenemos el río Los Amigos, un tributario del Madre de Dios, un cauce fluivial lleno de vida rodeado de una selva auténtica. El paisaje es majestuoso y dentro del mismo resulta una emoción inenarrable ver la gran cantidad de primates en las copas de los árboles.

¿Es posible conocer las tres estaciones a la vez

Claro que sí… ese programa es extraordinario: diez días entre el bosque de neblina y la selva baja del Perú. En ese viaje el visitante se da el lujo de conocer el Parque Nacional y la Reserva de Biosfera del Manu, la fabulosa Reserva Comunal Amarakaeri, navegando por los ríos Alto Madre de Dios y el Madre de Dios, nuestras tres estaciones biológicas y en Puerto Maldonado, si tienen tiempo, pueden visitar la Reserva Nacional Tambopata y el Parque Nacional Bahuaja Sonene. Realmente el viaje soñado.

Fantástico, ¿cómo los ubicamos?

Por ahora en la página institucional de Conservación Amazónica  ACCA (http://www.acca.org.pe/). Estamos trabajando, como te dije, en nuestra estrategia de posicionamiento, cuando esté totalmente afinada lanzaremos la web de Amazon Journeys. Tenemos presencia en redes sociales y en el boca a boca nadie nos gana. Nos han visitado muchos periodistas y amigos de la naturaleza, vamos creciendo silenciosamente, pero el próximo año…

3/9/2018